Bonefish con Mosca Bajo la Lluvia “Chupetas Shallow Water VII”

marzo 19, 2012 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

bonefish-lluvia7
Texto Diego Flores. Fotos Germán Cerrotti y Diego Flores.

El día amanece horripilante, una cortina de agua impide ver más allá de los 30 metros. Los tarponeros, felices y bochincheros, se enfundan en coloridos trajes de agua. Regresan al sempiterno sueño del monstruo, a su rutina de pesca a ciegas anclados en canales y playas.

Les envidio el entusiasmo. Yo estoy desecho,.. a mitad de mi primera excursión tropical una violenta tormenta marca el final de mi pesca más deseada: el macabí con mosca. Hasta el año que viene…

Ya salieron todos, solo quedamos Tarucher y quien escribe (Team Coronado). Con esas condiciones el guía Juan Carlos es claro,.. – spinning o spinning, cerca y con almuerzo en el barco!!! Pasados de señuelo, con muchas ganas de mosquear, no dan ganas de salir. Son casi las nueve de la mañana y miro la lluvia en silencio por largo rato. A tristeza nao tem fin……

Le pregunto a Juanka si existe la posibilidad de hacer una variada liviana a ciegas, con equipo Nº 6. Algún hueco divertido donde despuntar el vicio con pargos o jureles sin importar tamaño. Uno de sus colegas propone ir al sumidero, una especie de menuco u ojo de agua marino que congrega muchísimos peces cuando el agua corre fuerte. Partimos bajo la lluvia…. A la media hora de sacar algunos pargos jaí (nada de más de 500 gr.) a Juanka se le prende la lamparita, ¡tengo un pálpito con el macabí, está bajo, llueve menos, la visibilidad mejoró un poco, vamos a los bajos que pescamos el primer día!!!!

bonfish-lluvia
Dicen que lo mejor es estar pescando, y preferimos ir a tras los huesos aunque ni siquiera los veamos.

Navegamos quince minutos y empieza el puleo, arte que los guías cubanos manejan con soltura natural. Pasan 200, 300, 500 metros de flat completamente estéril hasta que nos encontramos con un grupo de bonefish espantadizos que no se dejan pescar. A lo lejos se ven colas y estelas, como siempre, tan en seco que el skiff no puede acceder. Es momento de lo más lindo, de la “verdad” del bone: el doing yourself. Sin ventajas, sin bote, sin compañero, sin guía, vadeando en un marco de silencio absoluto y completa intimidad.

Taru y Juanka agarran para la izquierda, yo huyo la derecha, donde el flat levantaba en dirección a una playita rocosa. Necesito estar solo, un instinto me dice que el bacalao se corta en lo más bajo del bajo, en dirección a un islote seco que lentamente comienza a taparse con la marea.

Agua planchada, garúa como púas y una visibilidad efectiva de no más de diez pasos. La única chance de ponerse a tiro de un bone es un vadeo sigiloso, con movimientos corporales muy suaves. Afortunadamente el fondo tiene parches claros y es relativamente firme para la caminata. A los pocos pasos me encuentro con un lindo bonefish a solo 8 metros, nadando muy despacio. Su librea, que cambia como un camaleón, luce intensas rayas transversales oscuras (parece un tigre). Estoy tan sorprendido como feliz: a pesar del cielo plomizo es posible verlos, y con tan escasa luminosidad parecen no asustarse. O mejor dicho, mi presencia (siempre que me mueva muy suave) les es completamente indiferente.

bonefish-lluvia3
Realizo un cast casi llovido sin éxito; otro cast más preciso y toma. Corre largo y a mitad de la lucha se desprende…. Que felicidad ¡estoy pescando bonefish carajo!!!!

Camino 100 metros más con el agua a los tobillos y me encuentro una pareja rasgando delicadamente la superficie. Les tiro, el más cercano se abre, toma y tras una hermosa pelea de 4 o 5 minutos ensayo una una autofoto. Busco a su ladero pero no lo encuentro, huyo muy, muy lejos…

Sigo vadeando, con esa paz del que busca un rise de otoño en la Patagonia. Me asaltan muchas de las sensaciones (sensaciones no imágenes) de mis más hermosas pescas con secas en el Malleo. Todo es tan parecido y a la vez tan diferente…

Me cruzo con dos solitarios pero rechazan mi mosca. Es tiempo de cambiar patrones, de encontrarle la vuelta a esta selectividad bonfineana que me es completamente desconocida.

Tras un corto rececho me choco otro bonefish a no más de 4 metros, completamente inmóvil, como dormido en un pocito. Hago un rol y la mosca le cae en la ñata dibujando una aureola muy natural. El sonido parece despertarlo, se sacude la modorra y toma el patrón con la delicadeza de una chanchita. Lo clavo, tras un delay de un segundo huye zigzageando como una gacela. El agua explota en cada coletazo,… es impresionante la velocidad que desarrolla un bonefish, cuanto más bajo es el flat, más rápida y frenética es su corrida. En uno de su dribleos pasa por debajo de un colchón de turtle grass, hace una L con el baking y se desprende.

bonefish-lluvia6
En mi mente retumban las palabras de Tito Fontana: “Diego si vadeas sin ruido a los bonefish de Cuba los pescas con una mojarrera”… Tito nadie duda que estás completamente loco, y mientras me decías eso te creía más loco que nunca… Cuanta lucidez, cuantos mitos al pedo, cuantas cosas que no figuran en los libros dedicados al Albula vulpes….

Sigo caminando paralelo al seco. A unos 40 metros veo un bone muy bueno, tailenado con verdadero frenesí. Parece un tano comiendo una tallarinada,… pienso para adentro- amigo que sabrosos están esos bivavos y poliquetos!!!

La distancia entre la aleta dorsal y la caudal indica que es un barraco largo y gordo, de 2,5 kg largos, tal vez 3…. La escena dura segundos, pero es de las más excitantes de mi vida como pescador.

Desaparece, y con un pez tan rápido me carcome la duda de si tengo chances de interceptarlo. Unos metros más adelante reaparece con su hozada nerviosa. De allí en más, entre sombras y estelas en superficie, no le saco la mirada de encima. Me le acerco y él se me acerca aún más… El primer tiro cae corto (mejor que largo y espante), la segunda presentación es buena, sigue con decisión, toma, siento el peso pero no lo llego a clavar. Escapa como un rayo lavantando un hongo de barro…

bonefish-lluvia5
Maldigo, y para mi sorpresa el pez se detiene en seco 20 metros más adelante y retoma su alimentación. No puedo creerlo!!!

Doy unos pasos, le tiro, sigue la mosca un largo trecho, la tarasconea y marro nuevamente la clavada. Al instante dibuja un rápido círculo sobre sí mismo y me queda a las doce, completamente de frente. Tiemblo como una cimbra, tiene el lomo grueso como un bogón de puerto!!!

No puedo creer en mi suerte, y a la vez no puedo creer en mi desgracia,.. con el mejor bonefish de mi vida estático a solo 6 o 7 metros. Le pongo la mosca justo. Sigue y no toma, acelero los stripeos y sigue si tomar… Cuando solo me separan la caña, medio metro de línea y el leader abre la boca. Tan encimados, es pique y corrida en un solo movimiento. El corte es instantáneo y se lleva mi mosca de piercing… Allá lejos lo veo perderse en el maglar. Lo único que queda como evidencia es una nube de detritos, como los chorros blanquecinos que dejan los aviones en el cielo…

Por un lado me quiero morir por perder mi mejor pez del viaje, y por otro agradezco la picantísima experiencia vivida. Un bonefish de 3 kilos, que pique tres veces seguidas sin espantarse y termine tomando casi a mis pies no es algo que pase todos los días…

Toda la paz que tenía desaparece. Pierdo el control, hiervo de ansiedad, no puedo anudar la mosca, las manos me tiemblan descontroladas. Debo parar, respirar, serenarme, de lo contrario el espiral descendente de errores será inevitable…. Y esto con el bone se paga muy caro.

bonefish-lluvia4
A unos 100 metros aparece un pez tan bueno como el anterior, poseso de un frenesí gastronómico aún mayor. Esta tan en seco que por momentos navega con medio cuerpo fuera del agua. Trato de vadear lo suficientemente rápido para alcanzarlo y lo suficientemente lento para no espantarlo. A medio camino una estela delata un macabí más cercano. Nada especial, otro más de los bonesfish turistas que saque en cantidad. No merece ser pescado, y sigo tras el bueno del horizonte.

Repienso para mis adentros, -y si me quedo sin el pan y sin la torta,… ma si yo le tiro!!-. Me da dos cast, al segundo toma, y empieza a correr. Donde un bonefish promedio tendría que ir disminuyendo la velocidad de la primera corrida este sigue acelerando… El nudo dacron/gel spun, marca que salieron 90 metros de backing, enlaza un mangle y sigue corriendo. Aflojo la tensión de freno para que la línea deslice sin cortar. Nos separan 130 metros largos. Es de los grosos, que error de cálculo visual!!!

Siguiendo los consejos de Joe Cleare (el ser humano con más horas de bonefish del planeta tierra), le saco presión, se queda quietito en el lugar y me da tiempo a destrabar el backing del mangle. Tenso, corre y engancha de nuevo… repito la treta del afloje y zafo nuevamente del corte.

En los libros hablan de tres corridas en orden descendente. Es indudable que este bonefish nunca leyó un libro, ya que corre una y otra vez sin cesar. Y lo que vienen mansos,… minga!!!. Van como 10 minutos de lucha, se pone cada vez más macaco. No lo puedo arrimar y el ancho del lomo no me permite tomarlo con las manos.

bone-grande
Por fin lo tomo. Otro bonefish de los buenos, otro bonefish sin fotos en mis vadeos solitarios

Me resigno a largarlo sin registro, lo llevo a la playa, y a pesar de no parar nunca de moverse lo inmortalizo con el equipo como referencia. El largo total es de 64 o 65 cm, poco menos que el largo de un tramo de la caña. Según la tabla del libro de Dick Brown anda por los 3 kg….

Voy por el otro grande, pero Taru y Juanka que vienen dando la vuelta me lo arrean lejos. Ellos se suben al bote y yo sigo de vadeo. El flat se pone cada vez más profundo, y espanto una barracuda enorme. Si hay macabíes, con agua alta y sin marcas en superficie, detectarlos resulta imposible. Quiero estirar la experiencia, pero no da para más. Me resisto a asumirlo, pero todo terminó…

Dicen que la noche es más oscura junto antes del amanecer. Yo tuve la mejor pesca de bonefish del viaje (por modo y calidad) cuando pensé que todo estaba perdido. La pesca siempre da revancha, pero igual aconsejo nunca darse por vencido. Hasta la próxima…

Comentarios

6 Respuestas para “Bonefish con Mosca Bajo la Lluvia “Chupetas Shallow Water VII””
  1. Pablo dice:

    Excelente relato. Felicitaciones…
    Pablo.

  2. German dice:

    Muy bueno, te felicito…

  3. Diego Flores dice:

    Muchas gracias a ambos, en breve nuevas notas de bonefish versión 2012!!!

  4. Claudio Lezcano dice:

    Ufff… simplemente aplausos!

  5. Marcelo Santile dice:

    Que relato por dios!!!!, no entiendo nada de pesca con mosca, pero estoy leyendo tus notas una atras de la otra y no puedo parar!!!, este relato me puso los pelos de punta!!!

    Felicitaciones por las pescas que has realizado, y una felicitacion extra por saber transmitirlas de esa manera!!!

  6. Diego Fayos dice:

    Sin desperdicio alguno, impecable.