Carpas con Mosca: Sutileza Extrema con Ninfas y Secas

mayo 5, 2011 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

carpas-salado-9

Por Diego Flores. Fotos Juan Biset y Matías Sansone.

Cada día que pasa tomo mayor conciencia del gran valor que tiene la carpa como pez deportivo, a las ciclópeas exigencias que puede someternos cuando vamos tras ella con una caña de mosca. Gran parte se debe al know how : si uno quiere pescar dorados, truchas o tarariras, como ejemplo de otros peces, se dispone de guías, servicios de todo tipo y toneladas de información en Internet. Pero ante la pregunta ¿dónde vamos a pescar carpas con mosca? la página está en blanco. Hay que salir por nuestra cuenta, experimentar, usar la imaginación, saltar al vacío sin dato. Como decían los viejos “hacerse de abajo…

Puede ser que dentro de 10 años para pescar carpas con mosca solo baste con entrar a Facebook y cotejar lugares. Hoy por hoy, solo dependemos de nosotros mismos, lo cual le da un enorme valor a nuestros lances.

carpas-salado-7

El último jueves de Abril fuimos con un grupo de alumnos de la “Escuela de Pesca Diego Flores” a pescar con mosca al río Salado, a solo 163 Km. de Capital Federal siguiendo un dato de muchos doradillos de 1 a 2 Kg. Así dimos forma a la “Expedición Río Salado a la Nada”, una salida de vadeo, cercana y barata, donde pudieran hacer su experiencia con este pez. Como back up estaban los dientudos, pejerreyes, carpas y lisas. Definitivamente, algo íbamos a sacar con mosca jajajaja!!!

Fuimos al Pesquero Arroupe, que dispone de más de 10 Km. de río con una huella que lo bordea. Afortunadamente los pescadores de carnada, tienen la costumbre de pescar todos hacinados, y fue cuestión de alejarnos un poco para encontrar un curso solitario, desbordante de vida, llámense peces o aves acuáticas. Los rises y saltos abundaban por doquier, proviniendo de varias especies ícticas distintas.

carpa-salado-mosca1

Nuestro anhelo con los dorados se diluyo al minuto, una semana antes eran la peste de los pescadores de lisa y pejerrey, pero un ingreso de agua marina los corrió por completo. Buscando flechas de plata y alguna carpa chica, armé mi TFO Finesse Nº 3 con una línea flotante, y puse en mi riñonera un set de pequeños streamers, ninfas y engendros de musgos. Los intentos con los pejerreyes fueron nulos, los wakes que inicialmente atribuimos a este pez eran lisas canaleras (15 a 30 cm), absolutamente imposibles.

Durante el mediodía nos dedicamos más que nada a scoutear el lugar, buscando carpas taileando en la costa, pero solo encontramos dos peces que no dieron oportunidad de siquiera hacerles una presentación. Como si fueran clarividentes advertían nuestra presencia y desaparecían sin darnos la menor chance. Cuando se lo proponen, las carpas son los peces más huidizos que conozco (ver Carpas con Mosca en el Arroyo Characato (Córdoba- Argentina).

Fue así que almorzamos, y decidimos recorrer el Salado aguas abajo para encontrar una mejor estructura ambiente.

rap-pucho

Aquí el río se encuentra canalizado, ha perdido completamente su condición natural. Argentina debe ser el único país que tira el agua dulce al mar!!! Donde otrora había meandros, bañados o juncales, hoy hay una especie de medio caño casi recto, de bordes barrancosos y carcomidos. Sin estructura evidente, la lectura de aguas se hace muy, muy difícil. No había otra que calzarse los polarizados y gastar mucha suela cazando peces con la vista.

Mientras Tito Fontana y el resto de la trouppe partió aguas abajo, Juan y quien escribe caminamos aguas arriba con el sol a nuestro favor. Si bien el cielo nublado y la resolana nos jugaban en contra para detectar los peces, el agua bastante clara (unos 30 cm de visibilidad) ayudaba bastante. Nuestra suerte mejoró, y a unos 50 metros encontramos 3 carpas haciendo tailing en una playa de arena y conchilla de apenas 15 cm de profundidad. Presentamos nuestras moscas y apenas advirtieron nuestra presencia desaparecieron. Durante una hora y media, cada ejemplar que encontrábamos nos denigraba como la peor trucha aprendida de Junín de los Andes. Realmente intentamos de todo, acumulando solo rechazos!!!

carpa-mosca-salado4

La lista de ofrecimientos pasó por ninfas, engendros con patas de goma y todo tipo de moscas vegetales. Lo mismo fue pasando con los tippets que bajamos del 0X al 3X sin respuesta. Nada, absolutamente nada las convencía….

Llegado a este punto tomé medidas extremas y afiné todo al máximo: quite  prácticamente todo el butt del leader para suavizar la presentación y afine el tippet a un 0,14 mm. Como mosca elegí una Goddard Caddis Nº 14, que me pareció una buena imitación de los grumos que las carpas sorbían cada tanto en superficie. Un par amagaron a subir a esta seca, pero sin resultado. Entonces tomé medidas aún más extremas armando un dropper con una Soft Hackle Peacock Nº 14, colgada a 15 cm de la seca. En cuanto a la presentación, ya no les caería cerca  del hocico sino, que castearía 1 m aguas arriba, dejando que el viento le entrara la húmeda “colgada” lo más natural posible. La carpa no es un pez cazador, si la mosca no pasa a escasos centímetros de su boca no toma. Y así fue como el primer pez picó sin dudar…., la configuración de húmeda suspendida derivando en su línea de natación, se había transformado en el ticket ganador.

carpas-salado-8

Descubierta la pólvora y afinada la vista, los números de las siguientes 2 horas fueron: unas 30 carpas vistas que dieron 5 piques más, dos a la seca y tres a la húmeda. De las que tomaron la Soft Hackle solo malogré una. Las que subieron a la seca droppeada se perdieron todas: bastaba que el nylon se apoyara en “ambas” comisuras de su boca, para que huyeran como si hubieran visto al demonio. Realmente es terrible la sensibilidad de sus labios, hasta parecía que les cambiaba el rictus cuando detectaban el monofilamento.

Con 4 carpas landeadas de entre 1 y 1,8 Kg. de peso, desbordaba de felicidad!!!  Se trataron un adversario durísimo, de haber sido truchas la cuenta sin dudas se  hubiera triplicado o cuadriplicado…

Juan, que hasta el momento oficiaba de fotógrafo, se desangraba por sacar aunque sea una. Así que me puse de guía y lo paré ante 4 o 5 peces muy pescables, sin resultado. No fue su culpa, la situación lo desbordaba, estaba completamente fuera de sus límites….

tito-boga

Entonces caí en la cuenta. Cuando este verano fui a pescar doradillos al Río de la Plata con mosca me acompaño Javier Torre, un amigo principiante en la modalidad. Correctamente orientado por quién escribe pescó realmente bien, e incluso un día me hizo un sobretodo de escamas. Ese mismo pescador, sometido a equipos infinitamente más sutiles, presentaciones en una taza de té, y un pez muy asustadizo, no tuvo la más mínima chance.

¡Tomen a este pensamiento a la hora de valorar una especie deportiva..!!!!

Más allá de que los alumnos no pudieron pescar, el aprendizaje fue muy bueno y pasamos un día excelente. Saber que hay una pesca tan calificada a dos horas de casa, que existe vida más allá de las truchas fue una enorme motivación. La excentricidad del día fue una boga sacada por mosca por Tito Fontana, entre varios piques similares que no se pincharon. La cantidad de boguitas  de 300 gr a 1,2 kg, era terrible y ameritaba pescarlas con mosca. Pero había que vadear profundo: muy fresco y sin waders no dio hacer la prueba. Volveremos!!!!!!!!!!!

carpas-escuela

Conceptos Muy Importantes

  • Ubicar las carpas es la clave del asunto, hay que caminar y cazarlas con los ojos.
  • Olvídese de pescar a ciegas hacia el centro, es 100% sight fishing (pez visto) sobre el agua baja de los bordes.
  • Los polarizados son indispensables, sol cenital y falta de viento ayudan mucho.
  • Están agrupadas, a veces se camina 500 metros y no se ve ninguna, otras en 100 m encontramos 10.
  • Se las ve comiendo sobre la costa, haciendo tailing, a veces en menos de 15 cm de agua con medio lomo afuera. La situación de pesca es un híbrido entre un bonefish y una trucha selectiva.
  • En este contexto el acercamiento debe ser ultracuidado, pisando suave y sin proyectar sombras, caso contrario solo veremos nubes de barro!!!!

devolucion

  • Mover la caña enérgicamente durante el casteo también las espanta.
  • Los peces se ubicaban en las pequeñas bahías que forman las barrancas socavadas por el oleaje, que funcionan como un pocket water que concentra alimento.
  • La lucha de las carpas variaba notablemente según el ejemplar: mientras algunos apenas peleaban (flacos), los más robustos recuerdan una trucha marrón del mismo peso, menos explosiva pero con más resto.
  • Con el río Salado tan bajo se lo pesca como un lago longilíneo. El viento gravita más que la corriente.
  • No hay que castear encima de los peces; se asustan. Hay que presentar a 1 metro y dragear la línea muy suavemente para que entre en su ventana de visión
  • La presentación de ninfa/húmeda suspendida al paso del pez, a la altura de la boca, es por lejos la configuración más rendidora.
  • El año pasado con aguas altas, había mucha carpa migratoria del Río de la Plata de 3 y 6 kg., acardumada (ver: Técnicas para Pescar Carpas con Mosca en el Río Salado). Hoy, con aguas bajas y claras,  la media de los ejemplares oscila entre 1 y 2 kg y la pesca es viró a una mucho fina y mucho más sutil. Comparable en calidad, a las más exigentes que podamos dar en Patagonia.

carpa-salado-mosca-6

Comentarios

16 Respuestas para “Carpas con Mosca: Sutileza Extrema con Ninfas y Secas”
  1. Fernando Veicier dice:

    Muy bueno esto de las carpas… me encanta, otra especie de las que se pueden pescar con mosca. Muy buena nota y pescador, Felicitaciones.

  2. Pablo dice:

    Les tengo muchas ganas a las carpas pero siempre hay otras pescas cuando visito sus ambientes. Supongo que despues de esta nota voy a prestarles más atención,
    gracias.

  3. Patricio dice:

    Muy buena la nota Diego.. yo las pesco acá en el Río Negro.. ya que soy del alto valle y es excelente, pero a la vez es muy difícil. Porque no hay información de su pesca; el conocimiento lo vamos haciendo en la medida que le dedicamos horas a su pesca…

  4. Fue una salida muy entretenida, con un grupo ameno y un clima espectacular, la pase realmente bien.
    Mi experiencia de la jornada fue bastante distinta, con equipo #4 tippet de 0.26mm y ninfas medianas colgadas de un indicador, vi menos carpas, tal vez una docena, pero estas “osaban” pegadas a la barranca y no dejaban mas de 10cm para colocar la mosca delante de sus hocicos. Le lance a unas 8 que me pude aproximar de las cuales tomaron tres, perdí dos y saque una muy buena, a un par mas las vi tomar y escupir inmediatamente, estaban poco amigables y muy alerta.
    No afine más porque en ese rio tengo experiencias con carpas realmente grandes y no me quise arriesgar a perder un sorpresivo big one por pecar de finito. En fin, por cabeza dura no me fue tan bien como me debería haber ido.
    Vi carpas que se “comieron” el indicador de pique como si fuese un caramelo, y no hablo de un drooper diminuto, hablo de un pilotín de 12mm color naranja rabioso, ¡creer o reventar!
    La boga me sorprendió, increíblemente tomo la mosca mientras comía un sándwich sentado en la barranca con la caña apoyada en el piso y la línea en el agua, y no fue una, revolee un par más pero como eran chicas y la mosca grande, no se clavaron.
    Cuantas más experiencias hago con estos peces más me fanatizo con su pesca, es realmente interesante por que abarca muchos matices, desde pescar ninfas grotescas con tippet de 0.32mm, a la extrema sutileza de una diminuta ninfa o mosca seca atada a un 4X. Es una pesca 100% polaroid, vemos “todo”, la aproximación del pez, su actitud, la tomada o el rechazo. Es una experiencia que vale la pena.
    Se trata de “cazar peces”, y en este desafiante juego no paga la de colar agua como robot o hacer lanzamientos de 30 metros, la exigencia pasa por otro lado, caminar buscando un objetivo claro, aproximarse con el mayor sigilo para realizar tiros más bien cortos y ultra precisos. Desde mi punto de vista, por lo menos en la provincia de Buenos Aires no existe un pez que demande más técnicamente, lo único que se le acerca en este sentido son las truchas que se encuentran a no menos de 800 kilómetros de mi hogar. Y vamos…, una trucha de 4, 5 u 8 kilos no es cosa de todos los días, pero carpas de ese porte (y mas grandes también) nadan despreocupadas a menos de 120km del Obelisco porteño.
    Mientras escribo estas líneas hago una pausa, me acerco a la morsa y ato al anzuelo un hackle extremadamente blando. Nace una nueva mosca, ¿se imaginan para qué?
    ¡Adivinaron!

  5. Andres dice:

    Que buena la nota!!! Me quede con todas las ganas de ir. Parece que estuvo genial!!!
    Será la próxima.
    PD: Impactante el “estado físico” de RAP. Se evidencia su cambio de trabajo… jajaja

  6. Javier Torre dice:

    Buenoooooo Diego !!!!!!!
    Increible poder de síntesis. No cualquiera podria expresar en tan pocas palabras, lo que sucedió en esta EXPEDICION.
    Pasamos un gran día de pesca, con un grupo divertido y con ganas de aprender.
    Y también con muchas ganas de volver a repetir la experiencia.
    Cuantos pescadores y cuantos que aún no lo son, intentarán esta pesca gracias a que vos volcás toda tu experiencia sin guardarte nada.
    Como pescador de toda la vida (plomos, boyas, señuelos y cucharas) y recién empezando en este arte del FLY, puedo asegurar que siempre o casi siempre es muy dificil, sino imposible que compartan sus SECRETOS MEZQUINOS.
    Agradezco a la vida, haberte conocido y poder ser parte de este mundo y del respeto por la naturaleza.
    UN CALIDO ABRAZO.
    JAVIER

  7. Esteban dice:

    Hola Diego! Te cuento que hace un par de años que las vengo pescando con mosca, en arroyos chicos. Al principio empezé con tippets gruesos (2X y equipos pesados, tipo 5 o 6. Con el tiempo terminé con tippets del 5X y moscas Nº 16. La Hare´s Ear clasica sin lastrar es infalible (no es lastrada para poder presentarla a media agua, lo más naturalmente posible).
    Uso caña 3 o 4 y linea WF-F 3 cosa de no hacer ruido con la línea.
    Un abrazo!

  8. RAP dice:

    Pensar en pesca de Dorados en el Río Salado me hizo saltar la térmica, provocando un desborde adrenalínico.

    Así fue que, pasé la noche confeccionando patterns en escala para dorados. Culminada esta tarea y ya con las moscas sobre la mesa podía imaginar cual de ellas me acompañaría a lograr mi objetivo…; podía confiar cual pescaría (rito que me quedo del Santa Cruz)

    Al llegar al lugar, la ilusión fue efímera, duró diríamos tres ciclos de sístole y diástole: de los doradillos solo quedaban viejas noticias.
    Dejando atrás la intención con los dorados me focalicé en otra especie, la Cyprinus carpio.
    Tome una boyita de 18mm: una rica ninfita. Comencé a patear la rivera, resultando realmente duro detectar los peces entre los escombros de barro. Cuando logré visualizarlos, quedaron en la retina para siempre (imprescindibles los polarizados); estaban muy asustadizos y perspicaces ante cualquier movimiento.
    Mi técnica fue caminar con la caña apuntando a la tierra y apenas encontrar una cola o indicios de una carpa, tomarla por sorpresa desde arriba bajando el líder como un saquito de te y centrar toda mi paciencia al strike indicator hasta lograr una llevada. Así fue como pude dar con la captura de un carpin que chupaba el fondo.
    Fueron muchas las capturadas con la vista, pero poder pincharlas – en comparación a veces anteriores en las que hasta me di el lujo de pescarlas con secas- en esta ocasión resultó imposible.
    Extremadamente complicadas… hoy mi corazón late por un pez que me conquisto con mezquindad.

    PD: Andres, y dicen que la pesca es un deporte !!! PPPPpppprrrr….

  9. Gabriel dice:

    Que hermosa nota!! Que linda la foto final! Te felicito por la humildad de compartir info.
    Mi única experiencia fue en el Lago de Regatas (golf) con una marabú mudler #6!! me tomó en superficie una carpa naranja de como 3 kilos guuuuuuauuuu
    El río Salado próximo destinoooooooo
    Pregunta: en invierno se aletarga este pez?
    Saludos!

  10. Diego Flores dice:

    Gracias a todos por los comentarios (la de Javier parece una declaración de amor jajajaja!!!). Patricio metele nomás, que la carpa es un pez de mosca tan impresionante como las truchas o dorados. Son fantásticas!!!!
    Esteban coincido con tu comentario y la forma de abordarlas. Una Hare´ear bien despeluchadita es un gran patron para la especie.

  11. Pablo dice:

    Muy linda nota, una vez intenté pescar carpas con mosca y no es nada facil. De hecho un conocido me dijo que es más dificil que pescar truchas.
    Diego he leido en varias de tu notas que usas una caña TFO finesse #3, me gustaria saber si no se te complica un poquito a la hora de castear pequeños streamers o ninfas lastradas a medias distancias.
    Gracias

  12. Diego Flores dice:

    Pablo, no se me complica para nada. Básicamente porque el lastre que usamos para pescar carpas es mínimo….

    Abrazos..

  13. Marcos dice:

    Diego, te felicito por la pesca, la verdad que muy buena, solo tengo una duda, ¿que tipo de anzuelo usas? Ya que la carpa tiene la boca muy delicada, desde ya muchas gracias…

  14. Diego Flores dice:

    Marcos, para carpas de hasta 3 kilos van perfecto los típicos anzuelos trucheros de ninfas y secas. Con peces grandes uso Sasame Chinu, muy clavadores y fuertes….
    Abrazo.

  15. Jaime Jose dice:

    Hola, es posible saber que tipos de moscas usan para las carpas?? Me alegará saber y aprender más sobre la pesca con moscas!
    Muchas gracias…

  16. Diego Flores dice:

    Jaime, varia mucho en función de los ambientes, los tamaños y las épocas del año. Fijate que en esta página tenés más notas y videos al respecto…..