Cuberas en Spinning Extremo (Cuba, Jardines de la Reina)

julio 6, 2012 por  
Archivado en Notas de Pesca y Videos, Pesca, Señuelos

cuberas-spinning
Textos Diego Flores. Fotos Diego Flores, Tomás Santis Cortés, Andy Kohner.

La embarcación deriva en un mar azul, cálido y transparente. De fondo, se escucha el bufido de las olas golpeando contra la barrera de coral y los quejidos de las aves nidificando en el manglar. En ese contexto de relajante música ambiental, dos sonidos se suceden mecánicos, completamente robóticos: el chicotazo del multifilamento friccionando contra los pasahilos y cientocuarenta gramos de plástico impactando el agua con suma violencia.

Sin prisa, sin pausa, los lances se suceden uno tras otro. Los músculos se tensan y relajan rítmicamente mientras chorreamos de sudor por el esfuerzo y el ardiente sol tropical. Un enorme paseante subsuperficial zigzagea sobre roqueríos sumergidos y extensas llanuras de esponjas y gorgonias. Pasa el tiempo, y mientras el cuerpo pide a gritos una pausa, la mente, esa mente incansable de pescador, insiste en seguir. De pronto la quietud se rompe con una picada que suena como una carga de profundidad. Se desata un pandemónium de gritos e histeria. El guía enciende el motor en reversa, y el pescador se arquea hacia atrás, flexionando las rodillas para no caer al agua. Hay que aguantar con todas las fuerzas cediendo multifilamento a cuentagotas,… ¡es cubera conectada!

cubera-spinning-7
Ahora bien, ¿por qué hablamos de una cubera conectada en vez de concretada?,… Primero porque es un momento mágico e inolvidable. Y segundo, porque clavar estos colosos es una cosa, y posarlos para la foto otra completamente diferente…

Conociendo a las Cuberas

Las cuberas (Lutjanus cyanopterus) son peces óseos incluidos dentro de la familia Lutjanidae, que agrupa los pargos o snappers. De hecho, con tallas máximas de hasta 57 kg. y 1,6 m de largo, es el pargo más grande del mundo. Estrictamente marino, puebla la zona litoral hasta una profundidad máxima de 55 m. Mientras los juveniles se crían en los manglares, los adultos prefieren costas de estructura rocosa o coralina. Su distribución es exclusiva del Océano Atlántico oeste y subtropical (hemisferio norte) entre 35° N – 2° S, desde Nova Scotia a la desembocadura del río Amazonas. El áreas de mayor concentración es el Mar Caribe, siendo menos abundante en Florida o el Golfo de México.

Sus nombres comunes son cubera, cuban snapper, caranho vermelho, pargo caballo y guasinuco. Su vistosa coloración varía mucho entre ejemplares. Según nuestros guías cubanos (Vicente, Pedro y Yankiel), mientras los ejemplares rojo ferrari son migratorios, los marrones de bandas tienden a ser residentes.

cuberas-spinning2
Agresiva y muy robusta, posee una boca enorme, armada con poderosos dientes caniniformes. Ello obliga a una manipulación cuidadosa, ya que una dentellada de cubera no tiene nada que envidiar a la de un pastor belga. Otro tanto sucede con los radios espinosos de sus aletas cuando se sacuden al desanzuelarlas o posarlas para la foto.

Las cuberas se alimentan de peces, cangrejos y langostas. Eminentemente macrófagas y no es raro que una cubera de 1 metro suba a atacar una barracuda del mismo largo prendida a un anzuelo. La diferencia es que su peso es 3 o 4 veces mayor.

Contra lo imaginable, para los buzos es un pez asustadizo, al que es difícil acercarse. Según la IUCN es considerada vulnerable, y desaconsejada para alimentarse por ser portadora de ciguatera (sobre todos los ejemplares de mayor tamaño).

Jardines de la Reina

Este parque marino es para muchos la catedral de la cubera con artificiales, el Camino de Santiago de los spinningeros extremos. Respecto a otros Cayos del Caribe tienen una particularidad: su cercanía al talud continental. Mientras otros se encuentran en plataformas bajas, aquí con solo navegar unos kilómetros la profundidad supera los 200 m. Esa cercanía al agua azul, y su estado de conservación, aumenta los encuentros con las bestias negras del lugar.

cuberas-spinning3
Se le suma el respaldo de Avalon Fishing Center (operador exclusivo del área) y un staff de guías cubanos sumamente profesionales. El paquete incluye 6 noches, 80 km. mar adentro en una pléyade de cayos, canales y manglares. Más allá de la pesca, se trata de una gran aventura, que nos conecta con el salvajismo de las aguas mejor conservadas del Caribe. Un equivalente del Kalahari en África, pero subacuático…

Cuberas en poping tropical

Las cuberas son el ogro del Caribe. Junto a los giant trevally del indopacífico y los grandes atunes, forman la santísima trinidad del spinning extremo. Una modalidad joven, también llamada popping tropical, que hace furor en una elite de pescadores europeos y asiáticos.

En el área de Jardines de la Reina estos peces oscilan entre 10 y 20 kg, con probabilidades que en una buena semana haya conexiones con cerdos de 30 y 40 kg. Todo lo que rodea a la cubera es bestial: su agresividad, su picada, la corrida de tren bala para romper todo en “su” piedra. Cuando se decide a tomar, es tan agresiva que no duda subir a un popper desde 15 o 20 metros de profundidad. Con ella los requerimientos de equipo son extremos.

cuberas-spinning-8
En este viaje tuve la suerte de conocer a tres españoles: Javier Recio, Vicente Gonzalez y Tomas Santis Cortés, experimentados pescadores de popping tropical. Sus equipos constaban de cañas de spinning de 2,5 a 2,7 m para lanzar hasta 200 gr., reeles frontales entre tamaños 10.000 o 18.000, multifilamento de 80 a 100 libras y bajos de fluorocarbon de hasta 180 libras. Con un freno regulado en 18 o 20 kg, hay que esperar el pique bien plantado, para no ir de cabeza al agua!!!

Una vez pinchado, ningún pez tiene las ideas tan claras como la cubera. Posse un GPS mental con todas las piedras de su vecindario, y con la fuerza de un Hulk, no duda ni se desvía un instante de su objetivo. Si la picada se produjo a 40 m del bote en un fondo de 10 m, el pez tiene muchas probabilidades de ganarnos la pulseada y cortar. Por ello se ayuda con el motor en reversa y el pescador realizar bombeos rítmicos con la caña para torcerle la cabeza. Pero tampoco un pumping, porque desgarran su boca. A pesar de tanto equipo y tanta maña, muy pocas se suben al bote. Como el tarpón en la mosca, no es raro que se pierdan hasta un 70 u 80% de las picadas. Le dicen el pez de los 14 segundos, si en ese tiempo no logramos llevarla a la superficie ganó. La cuenta es así de simple, no hay margen de error…

cuberas-spinning4
Otro tema es el duro trabajo con poppers y paseantes de entre 80 y 180 gr. Se los acciona con el cinturón de combate y rotando el torso, ya que con un equipo de 1 o 1,5 kg de peso, colocar el mango bajo del brazo y darle con la muñeca es un suicidio. Es tanto el requerimiento físico, que se recomienda unos meses antes una preparación previa con ejercicios aeróbicos, streching o pilates. Se lanza con dos manos como en surfcasting y es menester proteger nuestras manos con guantes de cuero reforzado. Gracias a la invitación de Tomás, compartí una mañana de popping con mis amigos españoles. Tres horas a pura caña, con el pique marrado de una cubera y varios encuentors con jocus y barracudas, me dejaron hecho un fleco como un partido de futbol salón.

Señuelos como el Doggie (120 gr.), Dumbell Popper (150 gr.),  Halco Roosta (100 gr.) o Jet Popper Williamson (120 gr) se cuentan entre los más efectivos. Por supuesto aquí no existen mosquetones: todo súper reforzado, con nudos, anillas de 300 lb. y triples 6X strong.

Experiencias con spinning ligero

En mi caso, y el grupo de pescadores amigos que me acompañan, somos fanáticos del spinning ligero. Encarar con equipos de 10/20 lb., peces que buscan agua abiertas y no el enganche, como jureles, barracudas, sierras, tiburones y pequeños túnidos, es la sal de la vida en Cuba. Clavar un torpedo escamado que a 40 km/h nos saque 30, 50 o 100 m en la primer corrida, es lo máximo a lo que puedo aspirar.

cuberas-spinning5
Ahora bien, ¿como se relacionan estas prácticas con las cuberas?,… Muy sencillo, pican, corren sin que podamos hacer nada y estallan el multifilamento en la primera piedra. Igual que una trucha de 5 kg. corta un 0,20 mm en un río lleno de palos. Imagínense si un pargo de 2 kg. puede ponernos en serios aprietos con este equipo, que puede suceder con una cubera de 20 kg!!!

El año pasado todas las conexiones con equipos ligeros, y no tanto, se perdieron en las rocas. Este año, más despabilados salieron un par, incluida una heroica que le tocó a este servidor.

Sucedió el tercer día junto al Felpa Konher como compañero y Yankiel como guía. Era el turno del Felpa, y mientras buscábamos tarpones con mosca en un reef cercano a Caballones, me dedique al spinning ligero de barracudas con tube lures rojo sangre que me obsequiara Eduardo “La Saeta” Bruno. Use mi equipo compuesto por una caña Tech Tomahawk Matías Sulpis de 10 /17 lb. y 7 pies, reel Shimano 2500 y multifilamento Power Pro de 40 libras. Casteando de la costa al borde interior del reef, en apenas dos metros de profundidad, la goma recibió un impacto tremendo, que abrió el agua como un televisor arrojado de un tercer piso. Acto seguido salieron del carrete 80/100 m de multi a todo vapor, como si hubiera enganchado una moto de agua. Yankiel puso el motor en reversa, yo aplique presión extra con las manos en el carrete, pero fue inútil. No paró porque se cansó, sino porque llegó a su cueva!!!

cubera-horizonte-corregido
Fuimos con la lancha hasta el lugar y efectivamente el bajo de fluorocarbono  se perdía en una enorme grieta submarina. Con la puntera en el agua empecé a forzar de a poco, esperando un corte que creía inminente. Afortunadamente no había roce, como si la boca de la caverna fuera lisa y arenosa. Así pasaron los minutos y con extrema paciencia la tensión empezó a ceder. No pudimos creer cuando de la nada emergió una enorme panza blanca, como síntoma de una cubera entregada y catatónica. Nervios extra, dos vueltitas de calesita alrededor de la lancha y un bellísimo ejemplar de casi 20 kg. fue puesto  a bordo para una corta sesión de fotos. Luego siguió su devolución para que traslade su rica genética a las próximas generaciones. Explotaba de felicidad, ya que zafar de un embrollo así es como sacarse la lotería.

En lo personal lo sentí como una devolución de gentileza de Neptuno, tras un tarpon con mosca de 80 libras que el día anterior había peleado 20 minutos y se desprendió en el 5 salto, cuando ya lo creía mío. Como dolíó, mamita querida!!!

La pesca en el mar es un mundo de batallas permanentes, algunas se ganan y otras se pierden. El pescador inteligente lo toma con serenidad, aprende de sus errores y le sigue afilando la espada para el próximo duelo. Hasta la próxima…

Comentarios

3 Respuestas para “Cuberas en Spinning Extremo (Cuba, Jardines de la Reina)”
  1. Guillermo Ivan Spajic dice:

    TREMENDO….me estás enfermando con todo esto! te voy a pasar la cuenta de la psico! jajajajja
    Un abrazo…

  2. Diego Flores dice:

    Guillermo la verdad que es una pesca que te quita el aliento!!

  3. Fernando dice:

    Uhhhhh tus notas de spinning me encantan, ojalá pueda algún dia ir al caribe a pinchar estos monstruos! Mientras tanto a conformarse con las truchas de 1,5kilos en UL.
    Abrazo.