Detrás de Escena “Itatí y Yahapé” (Capítulo Señuelos).

febrero 12, 2009 por  
Archivado en Notas de Pesca y Videos, Pesca, Señuelos, WEEKEND

pacuzara

“Pacu con un paseante Super Spook Jr.” (Foto Bruno Saconne)

Una de mis grandes asignaturas pendientes era visitar Alto Paraná en pleno verano, ya que hasta el momento nunca había superado la barrera de Paso de la Patria. Durante los últimos tres años, el mar (especialmente sus limones y anchoas) me tenían alejado de la propuesta. Esta temporada me lo propuse en firme y pude sumar nuevas especies, conocimientos y pesqueros bajo el ala de Bruno Saconne, Lucas Piedrabuena (grandes conocedores de la zona) y el apoyo de los amigos de Puerto Paraíso.

Con el Paraná en una bajante historica, nuestra pesca se malogró con una crecida repentina que desacomodó completamente a los peces. Nuestro campo de acción (el palerío costero), es muy sensible y los cambios bruscos son una puñalada. Si bien falló el tamaño (los peces importantes que picaron se malograron) logramos el cometido principal: pescar “de todo con todo”, con las sensaciones potenciadas por el uso de equipos livianos. Una pesca técnica, rica y sumamente entretenida.

piedras

El primer día lo arrancamos pescando grandes piedras en bait casting (como el caso del “Collar de Ajos”), aguas abajo de Itatí. Era a matar a morir, ya que allí solo pican dorados enormes. Taladramos las correderas más violentas con señuelos Alfers de trolling (tipo Minnow 14), que nos dejaban tartamudeando como un epiléptico. Resultado: 0 piques (Foto Diego Flores).


pira pita amarillo

Atardecer del primer día aguas arriba de Itatí. Compartía bote con Bruno y durante 3 horas el río se mostró absolutamente muerto. Era colar agua miserablemente sin tener un toque. Hasta que al atardecer los delegados gremiales dieron el parte, y en cinco minutos el Paraná se dio vuelta. Estuvo muy divertido, todo en bait casting con paseantes, twitch baits y algunos sticks (alrededor de 20 piques por caña), arriesgando bien al fondo de los palos. Aquí un lindo pirá pitá amarillo (Brycon orbygnianus), un pez que combina sutileza con mucha polenta. Lástima que no pesen el doble, serían una tromba!!!! (Foto Bruno Saconne).


amanecer

Momento mágico. Una de las facetas más subyugantes que tiene la pesca es amanecer en sitios hermosos, con cielos inflamados de rojos, respirando aire fresco y la posibilidad de vivir nuevas aventuras (Foto Diego Flores).


diego flores

Una pepita de felicidad en la dura mañana del segundo día, ranfañando doradillos entre los palos de la costa paraguaya. Siguiendo una corazonada de Lucas tras un cabezón de dos digitos, fuimos a las puntas de Puerto Corazón. Allí nos destrozamos los brazos, baitcasteando bananas y mojarras de trolling (de paleta mediana). Una hora y media, con la mandíbula catañeteando como un obrero rompiendo el asfalto con un martillo neumatico. La paga, un pique fallido en una de las puntas más calientes, en la que siempre nos quedará la duda: que tamaño tenía (Foto Lucas Piedrabuena).


hielo

Embarcados, durante un mediodía de enero en Alto paraná, Dios (Ala, Buda, Yabe o como gusten llamarlo) tiene forma de de heladera. Una enorme heladera repleta de hielo y mucha gaseosa (o cerveza) rica en glucosa; una carica divina sin la cual la jornada se transforma en una tortura insostenible (Foto Diego Flores).


pira pita www.diegoflores.net

Lucas y un pirá pita blanco que empujó como enano. El Subwalk de Rapala fue uno de los señuelos estrella en Itatí donde los peces, salvo excepciones, cerraron su boca al frenético ondular de los cranks. En aguas transparentes los piques con señuelos de subsuperficie se disfrutan muchísimo. La industria brasilera nos llama, con señuelos similares (pero más grandes) con triples reforzados de fabrica, ya que en los paseantes de subsuperficie (muy delicados) las alteraciones en el “hardware” caen pésimo (Foto Diego Flores).


diego flores

Almorzando en el comedor de Puerto Paraiso en Itatí. Una de las partes más lindas del viaje, con abundante comida casera, muy bien preparada y ese toque etnico tan particular del norte correntino (pasta, asado, boga y cuanta delicias de pescado puedan imaginar). Después, un siestín reparador bajo del chorro helado de un aire acondicionado (Foto Diego Flores).


piedras-cerca

Buscando doradillos entre las piedras cercanas al pueblo. No hubo caso, los peces estaban todos metidos en los palos, la piedra no rindió para nada (Foto Diego Flores).


palometon

Buscando pacú con paseantes, salieron palometas bravas de tamaño XXL. Es impresionante con la violencia que toman en superficie, y como se plantan si usamos un equipo acorde. Una parte de la variada con artificiales, para dedicarle su tiempo y disfrutarla como se debe (Foto Bruno Saccone).


www.diegoflores.net

Federico, responsable de Puerto Paraíso en Itatí, durante las maniobra de botado de embarcaciones, tarea que realiza siempre en persona. En este sentido, los tractores son una herramienta de trabajo no superados (Foto Diego Flores).


noche

Medianoche, al sereno, disfrutando de unas cervecitas bien heladas. Que más se le puede pedir a la vida… (Foto Diego Flores).


pacui

Arroyo Tuyutí. En el desague de una laguna de agua completamente turbia, dimos con un cardumen de agresivos pacuís (Mylossoma duriventris), que le entraban con violencia a los Skitter Walk de 8 cm accionados en forma bien bochinchera (Foto Diego Flores).


pira-pita

Ya pescando en los palos del Paraná, Bruno metio un pira pita blanco hermoso. Tomó un Zara Spook Jr “cargado con municiones extra” para que pasee mejor en la corriente. Los destrozos de chapa y pintura, muestran el castigo al que estuvo sometido en tres días (Foto Diego Flores).


diego flores

La despedida de Yahape fue a puro ataque de doradillos. Con la adrenalina a full y el frenético recambio de señuelos (de uso comunitario) se armaban unas ensaladas terribles. Era la “Ley de Murphy”, cuanto más deseabas un señuelo más enredado estaba. - Sorry, me alcanzas ese Rapala Magnum de cabeza roja, gracias….. (Foto Diego Flores).


tutuco

Tutuco y uno de los muchos doradillos capturados con el Big O, de Cotton Cordell. Un chiquitín que previo refuerzo de triples y anillas movió de todo: doradillos, dorados cojudos, pira pitá, pacú, y la lista sigue… (Foto Diego Flores).


www.diegoflores.net

El final del tercer día fue a matar o morir buscando dorados buenos, en los palos aguas arriba de Yahapé.  Con una tormenta pisándonos los pies, revoleamos señuelos de 30 a 40 gr. Tuvimos 5 piques pesados, incluido uno muy fuerte que me hizo un secuestro express (rumbo a los palos) a un Super Shad Rap de 14 cm. Los perdimos todos, la creciente tenía a los dorados desacomodados, apáticos. Más que comer, tarasconeaban y hasta ahora no se inventó el señuelo que clave si no entra en la boca.  Aguantamos hasta la llegada de un pesto con granizo, del que hubo que cubrirse con lo que había a mano. La aventura terminó en medio de caminos embarrados, retrasos varios y un micro que hubo que atajarlo en Bella Vista (Foto Bruno Saccone).

 

 

 

Puerto Paraíso, con cabañas en Ita Ibate, Yahapé e Itatí. Excelente atención, habitaciones con aire acondicionado, comidas caseras y embarcaciones con motores de 4 tiempos. Informes y reservas: 03781-495336/15608637. http://www.pescaparaiso.com.ar/

Comentarios

5 Respuestas para “Detrás de Escena “Itatí y Yahapé” (Capítulo Señuelos).”
  1. Jorgew dice:

    Hola Diego, que linda pesca por más que sean chicos. Los pacuí los conocí acaá en el club, los chicos decían que sacaban palometones raros con los mojarreros, así que ahora voy a empezar a probar con señuelos y UL.
    Que otros señuelos chicos me aconsejas para los pacui.

  2. Paul dice:

    Hola Diego….

    Hermosa nota, lindos peces y mejores paisajes.
    Veo los señuelos de la nota y me llaman la atención los anzuelos.
    Resulta que vengo medio sugestionado de una salida de lagunera, donde las taruchas me dejaron varios triples y llaveros a la miseria, además de tener algunos problemitas con las clavadas y para desenganchar las taruchas al devolverlas, así que te tiro un par de preguntas:

    1) ¿Donde te provees de anzuelos y llaveros a prueba de Hoplias? ¿Que marcas y series?

    2) ¿Probaste anzuelos simples para la pesca de taruchas con señuelos? ¿Cuales?

    Muchas gracias.

  3. Diego Flores dice:

    Jorge, no pudimos llevarlo a cabo in situ porque no teníamos el “elemento”, pero de volver a intentar con el pacui (lo mismo que con pira pita de hasta 1 kilo) usaría equipos ultralivianos y multi fino. Y como artificial gomitas tipo “Mister Twister” y pequeñas municiones de plomo para darles peso. Todo bien cerca de la superficie, estilo mosquero, para ver los piques en toda su plenitud….
    Y tampoco olvidaría spinners tipo Reflex de Alfers (Nº 2 o 3) o Vibrax Blue Fox, bien pesaditos para tirar lejos y cubrir toda la columna de agua.

  4. Diego Flores dice:

    Paul, en lo personal no tengo mayores problemas en materia de triples con tarariras. Básicamente porque mi equipo de bait es muy liviano y no clavo a morir como otros pescadores. Mi ratio de clavada anda en un 30% de los piques, llegando a un 50% en un buen día (si las taruchas comen firme y se meten todo el artificial dentro de la boca).
    Por ello con Hoplias uso casi siempre los triples originales que vienen para trucha o bass. Y en el caso de reeplazarlos uso Triple Grip de Mustad.
    Pero si anduviste con problemas reforza un poco las anillas y pensa en VMC, Owner o Gamakatsu 2X strong black nickel, son extraordinarios. Y también sirven para doradillos de hasta 4 o 5 kilos.
    Según el artificial, los simples andan bien, en lo personal te recomiendo el Gamakatsu B10 S.

  5. Paul dice:

    ¡Gracias Diego por las respuestas!

    Un abrazo.