Dorados con Mosca en Tsimane (Parte I)

mayo 13, 2013 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

dorado-tsimane-lodge11
Textos Diego Flores. Fotos Archivo Untamed Angling y Diego Flores.

Tras regresar del Amazonas Boliviano, y meditar sobre lo sucedido, mi primer pensamiento fue “este sitio demolió todo lo que sabía, o creía saber, sobre el dorado”. Lo sentí como un nuevo comienzo. Puede ser que para los yungueros resulte familiar,… pero para mí, un paranacero de aguas leonadas, la experiencia fue poderosa y completamente distinta a lo todo conocido. Una enorme densidad de dorados grandes interaccionado entre sí, y el agua clara que todo lo desnuda, transforman a Tsimane en un postgrado universitario. Una dosis híperconcentrada de conocimientos sumamente valiosos.

Todavía recuerdo cuando Joaquín Arocena, pionero de la operación, en el primer transfer de Oromomo al Pluma Lodge, nos detuvo sobre las barrancas del Pool de Ramiro (donde Ramiro Badessich capturó un ejemplar de 17 kg., actual récord de Tsimane). Desde arriba veíamos como un grupo de grandes dorados, diezmaba un cardumen de sábalos contra la costa. Sin querer se me escapo la frase “que tremendo”, a lo que Joaquín contesto “pero Diego esto no es nada, apenas están jugando…”. Tocado en mi orgullo retruque, “para vos tal vez no sea nada, para mi es la escena de violencia doraderil más zarpada jamás vista”. Sus risotadas tuvieron una explicación, los días siguientes mostraron que estas escaramuzas eran realmente un juego de niños. Apenas un grado 2 o 3 en una escala de violencia que va del 0 a 10….

dorado-tsimane-lodge12
Sabiendo que existen personas mucho más experimentadas o calificadas que yo, mi intención es solo realizar un punteo sobre los aspectos que más me sorprendieron o considero más relevantes, hacerca de la mejor pesquería de dorados con mosca del mundo.

¿Distribución? Lo primero en relación a los dorados de Tsimane, ¡es que no tendrían que estar allí! El dorado amazónico es un fenómeno que no tiene aún una explicación convincente, solo teorías. Ellos cubren solo una parte muy pequeña de los ríos Chapare / Mamoré (cuenca del río Madeira). Preguntando a los indígenas de Oromomo, me contaron que solo hay dorados entre las cabeceras y un máximo de 2 o 3 días de navegación aguas abajo. Una porción muy pequeña, que solo ocupa algunos cientos de kilómetros. Pensando en una superficie colonizable gigantesca ,… ¿que les evita ir río abajo?, ¿barreras térmicas? ¿incapacidad de competir con otras especies, mejor adaptadas para las aguas de la gran llanura?, o ¿poblacionalmente son unos recién llegados, aún en proceso de expansión?

En teoría su presencia se atribuye a movimientos sísmicos, capturas de ríos o inundaciones extremas, que permitieron el traspaso de ejemplares desde la cuenca alta del Pantanal. Si esta aislación es antigua, hasta cabe la posibilidad que se trate de una nueva especie (como sucedió con Salminus franciscanus). Futuros estudios genéticos podrán darnos una respuesta.

dorado-tsimane-lodge19
Percepción del entorno: en aguas pequeñas y cristalinas, donde puede utilizar sus sentidos al máximo, el dorado muestra una superlativa percepción de su entorno. Ven todo, escuchan todo y si lo que pasa a su alrededor no es de su agrado, ¡se desvanecen al segundo! Por momentos parecen clarividentes, como me sucedió en Itirizama arriba, junto a Joaquín. Caminando por una picada en la selva, vimos un ejemplar de unos 5 kilos estacionado en flat de 40 cm de profundidad. A pesar de entrarle sigilosamente por su ángulo ciego, no nos dio tiempo a nada, sintió la vibración de nuestros pasos a más de 30 metros y huyo como centella. Tras semejante despliegue sensorial, el primer interrogante que me vino a la mente fue:… ¿que porcentaje de dorados espantamos al entrar a vadear sin siquiera tener conciencia de ello?

Esta percepción se apoya aparato de Weber, que conecta el oído interno con la vejiga natatoria, a través de una serie de huesecillos derivados de las primeras vértebras. La vejiga natatoria hace de amplificador, ya que el aire es más compresible que el agua y mejora la estimulación el nervio auditivo. Y cuanto más grande es el pez, mayor es el efecto. Además tiene la función de intensificación del sonido que pierde fuerza en la transición de un medio a otro (aire/agua), o mejorar la discriminación de sonidos simples en ambientes muy ruidosos.

dorado-tsimane-lodge20
Mientras los peces generalistas como las truchas escuchan en frecuentas de 30 a 500 HZ, los especialistas como el dorado pueden abarcar frecuencias de 40 a 2500 Hz. Esta característica, junto a la línea lateral y su olfato, le permite cazar en aguas turbias sin ningún tipo de problema. A su vez el dorado tiene una excelente visión, comparable a los salmónidos, de inestimable ayuda para detectar movimientos, formas y colores en aguas cristalinas.

Comportamiento y pelea en función del tamaño: de la misma manera que la lucha del dorado cambia con el tamaño, y existen escalones que marcan grandes diferencias, algo similar pasa con el comportamiento. En cuanto a despliegue físico, encuentro tres escalones doraderos muy marcados, que en mi opinión están en 2,5 kg; 5 kg; 8 kg y más 15 kg. En comportamiento sucede algo similar, y cuando hablamos de los trofeos de Tsimane (entre 7 y 14 kg.) emergen situaciones impensadas respecto a nuestra pesca tradicional de ejemplares pequeños y medianos. Ir tras estos gigantes ¡es un juego completamente distinto! Ajustar presentación, clavada y técnica de pelea lleva su tiempo. Y aunque seamos pescadores solventes, los grandes nos harán pagar derecho de piso.

Cuanto mayores son los dorados, más violentos y seguros de si mismos se vuelven. Paralelamente también se incrementa su percepción y recelo. Por su estilo de vida, longevo, migrador y sometido a una gran presión evolutiva, el dorado posee de una “psiquis” compleja. Un ciclotímico Dr. Jekyll y Mr. Hyde, que puede ser tanto un asesino brutal, como un ser huidizo y delicado. Y aunque parezca un contrasentido, esa dualidad se enfatiza con los años y los kilos.

dorado-tsimane-lodge15
Las “vacas” parecen no temerle a nada, y en presencia de bocados grandes (sábalos) sus periodos de actividad y alimentación, se vuelven puntuales y acotados. Aquí, el comportamiento de un dorado grande tiene mucho de los grandes felinos. Como dice el Tuna Labarta “nos descrubren hasta por la reacción de las aves”. Actuar como un White Hunter, que busca acercarse a un animal muy sensitivo, resulta una excelente referencia mental al buscar grandes dorados en ambientes pequeños.

Movilidad y uso de toda la columna de agua: lo primero que me sorprendió de los dorados amazónicos es como hacen uso de “toda” la columna de agua, desde los 20 cm de profundidad hasta lo más profundo del pozón. Ver dorados de 5 a 10 kg. en solo 25 cm de profundidad, acomodados en fila, expectantes y con medio lomo afuera, es algo que no estamos acostumbrados a ver.. Uno piensa,… ¿será la densidad lo que los lleva a adoptar esta conducta?, ¿hay tantos grandes, que se particionan el río para evitar la competencia? Que un gran dorado tome nuestra mosca a 5 metros, en apenas un palmo de agua, es una experiencia sumamente poderosa.

Otro punto es su incansable movilidad. Pescando el Secure Inferior con el guía Exequiel Bustos, casteando desde la coamba en una pesca 100% juramentosa, toqué un dorado tremendo atrás de un tronco. Un ejemplar de 10 kilos largos, que subió el streamer con la delicadeza de una seca y el anzuelo no pudo afirmarse. Pasó el día, y recaliente con lo sucedido, le insistí a Exequiel de buscar el mismo palo e intentar moverlo de nuevo.

dorado-tsimane-lodge14
Mi abolengo patagónico, basado en truchas residentes estacionadas en piedras, nublo mi análisis. “Diego, estás equivocado, estos peces se mueven todo el tiempo. Es como si te hubieras cruzado con un amigo en Florida y Lavalle, y pretendes encontrarlo en el mismo lugar 3 horas más tarde”.

Peces agresivos pesca agresiva, y viceversa: los pescadores o guías, que han invertido mucho tiempo en un pez, poseen una enorme ventaja sobre el resto: con solo en una mirada, pueden interpretar la actitud del pez leyendo su lenguaje corporal. En décimas de segundo son capaces de elegir la presentación más adecuada, entre un abanico de posibles presentaciones.
Un consejo de Joaquín que nunca voy a olvidar es: “si el pez está delicado pescalo delicadamente, si está agresivo pescalo agresivamente”.

Un dorado en actitud truchera, se lo pesca como una arco iris zipeando mayflies en el Malleo. Con abordajes cuidados, entrándole por su lado ciego, tomándonos nuestro tiempo, con leaders largos y con una presentación que genere un mínimo disturbio. En esas ocasiones no es raro que los piques se de con la mosca en deriva muerta. Cuando los dorados están exaltados se los pesca rápido, sin contemplaciones, moviendo la mosca con stripeos cargados de pimienta, como si se tratara de jureles detrás de un cardumen de sardinas.

dorado-tsimane-lodge3
Agresividad sin límites: los episodios de violencia animal de los que fui testigo en Tsimane, no solo me parecen extremos para el parámetro de un pez, sino para el de cualquier otro ser vivo. Aquí los dorados despliegan conductas que nada tienen que envidiar a pirañas o tiburones. Fui observador de numerosas cacerías y ataques caníbales. Una en particular, ocurrida en el Pluma inferior con el guía Lucas Chialvo, me dejó patitieso. Cerca del mediodía nos subimos a las raíces de un gigantesco árbol varado en medio del río. Desde allí pudimos ver un surubí atigrado metido entre las ramas, unos 30 dorados (la mayoría de 2 a 5 kilos, con dos vacas cercanas a 10 kg.), más de 100 sábalos y miles de mojarras. Todos viviendo en una tensa armonía como si fuera una gigantesca pecera comunitaria. Mientras Lucas quedó arriba del árbol haciendo fotos, yo baje para castear desde la orilla de enfrente, siguiendo sus instrucciones:

  • Un poco más a la derecha,… un poco más largo..
  • No sabes, la vaca subió, midió el streamer como una seca y lo rechazó!!!
  • La mosca está pasando bien, pero se acostumbraron al estímulo, y ya ni la miran…

En eso cambio a stripeo continuo (tipo barracuda, con la caña abajo del brazo) y clavó un doradillo de 2,5 kilos. Al empezar a saltar en el pool, los dos grandes que permanecían indolentes como estatuas (al parecer los Alfa del cardumen) se activaron y uno de ello se lo tragó como una galletita. El otro grande empezó a caranchearlo, y sobrevino el corte a la mitad del leader. En lo que tardé en rearmar el equipo, con un cable de acero de 60 cm, se reacomodaron bajo el tronco.

dorado-tsimane-lodge4
Volví a castear, y recogiendo nuevamente con ambas manos, picó otro doradillo. Uno de los leviatanes se adelantó y se lo deglutió de cabeza a cola. Esta vez lo pude aguantar un poco más y sobrevino el pandemónium. Con su movilidad limitada, el grande empezó a ser mordido por otros un poco más chicos; rápidamente se fueron sumando ejemplares de todos los tamaños, hasta que se formó una infernal montonera que superaba los 25 peces. En medio de un geiser de coletazos, el leader tocó un diente y se cortó. Como en una batalla campal, en la que agredirse sobrepasa al instinto de autoconservación, fueron succionados por la corredera. Sin calado, y golpeando contra las piedras, los más grandes ¡pasaron rodando de costado como barriles!!!

La escena me hizo acordar a esos dibujos animados, donde los personajes se siguen peleando mientras caen por un precipicio. Vuelta a la profundidad los dorados se reagruparon, y se siguieron atacando por otros 20 o 30 metros hasta que todo se calmó. Un minuto después las estelas en superficie, delataban como los dorados tomaban nuevamente posición bajo el árbol.

Canibalismo y Cleptoparasitismo Intraespecífico: una conducta típica es la tendencia al robo de alimento (cleptoparasitismo intraespecífico) y el canivalismo, acontecimientos muy evidentes aguas claras. Si el dorado enganchado en la mosca es pequeño, y una ejemplar grande está próximo, es muy probable que lo ataque e intente comérselo. Si un dorado atacó una mosca y parte de ella sobresale por su boca, con seguridad otros congéneres lo perseguirán y lucharan por arrebatársela. Si la agresión es máxima, y aparece sangre en el agua, ese mismo dorado clavado será agredido, e incluso devorado, por otros dorados.

dorado-tsimane-lodge21
En una cacería de sábalos en el delta de Coruya, conecté un dorado de 5 kilos que fue desmaterializado por una docena de congéneres del mismo tamaño. Segundos antes eran compañeros de cacería, segundos después simple alimento trozado en sus estómagos.
A los grandes dorados (hembras) el sonido y las vibraciones de un pequeño congénere enganchado en un anzuelo, los excita como si fuera un manjar del río. ¿Cuánto de este comportamiento será territorialidad y cuanto placer gourmet? En mi caso, la mayor cantidad de contactos con las vacas de Coruya, fue cuando aparecían de la nada a comerse un doradillo prendido. Pescando los paredones de tosca con Ezequiel, las moscas entraban perfecto en las puntillas sin ser atacadas. Pero bastaba que una chancleta se prendiera, para que los gigantes estacionados en el fondo, emergieran para despedazarlos con la misma brutalidad que un cocodrilo nilótico se deglute una gacela en los documentales de Discovery Channel.

¿Los dorados amazonicos son más agresivos que los nuestros?, ¿o el tipo de ambiente los vuelve así? Resulta una pregunta dificil de responder. Lo que si es seguro que en Argentina los ataques a humanos, dentro del agua, son inéditos. Por el contrario en Bolivia es un hecho varias veces documentado. Mordeduras a animales domesticos, niños nadando en un pozón o adultos pescando, que requirieron de atención médica. En Bolivia, la velea o casare (nombre con que se conoce el dorado), es considerado un animal agresivo, territorial y depositario de mucho respeto.

dorado-tsimane-lodge23
En la próxima nos encontramos con un análisis de técnicas de pesca, equipamiento y los patrones que más me resultaron. Y no dejen de leer: “Tsimane: Paraíso de la Pesca con Mosca”, donde se hace un analisis pormenorizado de todos los pesqueros.

Para más información ingresar a www.tsimanelodge.com La página se encuentra completamente renovada, con fantásticas imágenes y textos en ingles y castellano.

Comentarios

5 Respuestas para “Dorados con Mosca en Tsimane (Parte I)”
  1. Guillermo Ivan Spajic dice:

    Me estas complicando la vida Flores, te odio jajajajajaja

  2. Lucas Chialvo dice:

    Está muy buena la nota Diego!! Transmite muchisimo de como se vivió esa experiencia!! Muchas gracias por compartirlo, por escribir y contarle a la gente sobre ese día de pesca, cacería y carnicería! Jaja No fue para menos!
    Gracias por la buena onda. No todos los clientes van con esa buena energía y te tratan como a un amigo! Sos de los pocos que invitan al guía a pescar tambien.
    Gracias.
    Un abrazo!

  3. Eduardo Román Vallejo dice:

    Te felicito por la nota . Los conceptos son claros y muy buenas las fotos

  4. DARIO MEDINA dice:

    Diego impecable la nota, el contacto con la naturaleza de Tsimane junto a las especies más deportivas del mundo. Deja a la vista que es un paraíso para el pescador deportivo, te felicito por la nota un abrazo!!!