Experiencias de Traslocación de Peces en Sitios Remotos (Jujuy)

octubre 5, 2011 por  
Archivado en Arte y Ecología, Fly Fishing

tuna-labarta-traslocacion
Texto y Fotos Pablo “Tuna” Labarta.

El andar los ríos, y muchos años de políticas decadentes, nos llevó a la necesidad de recurrir a los criaderos privados y a la translocación para poder mantener el recurso.

Los ríos del NOA,  y porque no Córdoba, sufren las crecientes del tipo aluvional, temperaturas extremas y los dañinos. Lo que hace necesario resiembras permanentes y cambios de sangre, ante la desaparición de reproductores, sobre todo de truchas y pejerreyes.

¿Porque digo esto? La cultura extractiva, tiende a sacrificar todos los reproductores, generando una reproducción  con consangeineidad.

En la mayoría de las provincias, desaparecieron los departamentos de piscicultura y recría, los reglamentos casi que fomentan la depredación, y no a la conservación de la  trucha (por ejemplo). Es más, se la ve como un  depredador exterminador, cosa que no es axial y nunca lo va a ser tanto. De hecho que ellas  ya conviven desde hace casi un siglo con las especies autóctonas y en ese tiempo, nosotros nos hemos encargado de degradar las Yungas, su habitad, el nuestro también.

En los últimos tiempos estas políticas depredatorias se han acrecentado, y en contra de cualquier idea conservadora del Recurso Natural y el Turismo, se están volviendo a reglamentos extractivos, con vedas sin control. Claro que hacer algo serio, llevaría mucho costo político, educación y recuperar  las instituciones, con gente idónea, interesada y comprometida, que antes se encargaban de ello.

tuna-labarta-traslocacion1
El manejo de las truchas y pejerreyes, es conocido y por suerte el del dorado se está volviendo practicable, como lo que se está haciendo en Misiones entre el Estado y la firma Romance y  Los Mosqueros de Río III que  ya hicieron algunas prácticas, incluso translocaciones.

No hace falta demostrar, que muchos de nuestros ambientes tienen condiciones excelentes para estas especies arraigadas. Si bien voy a contar las experiencias con truchas, estas son muy similares para el  resto de las especies.

En la practica, la mayoría de los ríos trucheros tienen  un momento justo para ir a buscar alevitos, dependiendo de la altura y las temperaturas van de Julio (~600 m.s.m.), a Noviembre (~4000 m.s.m.).

Como sabemos, La altura influye en la temperatura y por ende en los tiempo de maduración de las ovas, que para las arco iris es de unos 320 “grados-día” (= a 32dias de temperatura promedio del agua de 10 grados). Por lo que en el llano con una temperatura promedio de 10 grados, maduraran en unos 32 días y en las alturas con una temperatura media de 5 grados pueden demorar más de 100 días.

tuna-labarta-traslocacion3
El Totorillas, Jujuy, en pocos kilómetros (45 Km.), tenemos más de 2000 m. de desnivel y las truchas se reproducen en toda su extensión y en la misma época (otoño), pero su maduración es muy variable. Por lo que podemos buscar alevitos desde julio a octubre en los diferentes sectores.

Las truchas comienzan a buscar los lugares de desove a fines de Abril, dónde al fondo del pozo, hacen un nido (camas de desove) y depositan las ovas mientras las fecundan. Luego del periodo de incubación (20 a 100 días), se trasforman en un renacuajo que se esconde en las piedras y hojarascas de la orilla, a la ves que la corriente los va desparramando. Luego que perdieron el saco vitelino, emergen (salen del fondo, hacia cerca de la superficie) y es el momento  en que se los pueden atrapar con facilidad con una red de pecera y en cantidades. Estos momentos normalmente coincidan con el fin de  la veda natural, y la truchas empiezan a recuperar peso.

Luego de una semana, los juveniles ya se hacen muy difíciles de atrapar, son muy rápidos y van a ocupar lugares con corriente, buscan comida y protección, hay que prestar mucha atención, para ver pasar uno rápidamente.

Siempre es bueno hacer estos operativos, con la fresca, en los extremos del día y en tirones largos, de noche con la luna llena, más frescas y no expuesta  a la radiación.

tuna-labarta-traslocacion2
Si el traslado no va a ser largo y expuesto a altas temperaturas, se lo puede llevar en bidones de plástico de 5 l muy manejables, de boca ancha para su fácil manejo y con muchas perforaciones en la parte superior, tapado, para que se oxigenen y pueda cambiar el agua, sin que escapen. Las perforaciones no deben superar los 3 o 4 mm de diámetro, para que no se salgan o queden enganchados, como las ranuras de las cajas Vivert.  Si el tiempo es largo, ya hay que recurrir a bolsas de nylon especiales, oxígeno, enfriadores y recambio de aguas aptas (nunca clorada). También es importante que se mantenga en movimiento (por la oxigenación), unos minutos quietos y se asfixian todos. Es por eso que en el cerro, solemos dejarlos cargados en los burros, que mientras pastan  oxigenan las truchas y sino en un remanso en movimiento…

Los bidones perforados tienen la ventaja que no requieren de oxígenos y son fáciles de recambio de agua. En estas situaciones, una vez cargados los alevinos, 30 ,100 o 200 con dos o tres litros de agua y el resto aire, se los lleva o carga en la mula (bici, moto, auto, helicóptero, etc.) y como dije manejando los tiempos y temperatura se puede ir recambiando el agua en arroyos intermedio a nuestro destino

Con el solo hecho de sumergir el bidón en un chorrillo de forma tal que el agua circule por dentro. Ahí se recuperarán, refrescarán y hasta recibirán comida. De esta forma y andando por los cerros se puede tener los bidones con los alevitos encerrados por varios días sin que sufran, se alimenten y estén lejos de nuestro contacto.

tuna-labarta-traslocacion4
También hemos traslocado reproductores, pero en distancias y tiempos más cortos, en las bolsas de siembra, ya que en los bidones no se los puede meter y las bolsas son fáciles de llevar al hombro.

Esta practica, aparte de ampliar nuestras expectativas y conocimientos de la pesca, ayudan a mantener nuestros ríos con buena pesca.

No hace falta sembrar de a miles  para poblar un río, con esta técnica, llevando pequeñas cantidades a lugares adecuados y protegidos, se pueden generar poblaciones saludables de truchas. Y una repoblación natural y permanente río abajo. sobre todo en arroyos de cascadas, donde no pueden remontar.

Como verán, las  herramientas son mínimas, una red de pecera o colador y un bidón perforado. Sumamente livianos y cómodos de cargar junto al resto del equipo. ¡Claro esto lo podemos hacer mientras pescamos! También conviene llevarlos limpios (desinfectados) con verde de malaquita y/o azul de metileno, para evitar transmisiones de hongos y bacterias.

La AJUPEM de Jujuy, trabajó en la recuperación de la estación de piscicultura de Yala y la repoblación de los ríos y represas, con genética de CEAN, Yala y los Nogales. Ahora estamos incorporando más pescadores, al grupo que con sangre nueva que  reimpulsarán las nuevas siembras y cuidados.

tuna-labarta-traslocacion5
La experiencia de siembra es exigente y reconfortante, como cuidar un hijo. La satisfacción para el pescador sublime, y si puede hacerlo con su familia y amigos más aún. Empuñar un equipo de mosca, unas moscas recién atadas, caminar en esos paisajes y pescar una trucha sembrada por uno,….. hay que vivirlo para saber más de esto.

Buena pesca…

Para más información , comunicarse a:

  • tunalabarta@gmail.com
  • ajupemjujuy@gmail.com

Comentarios

2 Respuestas para “Experiencias de Traslocación de Peces en Sitios Remotos (Jujuy)”
  1. Facundo dice:

    Felicitaciones por la nota y la iniciativa. Espero aunque, por experiencia, soy un poco escéptico, que sangre nueva agarre la posta y esto siga su curso. Felicitaciones Tuna por el trabajo y Diego por ofrecer el espacio. Saludos.

  2. Diego Flores dice:

    Una gran propuesta del Tuna y excelentemente bien expresada… uno lo lee y en los pequeños detalles se da cuenta que es un verdadero “vaqueano del monte y el agua”.