Lisas o Múgiles con Mosca en las Rías Gallegas (España)

octubre 2, 2016 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

muxos-wordpress
Textos Diego Flores. Fotos Diego Flores, Eloi Saavedra, Daniel Lara y Eugenia Rojo.

Buena parte de mi acervo hunde sus raíces en Xaviña, una pequeña aldea gallega en el corazón de la bravía Costa da Morte. De allí proviene toda mi familia materna, con mi madre traída a Argentina de niña en 1950 tras la miseria de dos cruentas guerras continuadas: la Civil Española (1936/39) y la Segunda Guerra Mundial (1939/45). Una de las tantas historias de desarraigo de inmigrantes arribados a Pompeya y Parque Patricios, los barrios donde transcurrió mi niñez.

Lejos de mis posibilidades económicas, siempre anhelé conocer el terruño del que tanto hablaban mis abuelos con ese dialecto típico de las Rías Altas. La conjunción del casamiento de mi prima Noelia Vigo y un pasaje cedido por mi padre Miguel, “para que conociera la tierra de mi madre y antepasados” conjugaron un viaje que me conmovió hasta lo más profundo.

lisas-alimentandose-en-supe
Un proverbio gallego reza “la cabra al monte tira”, y como no podía ser de otra manera, realicé mucha pesca con mosca dirigida a uno de mis peces fetiche: las lisas o múgiles, aquí conocidos como muxos o muxes. En un bellísimo paisaje que remite a los bosques andino patagónicos, donde en vez de lagos tenemos rías igualmente frías y cristalinas.

Aquí se reconocen a tres especies como las más importantes:

  • El múgil  de labio grueso o muxo negro (Chelon labrosus), con su labio superior de gran tamaño y notables papilas labiales. En inglés se lo conoce como thicklip grey mullet. Es la especie que en promedio desarrolla mayor tamaño, y en presencia de corriente es un pez muy poderoso.

pesca-lisas-con-mosca5

  • El múgil dorado o muxo saltón (Liza aurata) que destaca por sus manchas doradas esfumadas sobre los opérculos. Levemente más pequeña que la anterior, en inglés se lo conoce como golden grey mullet. La más peleadora libra por libra, y suele habitar en playas abiertas, donde se alimenta de la remoción de las olas.
  • Y el múgil de labio fino, muxo común o morragute (Liza ramada), de labio superior fino, completamente grisáceo y muy afecto a vivir en aguas antropizadas o contaminadas. Es la especie que desarrolla menor tamaño, y proporcionalmente resulta la menos peleadora. Según la bibliografia es el que más penetra en los ríos durante los meses de verano. En inglés se lo conoce como thinlip grey mullet.

mugiles-ria-de-lires
Se agrega una de nuestras lisas argentas (Mugil cephalus), de distribución cosmopolita por los tres principales océanos (Atlántico, Pacífico e Índico), aunque esto último es discutido por muchos investigadores. La de mayor tamaño de todas, presente es España en altos números en el Mediterraneo, pero al parecer poco abundante por las frías aguas gallegas.  En inglés se lo conoce como flathead grey mullet.

En mi caso pude pescar las tres primeras especies, advirtiendo comportamientos similares.  Los ejemplares de alrededor de 1 kg no son tan potentes, se ponen más picantes con 1,5 kg, y pasados los 2 kilos “abren las 4 válvulas por cilíndro” tranformándose en verdaderos torpedos escamados.

mugil-dorado-con-mosca
Los más grandes te hacen una primer corrida larga que con tippet fino van al límite de la línea e incluso sacan bastante baking. Un Chelon labrosus de 2 kg, me sacó toda la línea y más de 20 metros de reserva en el primer embate. En rías o ríos con al agua corriendo pelean bastante más que en dársenas o agua parada. Tras esta primer carrera su pelea es dura, a fondo, plantándose o haciéndonos calesita de una manera muy parecida a una boga tres puntos grande. Los buenos ejemplares seguro repiten una o dos corridas fuertes más al medio de la pelea, y opondrán una recia resistencia al momentos de tomarlas con la mano o landearlas.

Según las palabras de Eloi Saavedra, gallego de Narón, fanático y gran promotor de la pesca de muxos con mosca en España: “salvo en la clavada, que es explosiva, estamos ante una maquinaria diesel. No esperes velocidad, sino una pelea continuada y cabezona hasta el final. Y siempre pregunto, ¿alguna trucha te ha arrancado desde 3 m de distancia toda la línea y 20 m backing? A mi no …

pesca-lisas-con-mosca
Al parecer con los muxos existen individuos residentes de coloración más oscura por la influencia del sol; por el contrario los peces más oceánicos poseen una tonalidad más acuosa y plateada, fácilmente advertible cuando ambos grupos se mezclan durante la creciente. Algo que advertí es que es mucho más facil engañarlo con cielo nublado.

Todos los muxos son peces catádromos, de desoves invernales en mar abierto. De hábitos neríticos o costeros,  gustan acardumarse en puertos, desembocaduras de ríos, arroyos, rías y estuarios calmos. Se alimentan de diatomeas bentónicas, algas epifíticas, detritus y pequeños invertebrados. Un pez que en España es incomprensiblemente infravalorado, pero que recechado con equipos livianos y a pez visto en aguas bajas, desborda en desafío.

lucha-lisa-con-mosca
Peces poderosos, pero a su vez sensitivos y delicados, nuestro equipo debe cubrir ambos aspectos. También lanzar en el viento en forma precisa, y a buena distancia de ser necesario. Según los tamaños el equipo ideal ronda entre un Nº 4 y 6. En todos los casos se usan líneas flotantes y leaders de entre 9 y 14 pies, tanto más largos cuanto más calmas y cristalinas sean las aguas. Con tippets finos entre 3X y 2X de fluorocarbon, por su aguda visión.

Con los múgiles existe un “camino difícil”, y un “camino fácil”, aunque tratándose de un pez tan díscolo, aún el “camino fácil” resulta complicado. Lo más sencillo son los puertos donde están acostumbrados a la presencia humana, e incentivar a que suban cebándolos con trozos de pan.

muxos-ponte
Un abordaje de complejidad intermedia son las salidas de las piscifactorías, donde poseen el reflejo condicionado de tomar desperdicios en deriva. Por último está el “camino difícil” de pescarlos en ambientes completamente naturales con imitaciones de algas o pequeños crustáceos marinos.

Los múgiles son peces de comportamiento en bloque; e interpretar este concepto es fundamental para el éxito. De golpe están intratables por lo espantadizos, para luego resistir nuestras presentaciones sin tantas dilaciones. No pican en absoluto, para luego empezar a “probar” la mosca con insistencia, aunque de una manera tan sutil que resulta difícil clavarlos. De golpe arremeten con firmeza y los concretamos a prácticamente todos, para luego no picar más por horas. No es una pesca “para calientes”, hay que ser pacientes, prolijos, y generada la ventana de pique aprovecharla al máximo.

El camino duro…

mugiles-con-mosca
Los dinamarqueses son los principales referentes de los múgiles con mosca. Brian Kjaer realizó en 2006 un DVD llamado “Mullet on a Fly”, que estudié por años tratando de aplicarlo a nuestras lisas vernáculas. Posteriormente está pesca se continuó con éxito en las Islas Británicas (donde Colin Mcleod es un gran impulsor) y España.

Pescar múgiles en ámbitos naturales, sin estímulos químicos o cebados, es una prueba muy dura. Hay que aprender a localizar los peces y esperar el momento oportuno, que generalmente es en creciente y con un día soleado que favorezca la detección visual. La mosca tiene que literalmente rozarles el hocico, y la pesca a ciegas es una completa pérdida de tiempo.

pesca-lisas-con-mosca3
Lo usual es que no pique ninguno, y capturar 1 o 2 se disfruta como tocar el cielo con las manos. Aunque a priori lo consideré antideportivo, tratándose de un pez difícil de clavar porque no muerde la mosca sino que la besa, con el “camino difícil” aconsejo montar las imitaciones de algas en triples pequeños y muy afilados al estilo Lars Kyhnau.

Moviéndome de aquí a allá en una bicicleta tipo mountain , yo realicé esta pesca en Ariño, Enseada da Baxa y la desembocadura del Río Grande en Ponte do Porto. Ariño, la más desafiante, donde para obtener piques había que encontrar los peces en un gran frenesí alimenticio, caso contrario era una denigración total. En Enseada da Baxa predominaban muxos comunes pequeños de hasta 30 cm, que siempre ignoraron las moscas. En Ponte do Porto con el río Grande bajo en un día frio y ventoso, agarré una bajante llena de muxos de todos los tamaños que se largaron a comer como locos y dieron 6 piques en una hora, pero no pude clavar ninguno.

morragute-con-mosca
Tratándose de salidas de pisciculturas visité ubicada en la ría de Lires sobre el río Castro, considerado el paraíso español con la especie. Allí fui acompañado por Eloi Saavedra que correo mediante me pasó data muy valiosa, junto a Emilio Tuimilj y José Tuimil. Sumamente abiertos y hospitalarios, pasamos una jornada realmente espectacular.

Fue el día en que capturé los ejemplares más grandes y en mayor cantidad, especialmente de Chelon labrosus. La mosca del día fue una pequeña imitación de alga sin lastre, Green Drifting Fly en Nº 8, peinada delicadamente sobre el borde de los cardúmenes, siempre en deriva muerta.

pesca-lisas-con-mosca4
Las pruebas con pan las realicé todas en el puerto de Camariñas. Ubicados los cardúmenes, preferentemente en zonas bajas y a nivel del agua, los incitaba a subir arrojando pequeños trozos de pan en dosis controladas (una rebanada cada 5 minutos). Siempre se produjo lo mismo: con pan en el agua no tomaban la mosca “ni de coña”,… a lo sumo la inspeccionaban de mala gana. Recién acabado y con síndrome de abstinencia, empezaban a probar el engaño muy delicadamente, momento en que se perdían muchos piques.

Luego las tomadas se volvían más firmes, con rachas de 3 o 4 peces clavados en pocos minutos. Cuando la actividad cesaba, volvía a incentivarlos con un nuevo y sutil cebado.

moscas-mugiles
Existen muchas versiones de migas flotantes: en pelo de ciervo, cabezas de foam (estilo Santi Nitas) o parachuttes de guata. Mis preferidas fueron estás últimas, en diámetros de hasta una pulgada. El balance entre la carga de material y el anzuelo correcto (Nº 10) es vital para la clavada. Con este método lo más atractivo son las delicadas tomadas de mosca seca en superficie, aunque también funcionan muy bien las versiones sinking recuperadas con tirones largos y muy suaves.

No olvidemos al máximo predador de las rías Gallegas, el róbalo (Dicentrarchus labrax), la versión europea del conocido striped bass americano. En este caso de pequeño tamaño, robaliza como allí la conocen. En el mar abierto y bravo, en spinning y de embarcado, salen peces muy importantes. Con moscas de costa, dentro de la calma de las rías los tamaños habituales no superan el kilo. Un pez que no quiere sutilezas; todo intento con camarones y moscas acordes a su porte fracasaron.

robaliza
Son tragones, les gusta la boca “bien llena”, y responden bien a minnows de puglissi y craft fur de 8 o 9 cm. Utilicé equipo Nº 6, shooting transparente, corredor del 0,50 mm y tippet 0,30 mm por si aparecía leviatan. Picaban al atardecer con poca luz, en creciente, con el agua corriendo fuerte, prospecteando la corriente al estilo Limay. Su lucha en estos tamaños, muy similar a nuestras percas patagónicas.

Camariñas, Provincia de Coruña, España

Forma parte de las bellísimas Rías Altas Gallegas, y es el centro geográfico de la Costa de la Muerte (Costa da Morte) por la infinidad de naufragios acontecidos en un mar tremendamente bravo y rocoso. Los celtas lo llamaban Mare Tenebrarum, hogar de todos los monstruos conocidos. Allí se encuentra el Faro de Cabo Villano, que por su imponencia inspiró a Julio Verne en su novela “El faro del fin del mundo”.

galicia
El encaje de bolillos, la pesca, el marisqueo y el turismo son las principales actividades económicas de Camariñas. Los poblados cercanos de Camelle y Arou fueron emplazamientos vikingos durante la Edad Media. El poblado de Xáviña (menos de 1000 habitantes), se originó en torno a una parroquia construida por los romanos en el siglo XII.

Comentarios

2 Respuestas para “Lisas o Múgiles con Mosca en las Rías Gallegas (España)”
  1. Edgardo Vieytes dice:

    Querido Diego: no dejás de sorprender con tus notas y sus contenidos. Te felicito por ellas y por tu viaje. Abrazo enorme.

  2. Gustavo Muñoz dice:

    Diego, felicitaciones. Un lujo de pescador, y de periodista. Tus relatos son vívidos, y no menos instructivos. Si Dios quiere en diciembre disparo unos días a Marchi (te aviso así te prendés y aprendo algo). No soy mosquero pero esta pesca me apasiona; como la de cualquier pez que desdeña el mejor de los engaños (incluyo a nuestro sábalo).
    Un abrazo y nos mantenemos en contacto.

    Gustavo

Dejá Tu Comentario

Compartí tus ideas
Pueden ser muy importantes para todos... gravatar!