Percas con Mosca: “Chupetas Shallow Water Parte I”

noviembre 22, 2010 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

bahia-percal

Textos Diego Flores. Fotos, Diego Flores y Tito Fontana.

Fondo de arena, con ese arrugado tan particular que le otorga la marejada suave. Aguas cristalinas, manchones de algas y una resolana que dificulta ver los peces. Vadeo un enorme bajío de 1 o 2 hectáreas. Atrás, una línea de rompiente delata al responsable de esta bahía extrañamente calma: un largo reef de piedra que nos protege como un malecón semisumergido.

Caminar, buscar, cazar peces con la vista. Pescar en flats, la vida misma!!!

Estoy exaltado como un adolescente, el cuore bombea pura alegría. Y una parte importante es enfrentar esta rara circunstancia con un equipo que adoro, y considero justo para la ocasión: una cañita TFO Finesse Nº 3 (7,9 pies), mi viejo Orvis Battenkill ¾ a click (con 20 años de batallas) y una línea flotante. En la punta de un líder de 9 pies, destella una Patagonia Bugger Nº 6 de cactus chenille oliva.

Enfrente pasa un cardumen de peces nerviosos, rechonchos y robustos. Me hacen acordar a las corvinas rubias que sacaba de pibe en el muelle de Villa Gesell. Intento tirarles, pero al ver la línea en movimiento se asustan y salen disparados. A ciegas, casteo hacia lo que podría ser su nueva posición. Dejo hundir la mosca y comienzo un stripeo de tironcitos cortos y rápidos. Me sorprende una chupeta en seco, pero zafa. No clavo y sigo stripeando. Una nueva chupeta y está vez le coso la boca jalando con la línea como si fuera un doradillo. El pez, que se encuentra en menos de 50 cm de profundidad, pega un violento salto en el que junta su cola con su cabeza como una herradura. De fondo escucho a Tito y Víctor Leiva decir a dúo,…Eeesssaaaaaaa!!!

perca-flato

Apenas el pez toca el agua, emprende una sucesión de violentos cabezazos cuasi corvineros.  Saca toda la línea, descansa unos segundos y luego saca otros 10 m más de backing. Luego me encara, haciendo círculos a mi alrededor. Le meto presión, el reel chirria otra vez y nuevamente saca toda la línea y unos metros de backing de regalo. Minutos después lo reduzco tomándolo del labio como un black bass.

Tito se acerca sonriente y le digo – cheybon, viste lo que hizo este pez, te pido por favor que lo inmortalices con una buena foto para recordarlo por siempre-.

A esta altura Ud. ya sabe de que estoy hablando, porque vio el título y las fotos. Pero para que quede claro lo repito: fue una perca de boca chica del lago Buenos Aires. Una simple y  humilde Percichtis trutta, pez que lo único que logra cosechar entre los mosqueros son puteadas, sartenes con aceite hirviendo, y más puteadas…

perca-mosca2

Chupetas shallow water: capítulo percas….

Con toda la razón del mundo usted estará pensando: este muchacho cambió de dealer, enloqueció, se volvió completamente gagá…. Y en verdad, no lo culpo en absoluto.

Aclaro que esto que acabo de contar es un pequeño retazo (selectísimo, pero retazo al fin) de un iracundo rapto de 3 horas con 100, tal vez 120 percas entre 3 cañas. Con numerosos dobletes y tripletes. Todas devueltas, hasta que nos corrió la noche. No capturamos monstruos (ninguna pasó los 2 kg), pero eran todas parejitas de entre 1,2 y 1,5 kg. Un lujo…

En un viaje santacruceño “rompe récords” con arco iris de hasta 4 kilos, marrones de hasta 5,5 kilos y pejerreyes patagónicos de hasta 1,2 kg; todos los presentes (4) coincidieron que el “Extraño caso de la Bahía Percal” fue el orgasmo, la cumbre más alta de un viaje demasiado alto.

Hoy veo las fotos y no reflejan en absoluto la energía de esa tarde. La plataforma de información ideal era el video. ¡Lo que hubiera dado por que estuviera allí Germán Cerrotti con su cámara, registrándolo todo!. Mientras pescabamos, con Tito, no parábamos de tirar títulos tentativos, entre alaridos y risotadas. El más votado fue: “La Perca: un pescado de mierda” jajá jajá….

perca-mosca3

Si bien esa tarde cambió completamente la percepción de este pez, mi mirada de la perca siempre fue bastante elevada. Salvando la escala, no es la primera vez que me pasan cosas parecidas con ellas. Hurgando en textos inéditos de “Aguas Patagónicas” redescubro fragmentos escritos hace más 12 años…

  • “Recuerdo una tarde de pesca en el Nahuel Huapi, al lado de los pilotes del viejo muelle de Playa Bonita, durante una eclosión de Meridialararis tamaño 16. Un pez muy bueno tomaba emergentes en menos de 70 cm de agua, alrededor de donde me hallaba parado. Tuve que salir del agua y realizar innumerables presentaciones hasta acertar con la mosca y ponerla en forma perfecta en su ángulo de visión. Después de 20 minutos terminó tomando un emerger de Antron Nº 18, dejándome perplejo que la razón de semejante derroche de deporte y sutileza, fuera una perca gordísima de más de 60 cm”

perca-mosca4

  • “A fines de diciembre me encontraba en la recta anterior a la Curva Grande en Rincón Chico (Limay Superior), pescando los últimos minutos del día. La idea era capturar un “pez gordo”, por lo que me hallaba con mi Sage RPL 490,  shooting fast IV con amnesia de 15 lb y casteando una Cristal Bugger Nº 6. Cuando la mosca terminó el swing y se recostó cerca de la costa tuve una parada fortísima. Inmediatamente un pez enorme rompió la superficie con dos saltos consecutivos y se clavó en el medio del río. Las corridas y cabezazos se sucedían uno a uno, mientras el sol se esfumaba definitivamente detrás de los cerros. Tras casi 10 minutos de lucha, y caminarla bastante, lo que yo creía una marrón residente de 2,5 kg, resultó una hembra de perca de boca chica de igual peso. La devolví al agua atónito; muchas marrones del río hubieran envidiado su tozuda resistencia”
  • “En otra ocasión en aguas del Limay Medio (Boca Toma, en febrero) me topé con un núcleo de peces subiendo a una eclosión de mayflies. Solo después de afinar el tippet a un 6X y bajar mi mosca a una Patagonia Dun Nº 18 pude obtener el primer pique. Se trataban de percas boca chica de 700 gr a 1 kg, que con equipo 2 y línea flotante, me dieron una mañana de pesca memorable”

perca-mosca1

Échale la culpa al flat, chico!!!

Muchos consideran a la trucha un pez moderno y a la perca un pez prehistórico, cuando la realidad es todo lo contrario. La perca (un perciforme) es mucho más evolucionado. Y porque no, más inteligente de lo que pensamos. Y eso lo deja entreveer en la lucha.

La lucha es la manifestación del miedo del pez. Quiere librase de la fuerza que lo empuja al abismo de aire, y con la información disponible en su lenteja (cerebro), plantea varias estrategias para zafar. Si el agua es profunda, buscará la profundidad a cabezazos. Si el equipo es muy potente se limitará a clavarse en la corriente, y abrir la boca para generar la máxima resistencia a la tracción. Como estrategia de lucha (aguantar los trapos atornillado a una baldosa) es muy buena. Como game fish una porquería…

Por el contrario un equipo bien liviano que le permita moverse más libre, hace que la perca se suelte, que busque otras estrategias para salvar el pellejo. Ello le da variados matices a su lucha, como corridas cortas y veloces, revolcones en superficie y esporádicas cabriolas aérea. Otra de las características de estos percíctidos es la variabilidad de la lucha entre ejemplar y ejemplar. Es común que mientras una perca nos brinde una buena emoción, otra del mismo tamaño y capturada en el mismo lugar, se entregue casi sin luchar. Al respecto noté que cuanto más robusto es el ejemplar, más explosión muscular tiene. Las percas más largas y delgadas pelean bastante menos.

perca-con-mosca-bajo

Aquí aparece una variante que nunca había experimentado: el flat; un largo e interminable flat. Me había tocado capturar percas en aguas bajas, pero bastaba una corrida para que fueran a lo profundo y se convirtiera nuevamente en una perca.
Pero en 50 cm de agua, planas como una cancha de fútbol, la estrategia es correr, “Run like hell” como compuso David Gilmour… Para muestra basta un bonefish en 50 cm de agua contra otro clavado en 5 metros. Lo mismo sucede con una trucha, una boga, un róbalo, una lisa, una carpa o un sábalo. La infinita magia del flat que, a parte de calificar la pesca al máximo durante un rececho 100% visual, hace que los peces se quemen como bólidos, que den lo mejor de sí en la lucha.

Las percas en flats me hicieron acordar, mucho a los róbalos que pesqué con el Pelado Ruíz y Agustín Ayuzo (ver: Róbalo Patagónico con Mosca en Puerto Madryn). Mientras con las primeras usé un equipo Nº3, con los segundos apliqué un Nº 5. En el flat las percas entregaban todo y tras la lucha quedaban como catatónicas. Al soltarlas se recostaban al lado nuestro y al recobrar el aliento partían raudas al cardumen. Nos pasó de clavar percas que no peleaban nada, y tras reconocer alguna seña particular caímos en la cuenta que ¡ya las habíamos pescado! Una conducta 100% tararirera…
Otro tanto podría agregar a la agresión y frenesí reproductivo, ya que la experiencia se desarrolló sobre un cardumen hormonalmente muy exaltado. Pero si rebusco en el pasado, no es la primera vez que doy con “agregaciones sexuales” y no por ello peleaban así.

perca-mosca5
Que esta nota sirva para que razonen la magia de los flats patagónicos y saquen sus propias conclusiones. Los espero en la segunda parte de “Chupetas Shallow Water”, con Adrián Tito Fontana, y como protagonistas excluyentes, unos pejerreyes patagónicos del demonio que pesaron entre 700 gr y 1,200 kg.
Una copa por todos los bajíos pescables del Planeta Tierra, y otra por la alegría de incorporar a la vida cosas nuevas, distintas. Hasta la próxima….

Para más información sobre percas, ingresar a www.aguaspatagonicas.com

Comentarios

11 Respuestas para “Percas con Mosca: “Chupetas Shallow Water Parte I””
  1. Carlos dice:

    Muy bueno el relato, Diego. Y la perca es así: amor u odio. La más grande que saqué yo fue con caña 3, mini ST y “guli” negra con brillos azules en un flat que está unos 500m abajo de la confluencia Malleo-Aluminé. Impagables (e impensables) los 3 Kg de rechoncha testadurez. La terminé arrimando con las manos, como una cinchada, ya que la cañita no daba más.
    Me quedan los pejes como deuda pendiente con los peces autóctonos.
    Suerte y nuevamente felicitaciones.

    CAD

  2. Pablo dice:

    Excelente! la verdad me hizo soñar…

  3. Gustavo dice:

    Diego , felicitaciones, excelente nota, realmente tenemos que empezar a disfrutar todas las especies en esta linda pesca con mosca!!! Sldos

  4. Adrian Fontana dice:

    Lo que pesqué y me divertí ese día no tiene precio, ojala alguna vez pueda repetir semejante experiencia.
    Una pesca de antología que jamas olvidaré, sin dudas ¡el flat dignifica a los peces y al pescador!
    Una copa en alto por todos los flats del planeta!

  5. Diego Flores dice:

    Ya lo creo Titus, de los mejores pescones del año. Y ahora ponete las pilas y escribite una segunda parte polenta con los pejes…
    Me hubiera encantado hacerla a mi, de no ser por el pequeño detalle: no saque ni uno y un amigo de Palermo me hizo un 8 a 0 ¡in your face!!!! Que calentura por Dios….
    Para colmo volví a la lagunilla de Piedra y los pejes patagónicos me volvieron a denigrar. Matungos casi tan grandes como los del lago Buenos Aires.
    Me tienen de hijo, bbbuuuuaaaaaaa!!!!!

  6. Gustavo Estevez dice:

    Diego, un lujo la nota. Que lindo equipete que usaste para pescar las percas, me imagino esa cañita doblandose a full!!!
    Te mando un gran abrazo.

  7. Fernando dice:

    Esta nota destila adrenalina pura!!!!. Me encantó lo de RUN LIKE HELL!!! Los felicito…
    Abrazo

  8. PEDRO dice:

    Como andan chicos??? DIEGO Y TITO, bueno, esto es lo que tenemos en el lago BS. AS. Che pongansen las pilas y recuerden que en marzo y abril las marrones en el Jeinimeni te humillan y se llevan tus moscas en calidad de escarbadientes.
    SALUDOS MUCHACHOS

  9. Diego Flores dice:

    Pedrín las marrones son parte prioritaria de la agenda jajajaja!!!

    Abrazos y feliz 2011!!!!

  10. Alejandro dice:

    La verdad muy buena salida de pesca!!!! que lindas capturas.
    Hace rato que ando buscando donde sacar unas percas y a decir verdad nunca doy con ellas. ¿En que localidad es este lugar chicos?
    Slds
    Alejandro

  11. RODOLFO dice:

    Me encantó la nota , ni hablar de las fotos. En que parte del lago sacaste esa hermosa marrón. Y donde es que esta esa bahía percal que me hablas quiero ir ya!