Pesca con Mosca en Alto Paraná, Puerto Rzepecky

marzo 9, 2015 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

dorado-con-mosca-dos-manos
Textos Diego Flores. Fotos Diego Flores, Emilio Rizzo y Sergio Antunez.

Patagonia y Alto Paraná. Alto Paraná y la Patagonia. Las dos regiones argentinas, que como pescador de mosca, más me conmueven. Y que temporada a temporada, como el ying y yang, se me revelan como opuestos complementarios. Una cita en el calendario veraniego, que hoy por hoy, es completamente impostergable…

¿Por qué opuestos complementarios? Porque si bien los paisajes y las especies son diametralmente opuestos, las emociones que nos embargan y la esencia deportiva es la misma. Un gran dorado equivale perfectamente a una trucha trofeo de una boca legendaria, lo mismo que un ágil pirá pitá a una arco iris tomando una seca, o un pacú a esa mañosa trucha marrón residente dueña del pozón. Dos vórtices antagónicos, donde un pescador imaginativo puede pescar de todo y con todo, desde un equipo ultraliviano Nº 2 a una poderosa caña de dos manos Nº 8/9.

pacu-con-mosca-alto-parana2

Como es costumbre, fuimos recibidos por Luis Rzepecky de La Regina Lodge, un anfitrión de lujo siempre atento a las necesidades de una nota tan compleja. Un caballero con mayúsculas, con el que resulta imposible no terminar hasta altas horas de la noche entre rondas de cerveza y anécdotas inolvidables.

Apenas llegados tuvimos la suerte de encontrarnos con su primo Miguel, que en un hueco en la cosecha de arroz, nos llevó a conocer sus cuevas más preciadas. Un mosquero criado en el río, sumamente refinado y con una ética al estilo Bebe Anchorena, que actualmente no concibe otra pesca que no sea con línea de flote, a pez visto o con moscas pequeñas. Un sorprendente rara avis, en medio de la impertérrita rusticidad litoraleña…

dorado-con-mosca-miguel

Ya de entrada, buscando pacú dentro del sistema del Abra, sugirió que cambiara mi bolita de plástico (Martim´Plock) por una de flote. Cuando ví por primera vez esa especie de aceituna torneada en goma EVA, debo reconocer que recelé bastante. Pero pasados tres meandros de río, y para que no me quedaran dudas, un ejemplar de 5 kg la tomó en un pique completamente visual, que en su larga corrida me dejó una soberana quemada de línea entre dedos.

Con caña Nº 5, agua baja y mucha cancha libre para pelearlo, fue sin duda uno de los peces del viaje. Si las imitaciones plásticas de frutos de César Palma revolucionaron la pesca con mosca del pacú, nuevos paradigmas afloran con este nuevo y delicado engaño de flote, cuyo precursor parece ser Mario Capovía.

bogas-con-mosca

Al otro día arrancamos con Sergio Antunez Rossi, quien sería nuestro guía oficial. Sumamente profesional y bien equipado, nos pintó el panorama del río y trazó una estrategia muy atinada. Con el dorado flojo pero con promesas de grandes, apuntamos a pescarlos en sitios muy puntuales a primera y última hora del día, para dedicarle el resto del día a los omnívoros.

La mañana arrancó bien temprano por la zona de Caihue, con varios doradillos con línea de flote que no superaron los 3 kilos.

Pasadas las 10 am, y abrazados por un calor insoportable, fuimos en búsqueda de un pacú grande. Así pasamos por “aguas de monstruos” como Piedra Mora y Crucecita, pero con muy pobres respuestas.

dorado-con-mosca

Achicando equipo, y metiéndonos en los arroyos menores como el Tuyutí y el Abra, dimos con una pesca de pacúes realmente inolvidable. Pasó de todo, con zafadas, empaladas, cables de 30 libras cortados a dentelladas y al menos diez ejemplares capturados y devueltos.

Un pique en particular fue imborrable, con dos pacúes en superficie disputándose al unísono la bolita. Una de esas escenas que persistirán grabadas a fuego en nuestra memoria. A la lista se agregaron bogas, que con equipo liviano eran dinamita, y varias especies de paculetas (género Myloplus) entre las que fotografiamos un ejemplar no registrado para la zona. De momento, quedamos a la espera de la respuesta de nuestros ictiólogos amigos para su confirmación.

redondos-con-mosca

Esa tarde terminamos atados a los palos de una punta de isla desmoronada, con varios dorados monstruos lomeando a nuestro alrededor, pero que salvo un par de ejemplares pequeños, ignoraron las moscas rotundamente.

Al amanecer del otro día, con una tormenta pisándonos los talones, y esa caída de barómetro que tanto enardece a Salminus, regresamos al mismo sitio. Nuevamente Sergio dio en la tecla con sus apreciaciones, y con una gran Andino suri con antienganche de fluorocarbono y caña de dos manos, dimos con un dorado macho inusualmente grande, que ofreció un pique y una pelea sumamente poderosa.

pacu-con-mosca-alto-parana

Cuando todo estaba listo para seguir con los pira pitá con secas, nos corrieron unos relámpagos dignos de Odin y una lluvia a baldes. Este evento meteorológico, con la correspondiente baja de temperatura, nos complicó bastante los días subsiguientes.

La experiencia estaba completa y solo restaban los dorados en bancos, para cerrar una crónica redonda. Una pesca tan dura y desafiante que se siente como escalar una montaña, y que igual que en el Caribe se realiza a pez visto en aguas que rara vez superan el metro de profundidad. Una apuesta que con mucha suerte puede darnos 1 o 2 piques por día,… ¡pero que piques! Aquí los portes son todos buenos, y un doradillo sin lugar donde refugiarse, no es más que otro bocadillo entre los sábalos que allí pululan por miles.

pira-pita-con-mosca

Con los ojos enrojecidos de tanto escudriñar la superficie, quietos como estatuas y sin emitir el más mínimo ruido o vibración, Emilio tuvo el primer pique bueno. Pero con tan mala suerte que en la atropellada llegó al nylon y cortó en la primera dentellada. Ya de vadeo, en un pesquero que bautizamos “el banco de tu hermana”, clavé una hembra gorda de entre 8 y 10 kilos. La conexión con lavarropas en superficie, utilizando caña 7 y línea de flote, fue absolutamente brutal. Su primer salto pesado de ballena, solo dejo ver la mitad de su cuerpo. Tras una larga corrida, y durante su segunda acrobacia, escupió la mosca por los aires. Esa noche en el Lodge, charlando con otros mosqueros, caímos en la cuenta que a todos nos había pasado lo mismo con los grandes dorados. Líneas cortadas a la mitad, leaderes estallados, aceros cortados y desprendidas varias.¡El río nos había apaleado!

pesca-con-mosca-dorado

Aprovechando el amanecer del último día volvimos al “banco de tu hermana” temblando de adrenalina como si se tratara de la boca del Limay. Revisado hasta el más mínimo detalle del equipo, tuve dos piques cortos que aún con moscas de anzuelo retrasado del tipo Ita Aporá, no puede concretar. Para quitar cualquier duda que no se trataban de doradillos, dos toninas amarillas lomearon orondas por el sitio exacto donde pasó nuestra mosca. Tristeza não tem fim…

La pesca con mosca en Alto Paraná es un mundo de batallas épicas, en que algunas se ganan y otras se pierden. Cargados de aprendizajes y muy buenos peces, pero con varias espinas clavadas, prometimos volver. Una muestra de la inherente metafísica de este paraíso, con el que siempre quedamos calentitos, y soñamos con volver. Hasta la próxima…

Aquí les dejamos un video de Emilio Rizzo que ilustra los vivido:

La Regina Lodge from Emilio Rizzo on Vimeo.

Equipos recomendados

  • Ultralivianos: caña Nº 2 o 3, línea flotante, leader de 8 pies y tippet de hasta 0,30 mm. Ideal para variada menor como pacuí, pacú reloj, mojarrones y bogas chicas. Los usamos con Martim Plock de 4 a 8 mm, y secas trucheras de tipo Chernobyl´s Ant y Boobie Nymph, entre Nº 12 y 8.
  • Livianos: caña Nº 5 o 6, línea flotante tropical tipo bonefish, y tippet entre 0,40 y 0,50 mm. Los leaders para frutos plásticos (de 10 a 14 mm) de 6 o 7 pies, mientras los usados para secas y frutos flotantes de EVA de 9 pies. Este fue el más utilizado con pirá pitá, bogas grandes, pacues medianos o doradillos.
  • Pesados: caña Nº 7, 8 o 9, línea flotante tropical y tippet entre 0,50 y 0,70 mm. Los leaders para frutos plásticos de 6 pies (12 a 14 mm), mientras los usados para dorado de 7 u 9 pies. El más empleado para pacúes y dorados grandes.
  • Caña de dos manos: Nº 8/9, shooting 450 grains hundimiento entre I y IV, corredor de nylon de 50 lb. y leader de un solo tramo de 2 m del 0,60 mm. Exclusivo de dorados grandes, en aguas abiertas.

pacu-con-mosca-alto-parana1

Servicios

La Regina Lodge & Apart Hotel: hotelería y gastronomía de primer nivel. Pileta y sala de juegos. Lanchas equipadas. www.puertorzepecki.com.ar. Puerto Rzepecky R.N. 12 km. 1126,4. Coordenadas: latitud: -27.313595, longitud: -57.892641.

  • La Regina se encuentra a aproximadamente unos 100 km de Corrientes Capital (96 km asfalto + 4 km de mejorado).
  • A Corrientes o Resistencia, puede llegarse tanto por avíon (Aerolineas Argentina, desde Aeroparque), como en numerosas empresas de ómnibus (con servicio ejecutivo).
  • El hotel cuenta con tranfers a la capital correntina, adecuado a la necesidad de cada grupo de pescadores.

servicios

Guía de pesca con mosca: Sergio Antunez Rossi +54 362 154665905. sergio_antunezrossi@hotmail.com.