Pesca con Mosca en Río Pico y Aldea Las Pampas

febrero 20, 2016 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

marron-lago-3
Textos Diego Flores. Fotos Diego Flores y Luis Brunt.

El valor más destacable del área de Río Pico Oeste es que mantiene intacta la esencia de la Patagonia salvaje, prostituida en muchos sitios por la mala urbanización, el asfalto y el crecimiento demográfico desmedido. Un sitio singular, agreste, inhóspito y bello, de los últimos en que perdura la tradicional cultura gaucha surera.

Antigua tierra de prófugos y cuatreros, fue escenario de las andanzas de los criminales yanquis Wilson y Evans, quienes escribieron con sangre y pólvora increíbles historias que aún cobran vida en la verba de los viejos pobladores. La más célebre tuvo que ver con el secuestro de un estanciero Luis Ramos Otero, que prendió fuego el refugio en el que se encontraba preso, y escapó rompiendo a empellones los troncos ya debilitados.

paisajes-rio-pico
Hace mucho tiempo visité la zona de la mano de un amigo y gigantesco guía llamado Raúl San Martín. Los campamentos a orillas del Pico en lo del poblador Justo, bajo un cielo infinito de estrellas, en sitios donde caminábamos días enteros sin ver un pescador, quedaron para siempre en mi memoria. Hoy la historia se repite junto a un nuevo amigo, el galenso Luis Brunt, un guía que conoce al dedillo cada centímetro cuadrado de la cuenca, y resulta una calificadísima consulta del área.

Nuestro lugar de morada fue la Loma Lodge, ubicado a un puñado de kilómetros de la Aldea las Pampas, que según el censo de 2010 apenas alcanza unos 50 habitantes permanentes. Allí fuimos atendidos maravillosamente por Carlos Solís, nieto de pioneros que llegaron a la zona a principios del siglo XX, Paula, Claudia y su hija Soe. Un sitio cálido y familiar, para disfrutar a pleno de la naturaleza, sin señal de celular y disfrutando de exquisitos platos preparados con productos de su propio campo.

rio-pico-inferior

Descripción de la cuenca

La cuenca pacífica del Pico, con el río homónimo como columna vertebral y su densa red de tributarios, incluye 10 lagos pequeños que suman una superficie total de 33 km². Los más conocidos son los Nº 1, 2, 3, 4 y 5; que quedaron atados al bautismo numérico de la comisión de límites y sirvieron de inspiración al libro de Ernesto Maggiore “Donde los lagos no tienen nombre”.

Si bien a ras del suelo todo parece normal, un “vistazo cartográfico” nos enfrenta con un sistema sumamente extraño. Mientras las principales cuencas patagónicas que vuelcan al Pacífico funcionan como una sucesión de lagos y ríos, unidos como los eslabones de una cadena, con el Pico sucede lo contrario: con un puñado de lagos desconectados, con un río lleno de gambetas que pareciera evitar tocarlos.

lago-3
Sin embargo, varias zonas de indecisión hídrica y arroyuelos tumultuosos en épocas de lluvias, dan forma a una curiosa cuenca de “integración invernal temporal”. Aquí las posibilidades son sumamente variadas, con una gran diversidad de aguas que permite pescar más de 10 días completos sin repetir un mismo sitio. La misma incluye pesca fina y solitaria de alta calidad en los ríos, con grandes peces trofeo en los lagos. Si bien existen abundan los ingresos públicos, buena parte son de accesos se dan a través de un pago a los pobladores ribereños.

Ríos Pico y las Pampas

Una de las principales características del Pico es la notable variación en su estructura anatómica, a medida que evoluciona en el valle que lo contiene. Contra lo que la lógica indicaría, en sus tramos superiores se define como un curso casi de llanura, mientras se transforma en un típico de montaña en sus tramos inferiores. Nosotros visitamos un área del río realmente privilegiada, los canales de Solís/Pube y la Confluencia, donde se unen los ríos Pico y las Pampas.

rio-las-pampas
Aquí el Pico ingresa en una pampa mallinosa, y se divide en un abanico de canales menores. Los mismos son excelentes para la pesca con secas y ninfas, lanzando aguas arriba ocultos contra las barrancas, aunque teniendo en cuenta que es una zona abierta donde los vientos pueden dificultar las presentaciones. Aquí las imitaciones de ninfas de odonatos o secas de tipo Western pueden hacer la diferencia, con mucha trucha mediana e intimidantes “cocodrilos marrones” que pueden alcanzar los 2 kg.

También encontramos los Quietos, diferentes abras entre taponamientos de sauces de corriente mínima y con mucha vegetación sumergida. Verdaderas peceras donde se ven patrullar arco iris tan atractivas como muy difíciles de engañar. Se trata de pesqueros técnicamente muy complejos: por un lado requieren de presentaciones extremadamente precisas en espacios reducidos y tippets finos, y por el otro las algas hacen muy difícil una lucha limpia.

marron-rio-pico
El río Las Pampas, el tributario más importante del río Pico, es otra de las perlas a disfrutar. Variado, divagante y meandroso, nace al pie del cerro Desnudo (2258 m.n.m.) y recoge una densa red de chorrillos menores muy cercanos a la divisoria de aguas del lago Vintter. Se divide en dos tramos tomando como referencia el poblado de Aldeas las Pampas: el río Las Pampas superior y el río Las Pampa inferior. Mientras en el tramo superior las truchas arco iris son dominantes, en el tramo inferior la situación se invierte a favor de las truchas marrones.

Por anatomía y calidad de pesca resulta ideal para pesca con ninfas, secas y equipos livianos (Nº 2 a 4). De costas bastante limpias y fáciles de transitar, es un río excelente para caminarlo y pescarlo de vadeo. Las aguas rápidas y bajas se prestan más a la pesca con ninfas en profundidad, mientras las barrancas son ideales para secas atractoras voluminosas tipo Chernobyl o Stimullator. Al momento que visitamos el Pampas dimos con una eclosión de mayflies que nos dio una pesca de secas inolvidable.

rio-pico-pube

Legendario Lago 3

Para muchos un mallín hecho lago, con solo 2,5 km de diámetro el Tres apenas alcanza una profundidad máxima de 10 m. Su escasa profundidad promedio los transforma en cien por ciento fotosintético, cualidad que eleva su productividad a índices muy notables. Su lecho está constituido lodo, cubierto de algas como vinagrilla y cola de zorro. Entre estos cúmulos se forman limpiones y canales sumergidos: avenidas naturales por donde las truchas gustan movilizarse. La calidad y densidad de su población truchas, lo convierten en el lago mejor ranqueado de la cuenca y uno de los más regulares en cuanto a pique. Con el agregado que en momentos de calma permite la aplicación de técnicas sutiles (ninfas y secas).

Aunque de una manera limitada, el lago Nº 3 puede ser pescado de costa, rinde mucho más con embarcaciones: un gomón o semirígido para movernos sin influencia del viento, y belly boats de apoyo para usarlos una vez llegados al pesquero, es la combinación ideal.

paulino-lago-3
Gran parte de sus márgenes, sobre todo las que dan al oeste, están cubiertas por densos juncales que forman un grueso anillo que cierra el paso. El Tres vuelca sus aguas en forma intermitente al río Pico a través de unos canales y bajos mallinosos de la zona de la Puntilla. Esta zona con agua altas, que es ideal para pescar agresivas truchas marrones y arcoiris entre las algas al estilo “tararira”, con moscas secas voluminosas del tipo Fat Albert o delicados poppers de EVA.

Teniendo en cuenta el porte de las truchas (entre 1,5 y más de 4 kg) y la gran proliferación de algas, no se recomiendan equipos menores a un Nº 5 o 6 y tippets inferiores a un 2X. Las líneas más versátiles son las W.F. flotantes o intermediates transparentes, y como moscas sobresalen los streamers (Nº 4 al 8) atados con materiales suaves o ninfas que imiten odonatos.

Otros ámbitos relevados

rio-pico-ambientes
Lago Nº4: pequeño, bajo, de veriles suaves, ideal para belly boats. Posee una gran abundancia de anfípodos. No se trata de un ámbito fácil, uno o dos piques de buen tamaño es la regla diaria. Fue uno de los lagos estrella de la cuenca, con capturas históricas de 7 kg, pero desaparecidas por la falta de cuidado. En un intento por recuperarlo se lo hizo exclusivo para la pesca con mosca y se prohibió la navegación a motor. La medida parece estar funcionando, con una pesca en alza y poderosas arco iris de entre 2 y 4 kg de peso.

Lago Nº5: históricamente fue el más aislado, por la dificultad del vadeo del río Las Pampas. Bellísimo y típicamente cordillerano, posee abruptos veriles, islas, profusión de bahías cerradas y agua muy cristalinas. Sus costas escarpadas, con un tupido bosque de lengas hasta el borde del agua, lo hacen casi imposible de transitar, y una embarcación motorizada resulta vital. Está poblado por arco iris y marrones de 700 gr. a 2,5 kg, muy disponibles a las moscas secas en días calmos de verano.

rio-pico-mosca-seca
Río Pico inferior: entre Gendarmería y los Cajones, muta a un río cordillerano de primorosa anatomía, con fondo de piedra bola y un constante intercalado de pools y aguas rápidas. Se caracteriza por su abundancia de truchas arcoiris y marrones de 300 gr. a 1,5 kg, que propenden a una pesca sostenida y divertida. A pesar de ser bastante ventoso, resulta sobresaliente para la pesca con equipos livianos (Nº 3 o 4) moscas secas y ninfas, muchas veces a pez visto. Con streamers en los pozos más profundos, pueden salir marrones destacables.

Servicios

La Loma Lodge: pesca deportiva con devolución obligatoria. Travesías y aventura 4×4. Salidas a Chile Lago Verde. Ruta 19, zona de lago 4, Río Pico Oeste, Chubut, Argentina. Tel.: 02945 15-68-3296. turca_esquel@.yahhoo.com.ar

Luis Brunt: guía de pesca con mosca. luisbrunt@gmail.com, Tel.: 0280-4668118 y 02920-15403240. www.flyfishingriopico.com.ar

las-pampas-lodge