Pesca con Mosca: Steelheads del Río Santa Cruz

mayo 18, 2016 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

steelhead-rio-santa-cruz
Textos Diego Flores. Fotos Diego Flores, Luis Brunt y Fernando Charro.

Los Hielos Continentales Patagónicos, ubicados en la frontera argentino chilena, son los terceros más extensos del mundo tras la Antártida y Groenlandia. Y los mayores con acceso terrestre y carácter continental no polar. Una gigantesca masa de casi dos millones de hectáreas que en su derretimiento escurre hacia ambos océanos. Los derrames al Atlántico discurren exclusivamente a través del Santa Cruz, el más salvaje e impetuoso de nuestros ríos australes.

Mientras el grueso de los cursos patagónicos poseen crecidas invernales y estiajes veraniegos, el Santa funciona en forma inversa. Su mayor caudal se da con la licuación veraniega de los glaciares, mientras en invierno con el congelamiento de sus nacientes se reduce a un cuarto de su volumen. Otra característica son sus aguas opalescentes, de una transparencia que rara vez supera los 50 cm, debido a las arcillas coloidales en suspención. Al respecto se recomienda leer con atención  “Influencia de los glaciares en la pesca con Mosca “.

steelhead-rio-santa-cruz1
Poco antes de nuestra llegada a principios de abril rompió el glaciar Perito Moreno, dando lugar a una violenta crecida y arrastre de sedimentos. Nosotros hallamos un río muy alto (seguramente por encima de los 1500 m³/seg), pero bajando y con una visibilidad en alza. Pocas faenas resultan tan intimidantes como enfrentar esta gigantesca masa de agua con una caña de mosca.

Por consejo de nuestro guía Miguel Ángel Garrido, sincronizamos el arribo con las mareas de sicigia de abril. Ello sucede cuando la el sol, la luna y la tierra alinean sus fuerzas gravitatorias, dando lugar a pleamares de hasta 12 metros; un poderoso incentivo para las corridas otoñales de steelhead.

steelhead-rio-santa-cruz2
En cuanto a las atlantic steelheads, esas portentosas arco iris anádromas engordadas a krill,…. ¿que más agregar sobre ellas?. La F-1 de las truchas, el pez de los mil tiros, la especie que demandará hasta la última gota de nuestro esfuerzo y capacidad técnica. Un salmónido y un río durísimos, donde en una jornada de 12 horas la nada siempre acecha, un pique es la norma, y su superación un extra maravilloso.

Para saber más sobre modos y biología de este tremendo pez nada mejor que leer “Steelhead” en la enciclopedia virtual Aguas Patagónicas. Sin dudas el artículo de divulgación más completo respecto a este pez,

El primero de los 4 días nos encontró al amanecer, en el muelle de la isla Pavón embarcando al semirígido de Miguel, su medio para movernos por los distintos pesqueros. Un guía nacido y criado a la vera de este río, que dedicó gran parte de su vida a estos peces. La partida la completaban Luis Brunt y Fernando Charro (Viedma) y Julián Hansen (Pedro Luro), grandes pescadores y clientes del Negro desde hace largos años. Daba inicio a mi quinta vez en el Santa, y mi principal anhelo pasaba por pescar una gran steelhead con caña de una mano, ya que siempre lo había hecho con dos manos. Esta última reservada para vientos fuertes, que solo soplaron las tarde del segundo día.

steelhead-rio-santa-cruz3
Como no podía ser de otra manera, arrancamos en el Pozón de Garrido donde Miguel aleccionó a la tropa –Ustedes ya conocen el río, vayan pasando esa mata, que yo voy a hacer pescar al periodista-. Me paró en una puntilla costera, y marcando una costura de corrientes a unos 25 metros comentó: –Allí hay un banco, que con el agua alta hoy tiene 80 cm de profundidad, y las steelheads descansan sobre el veril del otro lado,.. ¿llegás?- En el segundo tiro, mientras una String Leech azul y negra derivaba muerta a 90 grados de la costa, pulsando con un delicado twicheo, ocurrió una tenue detención.  Dos cabezazos y un salto después, en menos de lo que tardo en decirlo, el nudo del backing escapaba entre los pasahilos. La ola que hizo cuando corrió por encima del banco, pegada a la superficie, es una violentísima visión que no olvidare jamás.

steelhead-rio-santa-cruz4
Una gran hembra cromada, más estilizada que pesada, de unos 7 kg que dio verdadera guerra hasta vararla en un colchón de algas costeras. ¡Increíble, mi expectativa de máxima se había dado en solo 15 minutos! Como corresponde a un grupo de amigos, el que “pesca” se autorelega a los puntos menos ventajosos, priorizando a los que vienen zapateros. Ese día terminó con solo esa captura, y un par de piques malogrados.

La mañana siguiente arrancamos en la orilla sur a la altura del pueblo, donde Charro se despachó con un doblete de steelheads chicuelas, hasta que nos corrió “el tapón” de la pleamar. De allí en más Brunt y Julián elegirían lugar, y el resto nos acomodábamos. Llegados a Puente Viejo, Miguel le marcó a Luis una corredera, -Allá está el pescado que buscas, galenso-. Nadie discute que el guía sea chúcaro, pero los clientes no se quedan atrás,… su respuesta fue –Me tengo más fe abajo Negro, prepará el copo para cuando pegue el grito-. Yo moría por entrarle a esa corredera que fluía impecable, y tras una mañana dulce Fernando Charro me la cedió…

atardecer-casteo
Le entré arriba del arbolito, cuadriculándola “con regla y escuadra”: un tiro un paso, tirando bien largo a 90º, plegando sucesivamente la cola del shooting mientras dejaba hundir todo flojo pero controlado. Para que al llegar a los 45 º de deriva, el ángulo de todo el conjunto sea el correcto, con la mosca nadando primero, profundo y levemente retenida. Con el pivote de un vadeo profundo, estripadas lentas, y peinando el streamer bien lento sobre el peralte del veril: la zona más caliente de pique.

La pasada fue interrumpida con una rotunda conexión, en que el pez subió a tomar la mosca agresivamente, un pique bien al estilo plateada del Correntoso subiendo desde el veril del Nahuel Huapi. Otra hembra enorme, corta y llamativamente musculosa, más acrobática que corredora, que voló por los aires con gran frenesí 6 o 7 veces. Increíble semejante despliegue en un pez que andaría por los 7,5 kg de peso bien puestos. Tras las fotos de rigor volvimos al pez a las aguas con el trato más gentil posible.

El día terminó con otros piques marrados, y Fernando Charro on fire con otra hembra grande de alrededor de 6 kg. Tres steelhead en un día,… ¡un hecho sumamente destacable para un río tan dificil!

steelhead-rio-santa-cruz5
El tercer día, navegamos río arriba por páramos solitarios y desbordantes de fauna, hasta Puesto Rodrigo. Zorros, copetonas, choiques y copiosas tropillas de guanacos, se dibujaban en las barrancas. Aquí el Santa abandona su perfil insular y de llanura del tramo inferior, adoptando un canal único con típicas correderas con fondo de piedra bola, y alguna que otra isla aislada. Aquí en aguas bastante más rápidas mis puntos preferidos son donde los cañadones se precipitan al río, generando muy buenas estructuras de sostén, para el descanso de las migratorias.

Esta jornada fue toda del galenso, aunque con bastante mala suerte, con dos piques de steelheads grandes que se desprendieron en el zapateo inicial en la zona de Puente Viejo. Así y todo coronó con una figurita muy difícil: una sea trout de unos 2,5 kg, que aquí es una verdadera rareza.

La última jornada fue la más picante de todas. Sicigia a pleno, brisa del sudoeste que permitía tirar largo y prolijo, y steelheads lomenado como toninas. Fernando arrancó con una mediana a la altura de La Corredera, marcada por una vieja cicatriz de lobo marino. Cerca del mediodía, quien escribe conectó el pez del viaje, una imponente hembra misilística de cola levemente atrofiada cuyo peso fue estimado en 9 kg.

steelhead-rio-santa-cruz6
Saltó una sola vez al pincharse, no corrió lejos, y como una fuerza imparable nadó todo el tiempo aguas arriba sin quemarse, obligando a caminarla. Muy mañera al final no se dejaba meter en el copo, no se planchaba…

Charro en un banco situado aguas arriba, un par de horas después  sacó un macho enorme y sumamente corredor que le iba en zaga. La tarde se nos escurría y de allí en más fue todo apoyo moral para Luis y Julián, que desmoralizados pero sin bajar los brazos, pudieron sacar su “arcoiris marina” en tiempo de descuento. Un río tan noble como caprichoso, que forja odiantes o fanáticos, nos da todo o nos aporrea, con esa “metafísica estiljera” que lo hace tan particular y desafiante.

Sin embargo no son todas mieles: sobre este curso que corporiza como nada el espíritu libre e indómito de la vieja Patagonia de Darwin y Moreno, se columpia la Espada de Damocles de dos represas. Un negocio disfrazado de progreso, tan corrupto como millonario, que amenaza con transformar al lago Argentino en un embalse y alterar los glaciares de un Parque Nacional considerados Patrimonio Mundial de la UNESCO.

steelhead-rio-santa-cruz7
Tan descarado e irracional como dinamitar unos picos del macizo Chaltén, porque abajo hay un poco oro. Nuevos vientos políticos parecen dar la idea de un abandono del proyecto, virando hacia nuevas fuentes de energías renovables como la solar y eólica. Por el bien de todos, que así sea…

Conclusiones técnicas

  • Salvo Julían que se dedicó al doble handed un 50% del tiempo, y yo durante una mañana de viento NO, todos pescamos con cañas de 1 mano N 8 de 9 a 10 pies de largo.
  • En mi caso particular use  caña 7 de una mano de 9 pies, shooting de hundimiento VI, corredor de monofilamento de 0,45 mm, leader de 1,5 m rematado en un tippet 0,31 mm.
  • Mi mosca más efectiva fue una String Leech de conejo negro y hackle de gallo azul; solo 3 vueltas incluida la filopluma. El largo entre 9 y 7 cm, con ojos de cadena medianos que acompañen el hundimiento de la mosca. Lo contrario de un ladrillo emplumado que nos quita distancia y propende a un enganche en el fondo. El loop final de multifilamento de 40 lb y como anzuelo, uno de formato Chinu entre N 4 y 2.
  • Cuando pescamos con dos manos podemos darnos el lujo de sobrecargar el patrón, algo sumamente contraproducente con una mano. Aquí “menos es más”, la carga de material tiene que ser mínima y la clave que el grosor del cuero de la tira de conejo sea la de un papel de fax.  Una mosca carenciada, muy movediza y de hundimiento rápido por como colapsa el material.

steelhead-rio-santa-cruz8

  • Los piques se dieron casi todos cerca del fondo en forma suave, salvo un par que subieron a media agua para tomar con suma violencia.
  • Miguel insistía en usar tippets gruesos, ya que los grupos anteriores, muchos con experiencia en el Limay habían cortado casi todos los peces grandes, aún con diámetros tan exagerados como 0,40 mm. Las steelheads pueden tomar delicado, pero al sentirse pinchadas salen disparadas al instante como misiles. Y esa costumbre tan “marronera” de aguantar el inicio de la corrida, para asegurar la clavada termina en cortes explosivos. Las steelheads no son marrones, tienen la boca mucho más blanda y tiene una reacción más violenta e inmediata.

steelhead-rio-santa-cruz9

  • Creer o reventar, yo soy un cultor del silencio pero hay que dar crédito que muchas veces el ruido del motor saca los peces del letargo reproductivo y los pone muy picadores.
  • Con el agua alta la clave fue encontrar lies donde la correntada no fuera tan rápida para no llegar al fondo, ni tan lenta que no moviera la mosca. La clave era elegir aguas de correntada moderada, que pasados los 45 grados de deriva permitieran bajar la mosca entre 1,2 y 1,8 m de profundidad, sobre la caída del veril.
  • En un río de visibilidad tan restringuida hay que pescar la mosca lento y retenida, con strips muy suaves o un simple tiching de la mano izquierda.
  • El santa Cruz puede parecer un río muy HDP, pero una vez que le encontramos la vuelta, que sabemos lo que tenemos que hacer, suele ser muy regular y noble.
  • Por último recomendamos leer el artículo más completo escrito sobre el “Río Santa Cruz”, de la enciclopedia Aguas Patagónicas.  Fundamental para entender al detalle este río de steelhead único en el mundo.

Comandante Luis Piedrabuena (02962), provincia de Santa Cruz

ciudad-luis-piedrabuena

  • Fundación: diciembre de 1859.
  • Población: 6405 hab. (censo 2010).
  • Altitud Media: 9 msnm.
  • Su nombre conmemora a uno de los más relevantes próceres patagónicos (1833/83) fundamental en la consolidación nuestra soberanía territorial.

Servicios

servicios-piedrabuena

  • Donde comer: “El Nano, Resto Pub”, cocina gourmet y encuentro entre amigos. Esquina José Menéndez y Gregorio Ibáñez. Encontrános en Facebook, El Nano Pub. Tel.: 02962-497754.
  • Guía de pesca: Miguel Ángel Garrido, guía de pesca y transporte turístico fluvial habilitado por la provincia. Embarcación propia, nacido en el lugar y especializado en steelheads.  Tel.: 02962-497560 y 02966-15459212. www.steelheadsantacruz.com.ar.
  • Venta de moscas de steelhead: a pedido a Diego Flores, tel.  011-1557803764. Para ver modelos ingresar a “Venta de Moscas”.