Pesca de Brycones con Mosca: Pirá Pitá, Matrincha y Yatorana

septiembre 25, 2014 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

pira-pita-amarillo-mosca
Textos Diego Flores. Fotos Diego Flores, Edevar Zorrer, Fernando Beltrán, Guillermo Spajic y Sergio Gómez.

Los pirá pitá forman parte del género Brycon (o brycónidos) que suman unas 42 especies, distribuidas en América del Sur y Central. Su nombre deriva del griego ebrykon, que significa “que muerde, que roe”. Entre ellas encontramos especies como yatoranas, matrinchas, piraputanga (pirá pitá amarillo), pirapitinga, piabanha y piracanjuba (pirá pitá blanco). Las hay de todos los tamaños, desde pequeños que no superan los 25 cm, hasta gigantes con expectativas cercanas a los 8 kg. Todos ellos tienen algo en común, salvando ciertas variaciones de color o robustez, resultan idénticos a una mojarra gigante…, ¡una mojarra de 600 gr. a 4 kilos, fuerte como los gnomos de los cuentos!

Los brycones son oportunistas, omnívoros y se encuentran fuertemente asociados a la vegetación ribereña, donde obtienen alimento y refugio. Ningún bocado pequeño escapa a su voracidad, y su variada dieta incluye frutos, hojas, semillas, flores, raíces, moluscos, crustáceos, anfibios, roedores, pichones de aves, pequeños peces y todo tipo de insectos terrestres (escarabajos, chinches, cigarras, abejorros, hormigas, etc…).

pira-pita-con-mosca-2

Migratorios y de crecimiento muy lento, son de los peces que más han sufrido la sobrepesca y las represas. La rotura del pulso de inundación/seca de estas obras hidráulicas, fundamental en su relación con el ecosistema terrestre, deprimió muchísimo sus poblaciones. Y el hecho de su baja tasa de crecimiento y que los maten tanto, dificulta mucho encontrar trofeos cercanos a su talla máxima. Al igual que en los dorados, ellas resultan siempre hembras (los machos son entre 2 y 3 veces más chicos).

Especies más representativas

Con el nombre de yatoranas o jatuaranas encontramos al Brycon amazonicus con expectativas máximas de 70 cm y más de 5 kilos (2 kilos se considera un muy buen promedio). Se trata de una especie endémica del Amazonas, y con amplia distribución en la subcuenca del río Madeira. Según estudios científicos, mientras los preadultos tienen preferencia por alimento de origen animal (artrópodos y peces), los adultos son de tendencia más herbívora. Tuve el placer de pescar grandes yatoranas en el Alto Amazonas boliviano, en pequeños ríos de montaña de agua cristalina, rodeados de pluviselva tropical. De vadeo, con equipos livianos, línea de flote y moscas secas. Sin dudas, una de las experiencias piscatórias más interesantes de mi vida.

yatorana-con-mosca

Con el nombre de matrichas o matrinxas, encontramos numerosas especies amazónicas como el Brycon gouldingi, B. falcatus y B. melanopterus, cuyos tamaños máximos son respectivamente 50, 40 y 30 cm. Todas, adecuando la potencia del equipo, ofrecen diversiones a raudales en la pesca con mosca. En la cuenca del río San Francisco, en Brasil, encontramos una especie endémica (Brycon orthotaenia) que también es llamado matrincha. Similar a nuestro pirá pitá blanco, posee hábitos casi idénticos, y sus tamaños máximos alcanzan los 70 cm y 8 kg. Otras especies son el piabanha (Brycon insignis) de hasta 3 kg; y el pirapitinga (Brycon nattereri) que con un peso máximo de 1 kg, es una captura habitual en los tramos superiores del Paraná brasileño.

Uno de los brycones más bellos es el piraputanga o pirá pitá amarillo (Brycon hilarii). Se trata de una especie típica de la cuenca del Paraguay y el Pantanal, a la que podemos encontrar en el Alto Paraná, aunque en cantidades menores a las del pirá pita blanco. Extremadamente peleador, su tamaño máximo rara vez supera los 60 cm y 3 kg. Un ejemplar de 1,5 kg es considerado como muy bueno.

yatorana-con-mosca1

Por último tenemos el más común en nuestras aguas, el pirá pitá blanco (Brycon orbignyanus), endémico del Paraná, y el mayor de todos los brycónidos. Si bien existen registros de casi 10 kg, en la actualidad es bastante raro dar con ejemplares superiores a los 3/4 kg. Para los argentinos es el brycon más accesible y numeroso. También uno de los más comprometidos a nivel global, ya que en Brasil está declarado en “peligro de extinción” en muchas subcuencas.  Algo que nos obliga a abrir los ojos ante un futuro que puede tocarnos a nosotros, mucho más rápido de lo que pensamos.

Ambas especies (blanco y amarillo) se extienden entre la represa de Yaciretá y el Paraná medio en verano. Siendo el mejor lugar para tentarlos entre Ita Ibate y Itatí. En lo personal me encantan las aguas contenidas entre Ita Ibate y Puerto Rzepeky. Se los puede pescar tanto en arroyos menores como el Santa Isabel o Tuyutí, como sobre el río macho. Este último es el que brinda los mejores ejemplares, sobre todo con río bajo (lo más usual en verano).

pira-pita-con-mosca

Mientras los días muy soleados suelen ser poco rentables, este pez se activa notablemente en períodos de pretormenta, con vientos que agitan las ramas haciendo caer frutos, hojas e insectos. Basta que se formen las primeras líneas de resaca costeras para que se activen, y empiecen a alimentarse alocadamente. Mis mejores pescas de pirá pitá, siempre estuvieron asociadas a lluvias de verano. No tormentas fuertes, pero si esas lloviznas calídas, calmas y sostenidas, que nos empapan hasta el calzoncillo.

Como pescarlos con mosca

El pirá pitá se encuentra bastante asociado al pacú (con los que comparten costumbres y dieta) y evita los sitios con mayor concentración de dorados (su principal predador). Les encanta ubicarse en márgenes inundadas de selva, remansos con sombra o espuma, y donde el agua se acelera en un palo o un puntilla. Desde allí se precipita a la mosca como un rayo, y si falló o rechazó el patrón, muy difícilmente vuelva a tomarlo. Las zonas de playa, de entre 80 cm y 2 m de profundidad, con corriente pareja y obstáculos también son realmente buenas.

secas-para-pira-pita

Son pocos los mosqueros que encaran a los brycones en forma especifica, normalmente los sacan de “rebote” con equipos pesados (Nº 8 o 9) buscando otras especies más grandes (como dorados). Para realmente disfrutar este pez, el equivalente a Sugar Ray Leonard en el “libra por libra”, se recomienda un abordaje específico con un equipo Nº 5 o 6. La línea aconsejada es una WF-F tropical del tipo Bonefish Taper, que permite por igual presentaciones delicadas y tiros de distancia.

En lo personal uso leaderes de 7 a 9 pies, con un tippet del 0,40 mm para una clavada sólida en su boca ósea, o sostener un probable pacú. Como cable de acero bastaría uno de 8 cm de 15/20 libras de buena calidad, pero como los doradillos también toman las mismas moscas muchas veces hay que llevar el cable a 15 cm. Cuando el agua esta sumamente clara, los rechazos son tan frecuentes que no queda otra que cambiar a un shock tippet de fluororcarbono, y que cada tanto nos lo corten con los dientes. Una alternativa es usar cables de acero color caramelo (jamás negro o brillantes), matarles levemente el brillo con un encendedor, y luego pintarlos con marcador indeleble verde claro. De esa manera se camuflan mejor en las aguas esmeraldas paranaenses o amazónicas.

pira-pita-con-mosca-3

El escenario típico de pesca en Alto Paraná, casteando a la costa desde una embarcación a la deriva con motor eléctrico. Con estos peces la sapiencia del guía es muy importante, ya pocos saben como pescarlo con mosca, y desconocen las sutilezas en el posicionamiento, silencio o manejo del motor eléctrico que hacen a la diferencia. Otra posibilidad es el vadeo en playas, bancos y arroyos bajos. La temporada con nuestros brycones se extienden de octubre a mayo, siendo lo mejor de enero a marzo, con mucho calor y fruta costera. Por el contrario en el Amazonas es durante la estación seca, de mayo a octubre con los ríos bajos y cristalinos.

Tratándose de streamers se recomiendan modelos de 7 a 10 cm de craft fur, fibras de Puglisi o strung saddle entre Nº 4 al 1. Al respecto se aconseja utilizar anzuelos lo más pequeños posible, ya que los brycones tienen los ojos muy pegados a la comisura de la boca, y un anzuelo grande les puede producir serias injurias en los ojos. Sobresalen las combinaciones de negro, con rojo, naranja, fucsia o rosa. Pensando en equipos sutiles el lastrado ideal son ojos de bronce pequeños o de cadena de 3 o 4 mm.

Otra posibilidad es el uso de bolitas plásticas, sumamente efectivas bajo árboles costeros cargados de fruta (a la que imitan con su forma y sonido).

pira-pita-con-mosca1

Pero sin duda lo más divertida es pescarlos con secas como Chernobrycones, Cacarachas, Poppers, Divers, entre Nº 2 y 1/0. Pescar estos peces con secas y equipos livianos, es una experiencia sensacional, sumamente adrenalínica y visual con tomadas de todo tipo (rápidas, agresivas, delicadas), con muchas seguidas, inspecciones y rechazos. Un podio indiscutido, entre la fauna autóctona sudamericana mediana que he pescado en mi vida.

Tanto para secas, como bolitas o streamers mi anzuelo preferido es el Sasame Chinu, muy resistente y afilado, que garantiza una clavada perfecta en su boca pequeña. Por lo que pude experimentar, gustan mucho de cuerpos negros, con patas de goma redondas verde flúo, amarillas o naranjas, y bajo cuerpos de hackles peludos, como polar chenille atados palmer. Los cuerpos de EVA de 3 o 4 mm de espesor resisten mejor las dentelladas que el pelo de ciervo, no se hunden cuando las babean con los piques y mejoran la flotación con el cable de acero.

dorados-san-pedro

Sutilezas ultralivianas

Tras grandes inundaciones, de varios meses de duración, es común que el Río de la Plata y el Paraná  Inferior se llenen de juveniles de pira pitá de hasta 30 cm. Estos pequeños son dinamita pura con equipos ultralivianos Nº 2 o 3. En descargas de agua negra es posible pescarlos de vadeo, a pez visto, ninfeándolos igual que una trucha. Lo más efectivo son moscas (streamers y ninfas) con patas de goma entre Nº 10 y 6, con colores contrastantes como rojo o amarillo.

Otra opción son secas de tipo Chernobyl´s Ant patinadas en superficie. Para evitar el corte de sus pequeños dientes usamos unos 5 cm fluorocabono de 0,30 mm, o en su defecto un trocito de multifilamento de 10 o 15 libras.

Agradecemos a la Regina Lodge, Tsimane Lodge y César Palma, fundamentales para la adquisición de las experiencias volcadas en esta nota.

Comentarios

Una Respuesta para “Pesca de Brycones con Mosca: Pirá Pitá, Matrincha y Yatorana”
  1. Gabriel dice:

    Excelente información se agradece… Saludos y buena pesca.

Dejá Tu Comentario

Compartí tus ideas
Pueden ser muy importantes para todos... gravatar!