Relato de Pesca: Carpas con Mosca en Arroyito

mayo 29, 2013 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

carpas-limay-mosca5

Claudio Lezcano dice:

12/01/2012 en 11:44 am

Qué bueno leer a mi amigo Alejandro! la temporada pasada hice mi primer intento con carpas, y poder verlas, perseguirlas y no poder pescarlas me enfermó!!! jaja, esta temporada haré todo lo posible para debutar con este pez, Gracias Ale y y gracias Diego por esta nota tan útil!


El posteo que inicia este relato, lo hice en este site hace más de un año, cuando mi amigo Ale Beckman ya estaba a bordo de este viaje de ida, yo fui espectador del inicio de ese viaje donde capte la pasión de Ale. Su entusiasmo me motivó a hacerle un merecido regalo (esos que hacemos entre pescadores), el libro Carp on the Fly (de Barry Reynolds,John Berryman,Brad Befus). Además de una buena ayuda, fue un contrato implícito para ser yo también parte del viaje ya iniciado por Ale.

En 3 salidas de aquel 2012 no pude pescar ni una sola, pero fue suficiente para ver y sentir que la pesca de este pez era cosa seria, era un real desafío para cualquiera que se precie de ser pescador. Entonces el 2013 llego con el objetivo fijo de plasmar el fruto de mis primeras salidas, consejos, cortes y frustraciones, en mi primer captura.

Los fracasos del 2012 fueron vitales para llegar a mi ansiado debut carpero. Gracias a la cercanía a ese ámbito maravilloso que son las Lagunas de Arroyito, pude continuar con el aprendizaje y nuevas capturas. Hoy, estando en Mayo, la temporada carpera del 2013 bajó su intensidad, y puedo sacar el balance positivo de haber cumplido y superado el objetivo de pescar una nueva especie. Puedo resumir lo mucho que aprendí y viví este verano, contando una captura especial, no solo por el tamaño, sino porque involucra a amigos de diversos y lejanos lugares…

carpas-limay-mosca

Fin de Febrero, y siempre atento al pronóstico de un día despejado y soleado, y si no es mucho pedir, ¡sin viento!, Pero esta vez con el agregado de la presencia de mi amigo de Bs. As. Franco junto a su familia y Pedro que ahora vive en Zapala. Era una buena ocasión y deber juntarnos, y ¿hay mejor lugar que una orilla con peces?

Ambos sabían de las carpas por mis comentarios que a veces sonaban exagerados para cualquier “truchero” que nunca vivió la experiencia. El día estaba muy bueno, pero al llegar nos encontramos con el agua bastante turbia, armamos equipos y comienzo a explicarles que en esta pesca no hay “rastrillaje” de orillas con lanzamientos a ciegas.

Con esfuerzo logro ver y mostrar las primeras carpas con pocas chances de lanzamientos, a pesar del lindo día, sin dudas las condiciones eran muy “trabajosas”. De todas maneras me sirve para mostrar a los muchachos lo que ya les había contado sobre la necesidad de buscar, mirar, ubicar y luego de todo eso, intentar pescarlas.

carpas-limay-mosca4

Recorrimos dos lagunas sin resultados y decidimos ira una costa que aún era desconocida para mí. En esta orilla podemos ver más peces cuando pasan muy cerca de la orilla o viendo el típico “mud” que delata sus presencias.
Después de bastantes metros recorridos, en una pequeña bahía logro ver una buena carpa estática “fondeando el barro”, se veía a unos 15 m de distancia en 50 cm de agua turbia y la buena noticia era que
que estaba comiendo. Hago dos lances sin respuesta, quizá mi mosca (ninfa San Dragon Negra Nº 10) no alcanzo a bajar, pero no puedo asegurarlo, estoy recogiendo mi tercer lance infructuoso y de repente a mi izquierda y pegada a la orilla, a unos 6/7 metros aparece un gran pez nadando muy despacio en clara postura de buscar comida, una postura muy distinta a la del pez que “crucerea” y viaja rápido.

Me quedo inmóvil, a pesar de convertirme en una estatua, el pez me ve igual, de inmediato gira hacia adentro de la laguna, la carpa se aleja y hago un roll suave paralelo al pez, la mosca cae 3m por delante, baja la mosca y trabajo mi “San Dragon” con strips cortitos y lentos, la mosca pasa a contramano del pez, y puedo ver muy bien cuando “a la pasada” succiona la mosca de costado y ¡sigue como si nada!

carpas-limay-mosca2

Sin levantar la caña clavo muy suave, se comienza a tensar mi línea y sigo afirmando suave, la situación tan tranquila y silenciosa se transformó por completo, el pez reacciona con una corrida de 15 m que adorna con un gran revolcón sobre el agua donde se deja ver tal cuál marrón adulta. La situación alerta a Franco que solo se imaginaba algo de esto por mis relatos.

Cabezazos y nueva corrida de otros 15 m derecho a unos grandes juncales, ya sale backing de mi ruidoso “Martin” del año 70′ y aquí es plata o merda, tengo que prepear y frenarla si o si, o la pierdo en los juncos… por suerte mi vieja y dúctil Orvis Spring Creek Nº 5 y mi largo líder trenzado que me regalo Guille, son claves para amortiguar la prepeada sin corte y puedo frenar al pez.

¡Y esto recién empieza!, de inmediato el pez se revuelca nuevamente, muestra su gran cola (una maravilla) y ahora corre hacia la derecha y se mete detrás de una champa de unos 3 m2. Mi larga caña levantada no es suficiente para salvar mi líder y tengo que subir el monte y correr varios metros entre yuyos hacia mi izquierda para liberar mi líder. Con mis piernas raspadas logro limpiar el terreno de contacto hacia el pez, pero inmediatamente gira y sin poder evitarlo se mete entre unos pequeños juncales, la carpa pasa entre y sobre los juncos. Mientras se secaba mi garganta y pensaba que era pez perdido, intuitivamente aflojo tensión y la dejo sacar más backing, cuando calculé que mi líder pasó los juncales, vuelvo a tensionar la línea y no corta. ¡Qué alivio por Dios!!!

carpas-limay-mosca1

Confieso que a esta altura este pez me estaba dando un verdadero stress. Comienza el arrime con el equipo al límite, como si peleara una tozuda marrón, podemos ver como “hociquea” en el fondo para sacarse la mosca y vemos su enorme cola en el aire ¡Un gran espectáculo! La zona para vararla es muy complicada, logro arrimarla e intento una y otra vez. Ya van unos 10 minutos de lucha, yo a 10m de la orilla entre el monte y con Franco expectante y metido en el agua para ayudarme. Aunque suene exagerado, Fran con gran tino me dice: “acá hace falta un copo grande”
Logro vararla a medias dos veces, y una y otra vez se va en corridas de 15 o 20 metros, así nos demuestra su impecable estado físico y su poderosa fuerza. En cada escape claramente intenta meterse nuevamente entre juncos. En ambas ocasiones presiono mi 3X al límite, a esa altura estaba jugado y decidido a perderla por presión mía y no por astucia de ella (ya se me han ido varias por astucia…)

Gracias a Dios mi “trenzado” y el tippet soportan todas las embestidas, a pesar de la adrenalina y el miedo de perder la batalla con el gran pez. Y por fin, en un varado muy a medias, Franco logra tomar el pez con sus dos manos, gracias amigo, porque si hubiera estado solo, jamás podría haberlo hecho.

carpas-limay-mosca3

Abrazos, alegría, fotos, y a pesar de ser un pez tan odiado y prejuzgado por tanta gente, vuelve al agua como cualquier trucha, cualquier palometa o cualquier dorado, porque simplemente un pez pescado de forma tan sutil, que es clavado “a la vista” y que brinda semejante y astuta batalla, merece ser tratado como el mejor de todos…

¿Peso del pez?, ¿largo y perímetro?, no tengo ni la más pálida idea, solo sé para mi alegría que entró en la categoría de “Carpón” y de alguna manera siento que es el premio a una apuesta nueva, distinta y desafiante.

Como dije en un principio, este camino de ida involucró a muchos amigos de distintos lugares, solo me queda dar gracias a Diego Flores por ser el impulsor y gatillo detonante de estas nuevas y maravillosas pescas, a Ale Beckman por ser un pionero sin egoísmo de nuestras lagunas, a Guillermo Monsalve por sus desinteresados consejos y grandiosos lideres trenzados que soportan y ayudan a ganar estas batallas, a mis amigos Peter Pugliese y Franco Rossi por simplemente ser parte de un excelente momento de pesca, ya mi viejo conjunto de “Spring Creek” de grafito 1 y “Martin” ruidoso a click de aluminio, que día a día, pesca tras pesca, me demuestran la misma nobleza y confiabilidad que tienen hace más de 35 años, y permiten que mi convicción “vintage” siga orgullosamente de pie.

Para más información sobre pesca de carpas en la Patagonia, recomendamos ingresar a www.aguaspatagonicas.com

Comentarios

7 Respuestas para “Relato de Pesca: Carpas con Mosca en Arroyito”
  1. Martin A dice:

    Excelente relato Claudio!
    Todo un tema pendiente para mí aun.

  2. Alejandro Beckmann dice:

    Claudio querido!…te digo que si no supiera de lo que hablas no te creo nada!!, jajaja
    Ahora en serio…despúes de leerte me dejaste con stress!!!!
    Te felicito y realmente me has conmovido con tu relato por todo lo que sabemos encierra esta pesca y por como la sentimos ambos!

    Abrazo grande

  3. Franco Rossi dice:

    Claudito, impecable y detallado relato, un placer haberlo compartido, como cada una del montón de pescas que tenemos en nuestro haber.
    Diego, tus relatos inspiran, contagian y alimentan el fuego sagrado de seguir y seguir buscando. Gracias por encender otra mecha!

  4. Hola Claudio, ya había visto tu logro que es sencillamente una captura fantástica y con mayúsculas, pero ahora mas fantástico tu relato, con tu estilo tan singular, FELICITACIONES!!

  5. gustavo dice:

    Muy linda nota!!! Ojala que aca en cba le vayamos dando tanta importancia a este pez maravilloso!! Sldos gustavo

  6. Claudio Lezcano dice:

    Gracias a todos y me alegra que les haya gustado, y espero que la proxima temporada todos se crucen con “su carpa”!!!

  7. "Antuán" Reynoso dice:

    Sin ofenderlos: no maten otros animales indefensos sólo por hobbie. Tienen también al igual que nosotros un sistema nervioso central, que les hace sentir sensaciones: miedo, dolor, etc., y sobre todo el reflejo de supervivencia que es muestra de que su existencia, tiene un gran valor que Dios o la Naturaleza les ha dado al igual que a nosotros. Entonces: ¿quienes somos nosotros para quitarles la vida sólo por darnos un “gusto”? máxime si -supuestamente- somos más inteligentes que ellos? ¿y la racionalidad?