Río Limay Medio, Pesca con Secas y Ninfas

abril 10, 2016 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

limay-medio-ninfas-y-secas2
Textos Diego Flores. Fotos Diego Flores, Diego Rodriguez y Nicolás Olaiz.

Cuando hablamos de pesca con mosca “fina”, con equipos livianos, secas y ninfas, muchos la toman como estricto sinónimo de ríos pequeños; una apreciación desacertada porque esta modalidad puede desarrollarse en cualquier tipo de ámbito. La exquisitez waltoniana un curso del estilo Malleo es innegable, de igual manera que un río más grande e intimidante aporta una cuota extra de adrenalina a la experiencia.

El tramo del Limay conocido como Medio (ver Río Limay Medio, en Aguas Patagónicas), contenido entre el compensador de Pichi Picun Leufu y la cola del embalse Ramos Mexía, con Piedra del Águila como epicentro poblacional, resulta excelente para equipos livianos. El “Medio”, formalmente solo tenido en cuenta con grandes marrones migratorias, resulta además uno de los mejores ríos para técnicas sutiles en la Patagonia.

limay-medio-ninfas-y-secas7
Buena parte responde a su riqueza anatómica: un curso estepario con innumerables brazos, islas, correderas bajas, lagunas anexas, desbordes y demás estructuras abordables con líneas flotantes y tiros sorprendentemente cortos. Se agregan intimistas visiones de peces patrullando o alimentándose displicentes en aguas calmas, como si se tratara de una gran pecera.

Otra parte tiene que ver con una nutrida población de arco iris de 700 gr. a 1,5 kg, muchas de fenotipo plateado, con posibilidades de superar los 2 kg. Aquí todos los peces son buenos, con una escasa proporción de “sardinitas”. Las marrones, minoritarias en el reparto de residentes, generan impetuosas apariciones sobre todo en aguas más lentas, con buena cubierta vegetal y fondo de rocas oscuras.

limay-medio-ninfas-y-secas8
Si comparamos la “calidad” de una arco iris del Limay con otra de un río más modesto, a un mismo largo veremos que puede resultar hasta un 20% más robusta como consecuencia de vivir en corrientes más poderosas, con un vigor y tono muscular que se advierte al instante al tomarlas con la mano.

Una arco iris de 50 cm en un río chico dará una buena pelea, pero rara vez llegará al backing en sus corridas. Con una buena arco iris del Medio, de las “más malas” que he tenido el gusto de conocer, lo normal es una lucha más prolongada y violenta, en la que veremos mucho backing fuera del reel. A veces demasiado para mi gusto, cuando una corriente en chanfle la favorece y se cruza al otro lado del canal. Con estos peces la calidad de los anzuelos y los tippets debe ser de lo mejor, so pena que los mejores se escapen por cortes o quebraduras.

limay-medio-ninfas-y-secas1

Un río que funciona mejor en verano

En la cordillera, lo más tórrido del verano es el momento piscatorio más bajo como consecuencia de aguas demasiado cálidas y bajas. Las mejores truchas migran a la profundidad de los lagos cercanos y los ríos se despueblan. Como contrapartida estos momentos son ideales para la pesca fina en el Limay Medio, un tailwater de temperatura más baja y estable por nacer en una represa. La misma represa que con violentos cambios de nivel, genera innumerables daños ambientales y puede complicarnos la pesca.

limay-medio-ninfas-y-secas
Teniendo ello en cuenta, arreglamos dos días de flotada con el guía y amigo Diego Rodríguez, propietario de la operación Fario Fishing, que con su fiel escudero Lalo ofrecen un servicio de primer nivel.

Nos recibió un río difícil y desacomodado, con menos de 200 m³/seg tras una descomunal inflada dos días atrás de más de 1000 m³/seg. En la primer jornada cubrimos el tramo entre el Camping de Fortín Nogueira y Corrales (margen neuquina), con un viento que nos masacró desde media tarde. Hicimos mucho vadeo en brazos menores, caídas y costuras de agua, con un magro resultado. Pero en el lugar menos esperado, y en solo dos horas, el río entregó todo lo que tenía para dar.

limay-medio-ninfas-y-secas4
Con variantes de moscas de Fat Albert en anzuelo Nº 8, de patas más largas y abdomen peludo, tuvimos una decena de piques tremendos, en que las arcoiris literalmente saltaban del agua como delfines para caer sobre las moscas. Lo llamativo es que lo hicieron en aguas sumamente inusuales: lentas, alejadas de la costa y llamativamente profundas. ¿Será acaso una consecuencia de la abrupta baja de nivel?

Al día siguiente nos decidimos por un tramo más corto, entre los pobladores Martínez/Ortiz, donde lo sustancial era aprender una novedosa forma de ninfeo que me enseñaría Leonel Rodríguez, hermano de Diego. En la pesca con ninfa existen dos modos básicos: el ninfeo largo y el ninfeo corto (long y el short line nymphing). Dentro de este último sobresalen por su efectividad las técnicas de High Stick y todas las variantes de la ninfa checa (Czech Nymph), donde se pesca con muy poca línea o solo el leader.

limay-medio-ninfas-y-secas3
Pero en el método desarrollado por los pescadores del Alto Valle es aún más extremo, ya que no pescan por delante del pescador sino en su misma línea de agua,… ¡truchas que se posicionan entre 1 y 4 metros de sus botines de vadeo!

Todo nació como un acontecimiento colateral de la pesca de streamers, donde los pescadores normalmente vadean hasta la cintura rotando en hilera, generando una involuntaria remoción del fondo con la consecuente deriva de insectos acuáticos. Fue así que un primer “anónimo iluminado”, advertido del fenómeno y ninfa de por medio,…. ¡empezó clavarles truchas entre las patas, que al saltar les mojaban la espalda!

limay-medio-ninfas-y-secas6
Debo confesar que en un principio, con este método de “ninfa al pie” no entendía nada. Pero tras clavar una arco iris que relampagueó a 2 metros de mis botas de vadeo, la visión me abofeteó como una epifanía. Este método no se practica en cualquier sitio del Limay sino en pedreros puntuales, donde quien sabe porqué, las arco iris tienen “el reflejo condicionado” de acercarse pescadores buscando alimento y reparo de corriente. Leonel incluso prefiere aguas rápidas, donde a su criterio es más fácil engañarlas.

Las truchas no llegan en seguida, pero a los 15 o 20 minutos podemos estar seguros que alguna ya está cerca. Y así se arma una fila de renovación constante, y muy difícil de ver por la corriente que nosostros mismos generamos,y  que en un buen día puede dar una docena de piques en pocas horas. Si los “ninferos” son varios se colocan en línea, o incluso pescan “espalda con espalda” para agrandar el “pocket water”.

limay-medio-ninfas-y-seca10
Se castea 3 o 4 metros aguas arriba en nuestra misma línea para dar tiempo a que la ninfa hunda, y luego se corrige el indicador para “nos peine” entre 10 cm y no más de 50 cm de nuestra cintura. La presentación perfecta es aquella, en que el indicador es succionado por la turbulencia que generamos nosotros mismos. De hecho engancharnos cada tanto con la mosca en nuestros botines o polainas, es señal que estamos haciendo las cosas bastante bien. Aquí las moscas más efectivas son imitaciones de larvas de caddis color verde y variaciones de Pheasant Tails, entre Nº 14 y 18.

Como siempre, regreso del Limay Medio lleno de aprendizaje, pero también de inquietudes. ¡Podría esta técnica aplicarse a ámbitos similares! Sin dudas esta será una importante consigna, en mis futuros viajes a la Patagonia…

Ninfa al pie, aspectos técnicos

limay-medio-ninfas-y-secas5
Lo ideal es usar una caña liviana entre Nº 3 y 5, y un largo de 7,5 a 8,5 pies que facilita el manejo a tan corta distancia. El leader no debe exceder el largo de la caña, con tippets de excelente calidad del 3 al 4X, con menos y truchas tan salvajes los cortes son inevitables.

El indicador se coloca entre 1,5 y 2 veces la profundidad de vadeo. Su función es doble: estabilizar la profundidad en que deriva la ninfa y mostrar el pique. Existen muchos indicadores, pero recomiendo los de tipo Thingamabobber, fáciles de ver, lanzar, y que soportan mucho peso sin hundirse.

El lastre es fundamental para bajar rápido, siendo muy recomendable las macillas blandas con tunsgteno, que permiten obtener el peso justo. La ninfa se coloca a 25 o 30 cm del lastre, la idea es que acompañe el hundimiento y derive unos centímetros por encima del mismo, para evitar que el anzuelo se enganche en el fondo.

Servicios Piedra del Águila (cod. de área 0299)

limay-medio-ninfas-y-secas9

  • Fario Fishing Travel: guía de pesca con mosca, balseadas, y venta de articulos de camping. De Diego Rodríguez, con15 años de experiencia en la zona. Combatientes de Malvinas 175. Tel.: 15-457-1961. www.fariofishing.com.
  • Hotel: Residencial Chamonix. Dir.: David Zapata 133,Tel.: 02942-493162. Habitaciones con TV y desayuno. Restaurant y parrilla donde puede degustar deliciosas comidas caseras.
  • Escuela de Pesca con Mosca Trout: en Centro de Pesca, Neuquen Capital. Instructor Leonel Rodríguez. Manuel Lainez 365. Tel.: 4426786, ventas@centrodepesca.com, www.centrodepesca.com

Comentarios

2 Respuestas para “Río Limay Medio, Pesca con Secas y Ninfas”
  1. Excelente !! Como siempre !! Si no te molesta lo comparto en mi Face. Abrazo !!

  2. Gustavo Estevez dice:

    Que buena nota, sabes que me muero por esas pescas finas y más en un ámbito que por la inmensidad pensariamos todo lo contrario a este tipo de cazas-pescas. Abrazo grande.

Dejá Tu Comentario

Compartí tus ideas
Pueden ser muy importantes para todos... gravatar!