Río Rivadavia: Truchas con Mosca con Imitaciones de Simúlidos (Midges)

febrero 21, 2012 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

rio-rivadavia-trucha
Textos: Diego Flores. Fotos Martín Chaves, Daniel Wegrzyn, Diego Flores y Catherine Rajeff.

Más que ningún otro pez deportivo, la truchas pueden plantear situaciones extremadamente delicadas o ultraselectivas, que en lenguaje de jerga dan lugar a pescas de quirófano o de laboratorio. Lances en que debemos analizar y pulir cada detalle, poniendo a prueba hasta la más íntima fibra pescadora.

Cuando esas pescas de laboratorio se cruzan con buenas truchas, se genera un coctel explosivo y absolutamente irresistible. Un ejemplo es la pesca de midges (simúlidos) que se da en el río Rivadavia, en pleno corazón del Parque Nacional los Alerces. Motivo de esta nota y uno de las puestas en escena más desafiantes del fly fishing patagónico…

En una búsqueda de saciar el alma con una pesca realmente calificada, nunca vino mejor la invitación de Alfredo Zubirí de Lago Verde Wilderness Resort, donde experimentamos una pesca sutil realmente inolvidable. Gran parte del éxito de la excursión se debió los excelentes profesionales que nos acompañaron, capitaneados por Raúl San Martín, que con casi 5 décadas de profesión es el guía decano de la provincia del Chubut. Realmente fue un gusto enorme compartir estos días de pesca con profesionales de la talla de Jerónimo Cantón, Alun Lloyd y Rolo Pradere.

 

Río Rivadavia

rio-rivadavia-mosca
Rodeado de un bosque hermoso y con una exquisita conformación, es sin duda el río estrella del Parque Nacional los Alerces. Sus escasos 6,7 kilómetros de largo conectan los lagos Rivadavia (su nacimiento) y Verde (en su desembocadura). Por lo tanto, resulta  una transitada avenida natural para los peces de ambos espejos.

El Rivadavia posee dos características especiales. La primera es su abundancia de troncos sumergidos, que se amontonan en remansos profundos y la curva externa de los meandros. A menudo cada bolsillo de corriente entre las ramas es el hogar de varias truchas. La otra son sus brazos y pequeños afluentes menores, que permiten una pesca excepcional sobre pez visto con equipos ultralivianos. Un caso es el Mallín, un spring creek de ensueño con una cantidad y calidad de truchas para el infarto.

rio-rivadavia-mosca-6
A partir de la confluencia con el río Colehual (su principal afluente y uno de los desovaderos más importantes del Parque) aparecen las primeras correderas y runs: sus formas anatómicas dominantes. Las aguas altas de noviembre a mediados de enero, junto al bosque lindero, hacen del Rivadavia un río complicado de vadear. Por ello se recomiendan los intentos usando una balsa como forma de acceso a los pesqueros. La situación se revierte a principios de marzo con el estiaje de final del verano.

Este río sostiene una soberbia población de truchas en promedios de 800 gr. a 2 kilos, en su mayoría arco iris. Le siguen en abundancia marrones, fontinalis y el preciado salmón encerrado. Pero un buen número de truchas no es sinónimo de pesca fácil, sobre todo avanzada la temporada cuando los peces se doctoran en técnicas de pesca, educadas por los pescadores que allí acuden.

Hablando de este maravilloso río para ninfas y secas, hoy haremos foco en lo más picante de su actualidad: la pesca con imitaciones de simúlidos.

Simúlidos

rio-rivadavia
Los simúlidos (Simulidae), conocidos vulgarmente como jejenes o moscas negras, son una familia de dípteros nematóceros. Muy pequeños, miden entre 1 y 5 mm, se diferencian de los mosquitos por tener un cuerpo más rechoncho, alas anchas y patas cortas. En muchas áreas resultan un azote para el hombre y los animales domésticos, ya que varias especies actúan como vectores de graves enfermedades.

Los simúlidos, poseen un ciclo de vida completo u holometábolo, integrado por los estadios de: huevo, larva, pupa y adulto. De rápido desarrollo, poseen varias generaciones anuales alcanzando su pico poblacional durante el verano. Sus larvas son acuáticas y viven fijadas a piedras o vegetación, donde el agua corra limpia, rápida y bien oxigenada. Estas se alimentan de materia orgánica particulada, a la que capturan agitando los cilios (abanicos labrales) de su cabeza. Los adultos (diurnos), muestran un notable pico de actividad al amanecer y el atardecer. En este estadio se alimentan de jugos vegetales, pero las hembras de muchas especies son hematófagas, ya que la sangre es un aporte nutricional excelente para la puesta de los huevos.

midges-rio-rivadavia
Las larvas, principal alimento de los salmónidos, son cilíndricas y alargadas, con una escasa diferenciación entre el tórax y el abdomen. Las especies que encontramos en el Rivadavia poseen el cuerpo color crema u oliva (translucido) y una cabeza café brillante. En tamaño, el grueso de la muestra ronda entre los 4 y 7 mm.

Si bien siempre hubo presencia de simúlidos en el río Rivadavia, su abundancia se disparó en forma astronómica desde hace unos tres años. Una sola piedra puede albergar cientos de individuos. En charlas informales con el experto Daniel Wegrzyn, nos comentó que todavía no pueden determinar la razón, ya que no hubo cambios significativos en las variables físicas del agua. La presencia de larvas es máxima donde un río menor y frío, ingresa en otro de mayor caudal. Ejemplos típicos son la confluencia del arroyo Colehual, con el río Rivadavia, o la confluencia del Arroyo Pedregoso con el río Carrileufu.

Consecuencias en los salmónidos y las técnicas de pesca

tim-rajeff-rivadavia
La primera consecuencia es que generan altísimas concentraciones de salmónidos en espacios muy reducidos. Pareciera que el río se despuebla, y todos los peces se acarduman en sectores puntuales, que coinciden con una alta concentración de simúlidos y una corredera baja (tipo manga de ganado) donde sea fácil capturarlos mientras derivan. En áreas como el pool del Colehual o la Isla, podemos encontrar más de 50  truchas en menos de 20 metros de río!!!!

La segunda consecuencia es la selectividad que adoptan las truchas y salmones, ante la presencia de un alimento pequeño y hegemónico. Aquí la clave pasa por ofrecer la imitación justa en la línea de agua justa. Si de imitaciones se trata, al momento de nuestro relevamiento la estrella fue una Brassie de alambre cobre y cabeza marrón Nº 22 anudada a un tippet 5X por el tamaño de los peces. Con peces de arriba de 50 cm en una corredera rápida, un 6X es jugar con nafta y fuego!!!

362not0h
La tercera consecuencia es la interacción que se genera entre tantos peces (y tantos pescadores) en un espacio reducido. Las truchas aún en 30 o 40 cm de agua no se espantan, literalmente las podemos tocar con la puntera de la caña y si movemos las piedras del fondo es casi seguro que se acerquen a comer bajo nuestros pies. A pesar de ello, entre decenas de peces, es posible que pasemos horas sin pinchar uno. Sobre todo en la medida que avanza la temporada y los peces aprenden de los pescadores. Y valla si aprenden!!

De allí que no se necesite de equipos poderosos. Yo prefiero una caña 2, 3 o 4 (suave), que roolee bien y proteja tippets finos ante los briosos embates de arco iris o salmones. En varias ocasiones ejemplares cercanos a los 2 kilos me hicieron correr por las piedras más de 100 m. Un reel con buen registro es también importante, que no sobregire a baja tensión, ya que veremos el backing (y mucho) varias veces al día.

Patrón y presentación

marron-rio-rivadavia
Si somos los primeros en entrarle al pesquero (descansado), con una ninfa tradicional del tipo Pheasant Tail Nº 16, se pueden arañar 1 o a lo sumo 2 piques; pero luego la acción se corta inexorablemente. Si nuestra intensión es sostener la pesca en el tiempo, acertarle al patrón es un punto fundamental. Y este varía según condiciones planteadas por el hombre o el ambiente, por lo que se recomienda disponer de suficientes variantes: Brassie, Serendepity y Soft Hackle entre Nº 18 y 26, en diversos colores, tanto opacos como con brillos leves. No está mal que nuestra mosca tenga un gatillo que destaque entre miles de naturales disponibles.

Con el equipo correcto y la mosca correcta, la profundidad de la deriva se transforma en la clave de esta pesca. Las truchas se posicionan en forma dinámica, lo cual varía permanentemente con las distintas estructuras del río (entre 30 cm y 1 m de profundidad). En vez de usar una sola munición de plomo pesada, yo use dos o tres más chicas, repartiendo el mismo peso uniformemente en el último tercio del líder. A parte de propender a una deriva más natural, libre de drag y sin quiebres, variando sus posiciones hacia arriba o hacia abajo, se realiza un ajuste de profundidad muy fino y logrado.

truchas-midges-rivadavia
Otro punto tiene que ver con el uso de indicador, que no lo consideramos relevante en aguas tan bajas y presentando aguas abajo.

Los piques se sentían como una suave retenida, e inmediatamente había que levantar la caña para proteger el fino tippet en la primer y furiosa corrida. Con equipos livianos es fundamental usar un copo, que acorta minutos de lucha y mejoras las chances de supervivencia tras el catch & release.

Para más información sobre el río Rivadavia, recomendamos leer www.aguaspatagonicas.com

Lago Verde Wilderness Resort (by El Aura)
Av. Callao 796 piso 5º (C1023AAN) – Buenos Aires – Argentina  Tel.: +54 11 4816-5348 / + 54 9 11 5512-2611. E-mail:  info@hosteriaselaura.com / lagoverde@el-aura.net. www.hosteriaselaura.com

rio-rivadavia-trucha1

Agradecemos especialmente a Alfredo Zubirí, María Orzi, Martín Chaves, Raúl San Martín, Tim Rajeff, Catherine Rajeff y Carlos Villaggi por la realización de esta nota.

Comentarios

11 Respuestas para “Río Rivadavia: Truchas con Mosca con Imitaciones de Simúlidos (Midges)”
  1. Tuna Labarta dice:

    Hermoso lugar y experiencia! Esa región, me gusta porque aparte de pescar con las clasicas secas (mayfly y caddis) ,tiene esos extremos. En un sitio están enloquecidas comiendo midges y a 100 m vuelan por el aire, cazando libelulas. Podés estar horas con docenas de truchas y/o salmones a tus pies, tratando de hacerlas picar con el midge #20 y despues le ponés una pata de goma lastrada de #8 y te pica
    Sobre todo los impredecibles e histéricos salmones!
    Buenas pescas.

  2. Colo dice:

    Hola Diego excelente informe de muy buena calidad en fotos y información. Abrazo

  3. juan eduardo Urbini dice:

    Muy buena nota, los felicito. Sobre todo por el ámbito que los rodea, es simplemente un paraiso y es nuestro.

  4. Gerardo dice:

    Muy bueno el informe y las fotos (de las larvas en especial), Diego te hago una consulta yo fui en diciembre para la zona y vi muchas truchas comiendo previo al colehual, ahí también comen larvas? el tramo desde el lago hasta el Colehual, lo pescas con secas? que moscas usas?.

    Muchas gracias.

    Gerardo (Pto. Madryn)

  5. Eugenio dice:

    Excelente nota Diego. Bien técnica y didáctica a la vez. Definitivamente una sola vez me tocó usar la técnica de “brassie” y paradojicamente en el Alicura. Ese dia no tomaban nada. Pero se veía que habia cantidad de peces en el sector que pescabamos. De modo que metí un lider larguísimo y muy fino (6x) con brassie en su punta. Primero, segundo y tercer tiro fueron truchas.
    El problema es que lo succionan y resulta muy dificil sacarle un anzuelo #20 del fondo de la lengua. Con el peligro de muerte que tiene para las truchas…
    De modo que clavé esas tres y dejé de pescar. No quería matar esos peces…
    De nuevo felicitaciones por la nota, y a todo el equipo que forman.

  6. gaston dice:

    Diego excelente nota…! Tengo buenísimos recuerdos de este río, y la necesidad de volver lo antes posible…!

  7. Diego Flores dice:

    Tuna, las podes pescar imitando el alimento o rompiendo el patrón con algo mucho más grande y llamativo. A mi en lo personal me gusta mucho más el primer camino. Aunque tratándose de salmones no tengo problema en tirar un espertento de gomas con tal que agarren jajaja!! Un gran abrazo…

  8. Diego Flores dice:

    Gerardo, es una opinión pero allí tambien abundan los simúlidos. Ese tramo lo floté una sola vez en la vida (al río lo pesque casi siempre vadeando), y las truchas que moví fueron con ninfas pequeñas de mayflies (Peasant Tail Nº 18). No me gusta mucho la pesca desde balsa…. Abrazos.

  9. Diego Flores dice:

    Eugenio lo que contas de Alicura, en mi opinión es más la excepción que la regla, en lo personal e históricamente la mayoría de las midges se clavan en la tijera o en la bobeda de la boca. Tal vez se deba a mi metodo de clavar…
    Un abrazo y gracias por tus palabras…

  10. Diego Flores dice:

    Juan y Gastón gracias por leer y por comentar. Abrazos…

  11. Fabian dice:

    Diego, excelente la nota y las fotografías. Te consulto ya que estoy programando un viaje para los primeros dias de febrero en esa zona (vacaciones y descanso con la patrona, y alguna o más que alguna escapada de pesca).Que accesos me recomendas (si es que los hay) para ir en auto y poder acceder a un par de Km. vadeables para sacarme las ganas?
    Desde ya, muchas gracias por tu respuesta..

    Fabian.