Sobre orcos y su relacionamiento con la naturaleza

febrero 3, 2016 por  
Archivado en Arte y Ecología

orcos-ap
Textos Diego Flores (entre estos tipos y yo hay algo personal…).

Los orcos de J.R.R. Tolkien, son la mejor analogía de lo que podemos llamar un “degenerado o depravado de la naturaleza”. Un importante emergente o símbolo de los tiempos que corren, en cuanto a la recreación al aire libre. Con varios amigos pescadores o kayakistas de Buenos Aires, aplicamos esta definición desde hace años, tras ser testigos de todo tipo de monstruosidades en la zona del Guazú, Delta y las encadenadas del Salado. Y parece que con lo pesado que todo se puso en Patagonia, allí el término se está volviendo cada vez más popular.

orcos1
Lo de orco no es un concepto ligado a estereotipos, nacionalidad, ideología política, color de piel, distinción racial, extracción social o poder adquisitivo. Tampoco refiere a una región geográfica en especial, o la práctica de una modalidad de pesca en particular. Simplemente se trata seres rústicos, insensibles, ignorantes, y muchas veces mal intencionados, con cero amor por la Pachamama que los rodea. Y que en casos extremos, hasta parecen gozar el daño con éxtasis. ¡Aunque el campo sea suyo!

orcos4
Los orcos se retiran y dejan el sitio hecho un verdadero basural. Llegan, abren el capot y musicalizan la naturaleza en un radio de cientos de metros. Son ruidosos, invasivos, desubicados y en general muy poco respetuosos de espacio ajeno. Si estabas disfrutando tranquilo, te corren con malos modales, el agua que estabas pescando la llenan de líneas de mano atadas a palitos costeros, y se retiran comer y emborracharse abajo de un puente, sin pescar ni dejar pescar. Dejan pañales sucios, bolsas de basura y papeles higiénicos adornando el paisaje como guirnaldas. Rompen y queman árboles. Se desentienden de toda reglamentación como si fuera papel higiénico, y la referente a pesca directamente no existe. Muchas veces si un pez fue mal habido o en infracción, se disfruta con más adrenalina y sabor.

orcos-6
Tiran latas, insecticidas, pilas, gomas, baterías, colillas, encendedores, vidrios, bolsas y plásticos al agua. Desechan anzuelos y rollos de nylon o multifilamento que se transforman en trampas mortales, para todo tipo de animales. Rompen alambrados, queman postes, y no dudan en hacerse de un ternero o cordero ajeno para comer en el lugar o llevárselo a la casa. Trasvasan combustibles en el agua, circulan con su embarcación demasiado rápido generando oleaje que erosiona las riberas, y le arruinan el día al estoico pescador de vadeo, al cual muchas veces le tiran “finos” entre apuestas y carcajadas.

orcos-redes
Si en la partida hay una carabina o una gomera, cualquier cosa viva que se mueva se transforma en objeto de puntería. No tiene empacho en disparar con un 22 largo a sabiendas de que este proyectil viaja hasta un kilómetro lineal. Les gusta marcar piedras o árboles, con cuchillos o aerosoles. Los sapos están hechos para sacarle las tripas por la boca a pisotones, los sábalos para patejearlos y las viejas de agua para dejarlas morir al sol.

Si hay un fogón ya hecho, te hacen otro al lado. Varias veces se los ve lavando su auto, fumigadora o camión en el río. La piromanía puede ser otra cualidad en juego, con la devastación que ello conlleva….

orcos3
Muchos tienen lujosas camionetas, foutracks o motos, y salen a romper “campo y vegetación”, generando un estruendo infernal que altera a la fauna y el placer de la experiencia al aire libre. En este sentido, no hay un orco más infeliz que el que sale a “pistear” en cursos pequeños con un jet ski o una moto de agua. O el que rompe frágiles humedales o turbales, creyéndose Juha Kankkunen con un 4×4.

Indudablemente muchos acumulan grandes resentimientos, porque van a la naturaleza a hacer catarsis como en un cancha de futbol, a emborracharse, discutir, e imponerse con su circunstancial vecino por insultos, empujones o directamente a punta de arma blanca.

orco-pintada
No piensan en un río o lago, como una entidad a cuidar o perpetuar, simplemente lo saquean, lo vacían, para luego buscar otro,…. ¡y que el último apague la luz! Cuando los peces quedan empiletados con sequías o variaciones de caudal por represas, en vez de buscar soluciones agradecen y llenan heladeras. Muchas veces estos peces se van en vehículos cuyo valor alcanza las seis cifras.

Se quejan que no hay peces, y cuando por algún motivo ambiental regresan, no obtiene la paz hasta exterminar al último (para luego volver a quejarse).

Muchos hacen de la captura de peces un negocio, formando verdaderas mafias. En el río Limay superior los guardapescas tienen que ir con visores nocturnos, chalecos antibalas antipunzantes y acompañados de fuerzas armadas. Caso contrario sus vidas corren peligro. De hecho muchos de los furtivos, u “orco profesionales”, son militares, policías o gendarmes, tanto en actividad como retirados.

orcos20
Si esto fuera un “multiple choice” con dos o tres casilleros tenemos un flor de orco. Otros acumulan más y pasan a ser un estadio superior,.. los uruk-hai. Estos últimos gustan redear, y la caña es un pasatiempo entre cada revisada de trasmallo, que cruza un río, arroyo o boca de costa a costa, que mata todo lo que circula o pone en serio riesgo los tripulantes de una embarcación desprevenida.

El panorama es muy amplio, y atraviesa toda nuestra geografía y entramado social. Cuando se trata de naturaleza la premisa innegociable es: adaptate a ella, esforzate por minimizar tu huella, deja el lugar tal cual lo encontraste. Y si está sucio y lo limpias, mucho mejor. Los análisis políticos, el mercado, las luchas de clases, Marx, Freud o Camus vienen mucho, mucho después.

Porque cuanto más jodido y desmadrado está Sauron (política + poder económico), más de fiesta están los orcos, ya que ambos se necesitan, como la sal a las papas fritas.

orco-ave
La educación es el mejor método para evitar su génesis, pero una vez que el orco está consumado solo queda aplicar las leyes con severidad y esperar su contribución final al “ciclo del nitrógeno”. Justamente la misma educación que es la entidad más revulsiva y menos deseable para el “status quo” en el que vivimos. Triste pero real…

Para todo aquel que quiera disfrutar de la naturaleza dejando la menor huella posible recomendamos leer los siguientes artículos de la enciclopedia Aguas Patagónicas: Prácticas de bajo impacto.

orcos-8

Comentarios

14 Respuestas para “Sobre orcos y su relacionamiento con la naturaleza”
  1. EDUARDO HECTOR FERRARO dice:

    Muy buena, no puede ser que no la hayan leido esta nota!!!!!!!!
    abrazo! Eduardo

  2. Marcos dice:

    Excelente. Extremadamente verídico y triste. Más allá que la educación es lo principal, hace falta control y que no se haga la vista gorda. A veces fauna o prefectura controla a un turista que va 1 vez al año a X lugar, mientras que al habitante del lugar le permite colocar tramallos, espineles, etc. Estamos matando los rios matando los peces pequeños, sobrepescando(principalmente la pesca comercial) y contaminando, en todas sus formas. Y cuando hablo de rio, no hablo solo de los peces, sino toda la fauna que vive en el o sus riberas.
    Saludos

  3. Juan Antonio Cepeda dice:

    Totalmente de acuerdo, excelentemente descripto, esta casta de depredadores no les interesa nada, ni pisotear los medanos ya fijados, ni romper los oidos de quienes solo buscan tranquilidad, ni matar todoa vida posible, como en CLAROMECO que mataron 50 aves, ni polucionar lugares sagrados e impolutos, como PICHI TRAFUL depredar todos los ambientes. Tienen odio a lo natural, son violentos salen a provocar, son malas personas y enseñana sus hijos a ser iguales. Falta más educacion y mucho rigor, y de parte de las autoridades mucho más control.

  4. Matías dice:

    Hola Diego, me veo impulsado a comentar, ciertamente con dolor, que lamento que alguien idóneo en pesca y conservación utilice su popularidad y la fantástica Internet para exponer una percepción tan acotada de una problemática ciertamente compleja. Una vez más, veo con desesperanza cómo nos seguimos deteniendo en el “espectro visible” de una realidad que, reconozco, puede llegar a desesperarnos, pero que requiere ser analizada no desde el resentimiento y la ciega pasión, sino desde una reflexión más holística. El mal de este Universo tiene un origen; no nos distraigamos regodeándonos en la mera queja, y pongamos manos a la obra en desentrañar con amor y justicia verdadera las fuentes de tanta distorsión entre el Humano y la Naturaleza. Hoy nos quejamos de esto, mañana de los cazadores, pasado de los… Y así, indefinidamente, para acrecentar nuestro orgullo de portadores de la verdad. No dejemos de denunciar lo “visible”, sólo como disparador de consciencia, pero enfoquémonos en la raíz, por favor! La sensibilidad y el intelecto tienen que ser puestos en función de soluciones, no disiparse en el odio ciego.
    Atentamente, y confiando en el bien de este mundo,
    Matías

  5. Paolo dice:

    Excelente escrito, tristemente muy real. Creo que más allá de lo que cada uno haga para “cuidar” en el más amplio sentido de la palabra, ahora llegó el momento de dar el paso más contundente: RECLAMAR A LA AUTORIDAD CORRESPONDIENTE QUE IMPONGA EL CONTROL. Por algo pagamos impuestos, llegó el momento de hacerles saber que los “dueños de la pelota” somos los ciudadanos y que tienen un deber que cumplir. Tal vez utópico en extremo mi pensamiento, pero creo que se puede (al menos aún guardo una chispa de esperanza).

  6. Fede Hollmann dice:

    Excelente lo de “si está sucio lo limpias, mucho mejor”

  7. Ariel dice:

    Lamentable…esta en cada uno de nosotros revertir la tendencia, no me parecio tan acotada como menciona Matias, podemos filosofar al respecto de nuestros instintos humanos y de nuestros procederes, nuestra historia como personas nos marcan de formas inimaginables y luego educacion , respeto, sensibilidad y otros tantos aspectos nos ubican en algun lugar determinado en esa escala de amante de la naturaleza.
    Que es un tema complejo nadie lo duda, pero cada uno lo aborda de la forma que entiende genera un impacto en quien lo recibe…Yo aplaudo lo escribas y me agrado lo compararas con personajes de ficcion contemporanea que ayudan a visualizar la idea…
    Abz

  8. pepe perone dice:

    Espectacular la nota Dieguito!
    Comparto 100 % todo lo que decís, son los orcos, los verdaderos orcos.

  9. Matías dice:

    Lectores, y Ariel, a quien agradezco la reflexión: tenemos que poner nuestro amor y sensibilidad respecto a la Naturaleza y el Hombre al servicio de ambos (me corrijo, en realidad somos una misma entidad), y no en seguir generando segregación, resentimiento, fragmentación. Es lo más inútil que podemos hacerle a este Universo. Ruego que mis palabras no sean tomadas en un sentido de ambiciosa e ingenua espiritualidad; por el contrario, sé que quienes sienten a la Naturaleza están muy próximos a comprender la armonía del mundo. No atentemos contra ella. Tenemos que educar y generar consciencia, no castigar y reprimir. Los seres vivos no evolucionan motorizados por la competencia (lamentable error darwiniano), sino por cooperación. Es la única esperanza para la especia humana.

  10. Juan dice:

    Hola Diego, comparto.
    Aunque te falto el ¨Orco Carcamán del Fly yo pesco y cáguense todos¨, que siembra indiscriminadamente la especie que le gusta pescar, sin importar que es en la mayoría de los casos ilegal, exótica, invasora y va a hacer bosta un ecosistema. Y hasta en algunos casos estos ignorantes (o tal vez sean basuras egoístas), son apoyados por gobiernos y asociaciones. Y algunos caraduras se hacen llamar conservacionistas! jajaja
    Si te pones a pensar para un río es mayor impacto sembrarlo con especies invasoras que ensuciarlo con algunas botellas de botellas, claro el efecto óptico es opuesto, pero no me asombra que a este tipo de Orco Carcamán le importe le importen mas las superficialidades.
    Esto es algo que a nadie le gusta escuchar por que a todos nos gusta pescar truchas, carpas y otras pestes ¿pero a costa de qué daño al medio ambiente??
    Saludos

  11. Gustavo Aguirre dice:

    Excelente analogía. Felicitaciones.

    Acá en Rohan, en el norte (Salta), el Anduin(Bermejo)y el Celduin(Juramento) muy afectados por los orcos… pero seguiremos aguantando, hasta el último.

  12. guillermo dice:

    Hola Diego y amigos pescadores, personalmente comparto casi el todo lo que se expresa en esta nota y tmb es cierto q es muy de los argentinos quedarnos en la queja y no hacer nada, pero tambien creo que reflexionemos y expresemos lo que sentimos nos hace sentir un poco acompañados y podemos hacer un poco de catarsis. Ej: un dia estaba mosqueando con un viejo amigo y a unos 50mts habia parado un colectivo lleno de “musicos” (bombo) borrachos (botella en mano) y gritos y todo tipo de ki….. q se puedan imaginar mientras venia un inspector de fauna caminando hacia mi pide permiso de pesca se lo doy y cuando veo q se va le digo y los del micro que queres q me cag… a palos, este es un pequeño ejemplo de los que nos pasa, tengo la suerte de ir mucho al rio Parana y abundan los ej. de contaminacion, depredacion, explotacion indevida del recurso, etc.
    Sldos

  13. Juan dice:

    Hay un ser mas despreciable que los horcos, no tengo nombre para el, pero se jacta de amar la naturaleza y oculta una terrible perversión, es consciente del daño que hace al practicar lo que considera “deporte” pero decide que el placer que le da ver retorcerse un pez en el aire, es superior, y le da el derecho moral de juzgar a quienes se atreven a poner en riesgo su goce, contaminando “sus” lugares.

    No se cuantos “pescadores” aman la naturaleza, a mi me parece que es un derivado, la aman mientras en ella haya peces para pescar y/o ganar dinero con sus notas.

    Ya vemos como las asociaciones de pesca poco es lo que hacen en cuidar el medio, esta claro que esto evidencia que lo unico que se quiere es pescar y luego cuidar el medio.

  14. Fernando dice:

    En primer lugar saludo cordialmente en mi primer mensaje y en segundo lugar felicitaciones por el post. Es una pena tanto desprecio por la vida en todas sus formas posibles.

    Matias: me pareció muy interesante tu visión holística del tema. ahora respecto a la competencia darwiniana, cual es tu fundamento sobre el supuesto error?

    Saludos.

Dejá Tu Comentario

Compartí tus ideas
Pueden ser muy importantes para todos... gravatar!