Spinning y Jigging en Jardines de la Reina (Cuba)

octubre 20, 2011 por  
Archivado en Jigging, Notas de Pesca y Videos, Pesca, Señuelos, WEEKEND

jardines-de-la-reina-sateli
Textos Diego Flores.

Jardines de la Reina es al spinning lo que África es a la caza mayor,… considerado como uno de los mejores pesqueros del mundo, apabulla la variedad de peces que toman señuelos. Otra cualidad es la diversidad de escenarios, que va desde bajos cubiertos de hierba de tortuga, hasta manglares, playas, canales, bocas, barreras de coral y veriles abisales. Esta chancha de pesca, increíblemente rica en estructura, propende a una experimentación sin límites. Al empezar cada día, un deportista imaginativo puede decidir entre más de una docena de pescas distintas.

jardines-navegacion
Con una superficie de 2170 km² y un frente oceánico de 170 km, los Jardines conforman el mayor Parque Nacional Marino de Cuba (inaugurado en 1996). El área, bautizada por Cristóbal Colón en honor a la reina de España, se compone de un archipiélago de cayos insulares, ubicados a 80 km mar adentro del pueblo de Júcaro, al sur de la provincia Ciego de Ávila (Foto Diego Flores)

nido-de-tortuga
Este parque resguarda los ecosistemas costeros más conservados del Caribe. Su biodiversidad le confiere un altísimo valor recreativo, educativo y científico, siendo el santuario de cría de tortugas marinas (en la foto, Matías Sulpis junto a un nido de tortuga) y  dos especies de cocodrilos.

Tras una invitación Matías Giménez, diez pescadores argentinos copamos el barco/hotel conocido como Tortuga, con algunos avezados integrantes del Proteam Tech Tackle al mando de Juan Pablo Gozio. Terminada una semana de pesca inolvidable, todos concluyeron en regresar sin falta el año que viene!!! (Foto Diego Flores)

Pesca Inshore (costera)

bonefish
Si hablamos de la pesca finesse, la especie excluyente es el bonefish o macabí (Albula vulpes) al que se captura con pequeños jigs de latex  de 5 o 10 gr. Su mayor virtud es su captura a pez visto y la tremenda velocidad de su primer corrida. En bajos que no superan los 50 cm, corta el agua como un torpedo alimentado a nitro!!! El tarpon (Megalops atlanticus), pasión de todo mosquero, no es una especie muy apetecida para el spinning. Su espectacularidad se diluye en su durísima boca ósea: los triples no penetran y el peso del señuelo facilita que se lo arranque en los cabezazos. Lamentablemente todos los tarpons así capturados se perdieron tras de los primeros saltos. Y no fue un problema nuestro, sino la regla general de la modalidad (Foto Diego Flores)

barracuda
La baracuda grande (Sphyraena barracuda), es el perfecto depredador de los bajos y el responsable de las picadas más espectaculares. Nacida para el spinning, su ataque fulmíneo roza los 50 km/h, con saltos y velocísimas corridas. Como el chafalote, se desprenden muchas durante la pelea. No es un pez de gran resistencia, se quema en poco tiempo, pero poco importa con la enorme diversión que aporta. En lo personal conecté barracudas de 10 a 15 kg con poppers y son de los peces más intimidantes que pesque en mi vida. Por lejos!!!!!! (Foto Diego Flores)

jack-crevalle
La familia de los carángidos engloba los jureles o jacks, poderosos nadadores de aguas abiertas. Si de golpe el mar explota, formando un “bombardeo” de peces saltando y pelícanos zambulléndose, casi con seguridad los responsables son jureles. Los jacks producen adrenalínicos piques en superficie y una vez clavados nos sorprender con una resistencia inusitada en relación a su tamaño. En Cuba el más espectacular es el jack crevalle (Caranx hippos) con tallas que alcanzan los 15 kg, su fiereza lo hace acreedor del titulo al pez más fuerte “libra por libra” de la franja costera. Por su cuerpo alto, solo se lo encuentra en los flats en momentos de marea alta. Quien desee un jack crevale de los buenos deberá buscar en canales profundos, bocas y sobre todo en el riff costero, donde la profundidad cae abruptamente de 3 m a más de 20 metros (Foto Hernán Colerio)

horse-eye
Más abundantes, también encontramos al jurel ojo de caballo o horse-eye jack (Caranx latus), cuya talla normal oscila entre 2 y 4 kg (los más grandes alcanzan los 8 kg). Similar al crevale, se lo reconoce por sus ojos enormes, el resultado de una adaptación a la caza nocturna. Aunque no lo crean las mejores pescas de horse-eye las realizamos de noche o al atardecer desde el hotel flotante la Tortuga, cuando se encienden las luces atrayendo a sardinas y camarones. El horario mágico va de las 11 p.m. a las 3 a.m., sobre todo si la noche es oscura, tormentosa y el agua corre con fuerza por la marea (Foto Hugo Nano)

yellow-tail-jack
Otro jurel abundante es la cojinuda (Caranx bartholomei), muy parecido a nuestro pez limón aunque no tan fuerte. Poco abundante, el blue runner (Caranx crysos) exalta nuestra mirada con su espectacular franja lateral color azul fluorescente (Foto Germán Cerroti)

pargo-criollo
La familia de los lutjánidos agrupa los peces conocidos como pargos o snappers. Su similitud física con nuestros besugos, pueden causar la impresión de peces débiles o poco interesantes, pero la realidad indica todo los contrario. Mientras los jureles llevan su lucha al agua abierta, los pargos piensan en una sola cosa: tirar como demonios y enredar la línea en su guarida. Un ejemplar mediano de unos 3 o 4 kg, puede poner en aprietos al pescador de spinning ligero más avezado.

El pargo más común es el criollo o mutton snapper (Lutjanus analis), un pez muy bello al que se reconoce por tener un punto negro lateral y una línea azul debajo del ojo. Menos frecuente, pero más grande y agresivo es el pargo jocú (Lutjanus jocu) que puede alcanzar los 8 kg de peso. Otro pargo llamativo es la colirubia (Ocyurus chrysurus), de temperamento eléctrico y una bellísima cola amarilla y elongada (Foto Alex Konner).

cubera
Entre los pargos encontramos a la “bestia negra” de los jardines, la cubera (Lutjanus cyanopterus). Con un peso de hasta 40 kg, dientes de pitbull y una espectacular librea color rojo Ferrari, son un Hulk acuático que demanda equipos pesados y cinchar a morir con el motor en reversa. Si pasados 30 segundos no la arrancamos de su escondite perdimos por goleada. En este viaje clavamos varias cuberas de arriba de 20 kilos, y salvo una, todas ganaron la contienda. Una, que fui testigo, se fagocitó 150 m multifilamento de 80 libras como si fuera un scooter, hasta que rompió todo en un roquedal sumergido (Foto Martín Colerio)

Pesca Offshore (aguas azules)

Ingresar en la franja azul profundo que va de más allá de los 50 m de profundidad, nos pone en contacto con la familia de los scómbridos, los más eficientes nadadores del océano (atunes, bonitos y caballas). La técnica más efectiva tras ellos es el deep jigging, con tirones cortos y rápidos. Si cambiamos la técnica al pirking, rebotando el fierrito entre las piedras, los comensales serán una larga lista de serránidos (meros y garoupas).

atun-jigging
El deep jigging es una modalidad en pañales en Jardines de la Reina, pero con un potencial enorme. Para nosotros y los guías fue una experiencia nueva; sin ecosonda (equivalente a pescar bonefish a ciegas) creo que apenas extrajimos un 10 % de lo que puede dar. Probamos numerosos veriles y fondos, pero definitivamente el mejor lugar fue Boca Grande. Allí las aguas del manglar derraman sobre el talud continental (más de 300 m de profundidad) ubicado a menos de 5 kilómetros de la costa. Con jigs de 120 gr. (no llevábamos mas pesados para evitar el sobrepeso del avión), solo pudimos pescar con comodidad fondos de hasta 80 m.

En las bajadas iniciales las primeras especies en picar fueron atunes, para ser más específicos albacoras (Thunnus alalunga) y juveniles del atún de ojo grande (Thunnus obesus). Estos peces, con un sistema único de recirculación de sangre caliente, resultan oponentes muy duros de vencer (Fotos Hernán García).

king-fish
Otra especie para nosotros desconocida, fue king mackerel (Scomberomorus cavalla) la variedad de caballa más grande del mundo, extremadamente peleadora y con velocidades cronometradas de más de los 70 km/h. Sobre este extraordinario pez se puede leer la siguiente nota:  Pesca del King Mackerel en Cuba (Spinning y Jigging) (Foto Hernán García).

meros-y-garoupas
Tratándose de garoupas las capturamos en tal cantidad, que todavía estamos averiguando a que especies pertenecen. Después de haber pescado innumerables meros y salmones en el mar argentino, lo que más llamó mi atención fue su pelea, ¡a igual peso una garoupa cubana tira 2 o 3 veces más que sus parientes de aguas frías! El año que viene regresaremos con ecosonda y jigs de 200 a 300 gr. para pescar el talud continental. No me sorprendería que nos encontremos con amberjaks, seriolas varias, atunes aún mayores y hasta garoupas del tamaño de un humano (Fotos Hernán García).

Elección del Equipo

En un ámbito tan extremo, llevar con equipamiento de calidad es fundamental. Ir a Jardines implica contar al menos con 3 equipos de spinning y 1 de jigging, si es posible por duplicado, ya que las batallas son tan duras que es común que las cañas o reels se malogren por roturas. Siempre hablamos de cañas de grafito de alto módulo y reel frontales reforzados con cuerpo y rotor metálicos.

equipos-cuba

  • Pensando en bonefish o pargos de hasta 3 kilos lo ideal es una caña ligera de 4 a 12 libras, reel tamaño 2000 cargado de multifilamento de 20 libras.
  • Para los depredadores del flats, que rara vez superan los 5 o 6 kg, una caña de 8 a 17 libras de 2,1 m de largo y un frontal tamaño 4000 cargado con multifilamento de 30 o 40 libras es lo más adecuado.
  • La cosa cambia sobre canales profundos o mar abierto, donde habitan peces brutales de 10 a 30 kg. Aquí hay que reforzar todo; siendo ideal una caña de 20 a 40 libras de 2,4 m de largo y un reel tamaño 6000 u 8000 con multifilamento de 50 o 60 libras.
  • Para deep jigging, buscando los gigantes del talud la configuración sería la siguiente: caña de 40 a 60 libras y un reel frontal tamaño 8000 o 12000 cargado con multifilamento de 80 libras.
  • En todos los casos se refuerza el equipo con bajos de fluorocarbono un 50% más resistentes que la carga, anudados con nudo especial llamado Midknot al cual recomiendo practicar mucho.
  • Otro punto son los asist hook y terminales de cable de acero de al menos 60 libras: allí casi todo tiene dientes afilados, si no siguen este consejo se cansaran de perder artificiales y peces grandes.

Paquete Avalon/Jardines de la Reina

tortuga

  • El paquete incluye 5 días y medio de pesca.
  • El punto central es el hotel flotante “La Tortuga” y desde allí los guías se mueven con embarcaciones menores.
  • El día de pesca inicia a las 7 a.m.y termina a las 6,30 p.m. Solo hay una parada a almorzar de 30 minutos a la sombra de los mangles.
  • Las comidas son espectaculares, a base de peces, langosta, arroz y frutas tropicales.
  • Los guías son muy profesionales, todos cubanos nacidos en la zona de Jucaro.

Para más información consultar a Avalon Fishing Center. Matías Giménez: matias@avalonfishingcenter.com

www.avalonfishingcenter.com