Spinning y Pesca con Mosca en el Chocon (Embalse Exequiel Ramos Mexía)

octubre 20, 2013 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Señuelos

pesca-en-el-chocon

Textos Diego Flores. Fotos Diego Flores y Gabriel Distilo.

Iniciada su construcción en 1968, y puesto en funcionamiento en 1972, la represa el Chocón fue llamada en su momento “la obra del siglo”. Hoy su capacidad de generación energética equivale al 5% del sistema de interconexión nacional. Pero más allá de estos tecnicismos, lo que más interesa a los pescadores es el enorme cuerpo de agua que formó al inundar 66 kilómetros del valle del río Limay. Bautizado como Exequiel Ramos Mexía y con una superficie de 830 kilómetros cuadrados, en él caben uno y medio lago Nahuel Huapi o más de 10 Huechulafquens. Un espejo realmente intimidante, y que con una embarcación requiere ser abordado con buen pronóstico y mucho respeto. Sobre todo en una estepa árida donde los fuertes vientos provenientes del oeste, son una constate durante gran parte del año.

Comparado con otros embalses ubicados aguas arriba, como el caso de Piedra del Águila, el Ramos Mexía posee una cubeta más abierta y plana (su profundidad media es de solo 24,7 m). Ello se traduce en un mayor volumen fotosintético, que repercute en una mayor productividad y un mayor desarrollo planctónico. Este fenómeno explica la abundancia de pejerreyes patagónicos, uno de sus mayores atractivos para la pesca sutil con mosca.

pesca-en-el-chocon2

Fue así que este invierno gracias al apoyo de Gabriel Distilo y Diego Rodríguez (de Centro de Pesca), pudimos dedicarle unos dos días de pesca a este embalse. A ellos se sumaron Teobaldo y Santiago Rodríguez. Resaltamos que durante casi una década Diego fue el principal guía del ambiente, y un gran conocedor de sus pesqueros.

Saliendo de Boca de Sapo, una pintoresca ensenada poblada de coquetas embarcaciones, pudimos explorar gran parte de la costa este del embalse. Pesqueros típicos como Los Gigantes, las Islas (primera, segunda y tercera), las bahías de la costa sudeste y la extensa playa de arena. Antes de mi arribada la pesca estaba buenísima, con grandes marrones ya regresandas de su ciclo reproductivo en el Limay medio, y se las encontraba hambrientas por su necesidad de recuperar peso. De hecho amigos en común habían capturado de costa varios ejemplares, de entre 2,5 y 3,5 kg de peso, completamente recuperadas.

pesca-en-el-chocon5

Pero una semana antes un inconveniente técnico malogró nuestras oportunidades. Como se desafectó del servicio a varias turbinas por mantenimiento, y se generó poca energía, el embalse aumentó unos 3 metros su nivel con agua de deshielo de la cordillera. Este cachetazo helado, inundó pesqueros, y desacomodó completamente a los peces, que se inactivaron en las capas más profundas. Por momento la ecosonda nos volvía loco con sus pips, pero a pesar de la abundancia, hubo que trabajar mucho para lograr los piques. Un verdadera lástima, pero un hecho posible y a tener en cuenta, cuando se habla de embalses con cotas y erogaciones muy dinámicas.

El Ramos Mexía está poblado por 4 especies deportivas. En orden de factibilidad de captura, de mayor e menor, encontramos percas, truchas arco iris, pejerreyes y truchas marrones. Los métodos de pesca varían notablemente, porque este embalse posee una gran variabilidad en su estructura de costa. En zonas de paredones, como el caso de Los Gigantes, la pesca se hace obligadamente de embarcado. Moviéndonos con un motor eléctrico, con la deriva del viento, o un motor de 4 tiempos a velocidad minima, el timonel cubre las costas a paso de hombre. Y los pescadores lanzan sus engaños contra la costa, cubriendo largas extensiones en poco tiempo.

pesca-en-el-chocon1

En zonas bajas se puede bajar a vadear, siendo los puntos neurálgicos puntillas de piedra que concentran las líneas de natación de percas y arco iris.  

El Chocón posee una población realmente abundante de percas, en portes que oscilan entre 1 y 3 kg. Y estos peces despreciados por muchos deportistas, resultan un excelente divertimento con equipos de spinning ultraliviano. Usando cañas de 2 a 6 libras, nylon 0,20 mm, y cucharas voladoras (tipo Aglia o Black Fury) en Nº 3, los piques vinieron sin dudar. Un detalle de importancia es quitar el triple, y reemplazarlo por un simple de alambre fino tipo Chinu. Con ellos se gana en clavada y se lastima mucho menos a los peces. 

Las arco iris (en pesos de 1 a 2,5 kg) lucen plateadas y sumamente musculosas. Como tienen la costumbre de patrullar pegadas a la cosa, desde pequeñas barrancas y con aguas calmas que permitan verlas mejor, la forma más divertida es pescarlas a pez visto, con línea de flote y grandes ninfones con patas de goma. A ello se le agrega la pesca clásica a ciegas con shootings y streamers, desde puntas o veriles profundos.

pesca-en-el-chocon4

Los pejerreyes tienen sus bemoles y seducen a muchos especialistas, como el caso de Gabriel y su esposa Liliana. La clave es ubicarlos, y para ello lo mejor es buscar en bahías protegidas en momentos de calma chicha. Si se los detecta comiendo en superficie, generando delicados rises como gotas de lluvia, tomará muy bien pequeñas ninfas del tipo Pheasant Tail o Prince entre Nº 16 y 12 trabajadas con tirones cortos, pero eléctricos. 

Si de marrones trofeo se trata, lo mejor es pescar de embarcado en las áreas más profundas del lago, al filo de los paredones. No son una captura fácil, pero de prenderse resultan inolvidables. El promedio de peso roza los 3 kg, y con frecuencia salen ejemplares de más de 5 kilos.   

Equipamiento

Si nuestra idea es divertirnos a rabiar con arco iris medianas y gruesas percas, y contamos con la ventaja de una embarcación y poco viento, los equipos de spinning ultraliviano (como los descriptos anteriormente) son lo ideal. Y si pica una marrón, con paciencia y buena muñeca saldrá sin problemas.

pesca-en-el-chocon3

Pero si pescamos de costa, buscamos peces trofeo o hay viento, el equipo tiene que ser más contundente. En este caso cañas de 2,7 a 2,4 m, de entre 12 y 17 libras, con frontales cargados con nylon 0,25 mm son lo ideal. Para lograr distancia las cucharas ondulantes tipo Castmaster (con forma de rodaja de salamín cortada en chanfle) son ideales. Un engaño muy aerodinámico, que permite trabajar en diferentes niveles de profundidad, y que con mucho stiqueo resulta una gran imitación de un pececillo.

Si se trata de pesca con mosca lo ideal es llevar dos equipos. Un equipo líviano Nº 5 y línea de flote será el más adecuado para pescar pejerreyes patagónicos o truchas arco iris con línea de flote, pescando a pez visto sobre las costas del lago. Para cubrir más agua un shooting intermedio transparente, es lo ideal para pescar con streamers desde veriles de poca pendiente como el caso de Las Islas.

pesca-en-el-chocon6

Con viento, o buscando grandes truchas en zonas profundas, nada mejor que un equipo Nº 7 u 8, con shootings de hundimiento entre Nº V y VII, con suculentos streamers. Las sempiternas rabbits olivas o imitaciones de pejerrey en largos de 8 a 12 cm, son el ticket ganador.

Ya lo saben, este ámbito muy poco promocionado los espera con una interesante oferta de pesca, y el bonus track de muy buenas marrones. Más cerca que otros destinos trucheros, y con la posibilidad de mosquear cuando otros ambientes están reglamentariamente cerrados. Hasta la próxima…

Para más información sobre este ámbito ingresar a www.aguaspatagonicas.com

Servicios: (característica 0299)

servicios

  • Centro de Pesca: artículos de pesca y camping. Guiadas en el embalse Exequiel Ramos Mexía. Dir. Manuel Lainez 365, Neuquén. Tel.: 442-6786. www.centrodepescanqn.com
  • Dirección Municipal de Turismo Villa el Chocón: Dirección: Acceso a la Villa, Ruta Nº 237. Tel: 156 337761. E-mail: turismochocon@gmail.com. Web site: www.chocon.gov.ar
  • Posada “Tierra de Gigantes”, Villa el Chocon : casa de campo, hospedaje y comida. Ruta 237 Km. 1297, Tel. 155020843 y 154089832.

Desde este espacio agradecemos especialmente a Gabriel Distilo (y familia) y a Centro de Pesca (Diego, Santiago y Teobaldo Rodriguez) para la realización de esta nota. Fueron unos excelentes anfitriones y en breve nos estamos reencontrando.