Tarpon Gigante con Mosca en Holbox (México)

agosto 11, 2010 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

tarpon-holbox8

Por Mariano Vaquero:

Mucho había preparado esta salida. Meses de averiguar, investigar y saber cómo sería poder enganchar una bestia de esas. Lugares, precios, acomodaciones, trabajo, familia., etc.
Al final lo hice solo. Me fui 5 días a la Isla de Holbox. Contacté y contraté todo por separado (guía, alojamiento, traslados, ferrys, taxi, etc.). Allí no hay lodge ni operaciones que te armen el combo.

Holbox es una isla que ubicada en el Golfo de México, kilómetros al Norte de Cancún. Famosa por tener el tiburón ballena al que miles de turistas van a ver. Para los mosqueros por la posibilidad de pescar un sábalo grande o big tarpon (BT).
La isla es pequeña. 42 km. de largo por solo 2 o 3 de ancho. Está a unas pocas millas del Continente. Arenas blancas, plataforma caribeña de playas de poca pendiente y aguas turquesa y más azuladas mar adentro.
Allí no hay vehículos, se mueven en carritos de Golf. No hay Bancos, ni edificios. Son solo unas 10 manzanas y varios hotelitos en las playas. Solo se dedican al turismo y algo de pesca comercial.

En cuanto a la pesca deportiva, solo se busca allí el big tarpon. No hay bonefish ni permit.
No se pesca en bajos (“flat”). Es pesca en mar abierto, a varias millas de la costa. La hondura es de entre 10 y 15 metros. No hay reparo del viento. Se forman olas grandes que asustan y las tormentas repentinas pueden jugar una mala pasada e incluso impiden salir, o tener que volver a la hora de salir dejándonos sin pesca.

tarpon-holbox4

Mi guía (o “head gudie”) era el Ruso (Mr. Sandflea). Le dediqué 4 días al Big y uno me la jugué y fuimos a buscar un permit (se perdía medio día de pesca en viaje). Cada día salí con un guía distinto. Incluso con el cuñado del Ruso, un muchachón de 22 años que hacía sus primeras armas. Pero bueno, no me iba a poner quisquilloso.
Se pesca de 6 a 13/14 hr, pero muchas veces se vuelve antes por el clima, porque no se los ve, etc. No hay casi otros lugares para ir o para pescar “alternativas”, además que luego de saber de esas bestias a nadie le da ganas de ir a por otras especies.

De los 4 días que salí a pescar Big Tarpon la mitad hubo vientos y lluvias que nos hacían refugiar en la costa a la espera que pase.
La mejor hora era la del amanecer. Si entre las 6 y las 9 de la mañana no viste alguno, era casi día perdido. En esos 4 días pude clavar 5 y pescar (subir al bote) 3, además de algunos baby.
Un promedio muy bueno según lo que me decía Mr. Sandflea. Es más, dijo que para ser mi primera vez era de los mejores, que tenía mucha suerte.

Por qué fui

Mi intención era pescar -al menos pinchar- una de esas bestias plateadas. Quería sentir esa adrenalina, esa potencia, esa fuerza. Pelear de igual a igual un pescado que pesa y mide casi como uno. Seguirlo por el mar: “cazarlo” más que pescarlo.
Ese pez que aunque quieras traerlo (el primero deseas la tan ansiada foto!) a un “novato” como yo le demande entre 1 hora y 1 h ´40 poder “vencerlo”.
Primero hay que verlos “rolar”. Se sale a mar abierto, hasta puntos que ya tienen marcados (GPS) por donde pueden andar los cardúmenes.
Una vez detectado uno se lo sigue con la lancha; se lo trata de rodear y “adivinar” para ponerse a tiro frente a ellos. Aclaremos algo del “roleo” de estos peces (al menos de esta zona). Yo pensaba que venían como delfines del Discovery (es cierto), con una dirección definida siempre (no es cierto) y que los que uno ve “rolear” son siempre los mismos (no es cierto).
Ellos rolan, es decir, nadan cerca de la superficie sacando cabeza, cuerpo y cola (en ese orden) y luego se hunden. Al toque aparecen otros iguales, pero no son los mismo que vimos, sino algunos de ese mismo cardúmen que estaban en el fondo y suben a “rolar”.

tarpon-holbox6
La sensación vista de superficie desde el bote es que son siempre los mismos pero no es así. Rolan, se van a fondo (o bajo la superficie) nadan por allí abajo y vuelven a subir.
A veces rolan por largo tiempo. A veces rolan solo unos segundos. A veces son 10 tarpones, a veces 100 (nunca vi tantos). A veces se los ve rolar una vez en día, a veces 10, o a veces ninguna (y aquí casi nula posibilidad de pesca, casi no hacen pesca “a ciegas”)..
Cuando se los cruza con la lancha y se los ve venir rolando y están a distancia de tiro (15/20 m), se lanza casi encima de ellos.
Se deja hundir un poco la mosca y hay que comenzar a stripear. Luego, a esperar el pique. Y listo…!
¿Parece una pavada, no?. Nada de eso!. Es lo más complicado que vi!.
Muchas especies del SW merecen su cacería, en especial el bonefish y el permit.
Pero ésta de la que les hablo es una mezcla de la sutileza de caza que necesitan aquellas (seguir sin espantar) con algo de la que se hace con los túnidos o el marlín (seguirlos a motor en medio del mar).
Uno va con la caña Nº 12 agarrada, la línea suelta por el bote (pisándola con los pies para que no se vuele), agachado en cuclillas en proa mirándolos. Se va saltando entre ola y ola. La espuma salada te salpica y te empaña el anteojo.

tarpon-holbox5
Te golpeas con el fondo del casco del bote, que sube y baja como un zamba.
El guía sigue paralelo al cardúmen a distancia de unos 100 m. con motor a baja velocidad. No es raro que otro bote que también los detectó (o te vio y se copió) esté en la misma que nosotros, justo en frente, quedando el cardúmen de tarpones en un “sandwinch” entre bote y bote. Todos andando en la misma dirección (peces y pescadores).
Luego se “adivina” por donde se supone que pasaran y se los “encierra”, como cruzándolos enfrente, a unos 100/150metros de donde ellos vienen “rolando”.
Allí se apaga el motor y el pescador se sube a la punta del bote, a la plataforma de casteo. Allí te quiero ver!.
Cuando hay olas es difícil hacer equilibrio aún en cuclillas y sin caña. Imagínense con la caña 12, casteando una línea de 500 grains y con esas bestias que vienen de frente.
El cardume pasa sólo unos segundos por delante de uno. Tenés un tiro a lo sumo con surte dos y sino, “perdiste” tu chance que puede ser la única del día.

Cómo clavar. Saltos y el resto de la pelea. (¡que dura mucho!)

Bueno de este tópico se ha hablado mucho. Hay mucho escrito y no soy quién para dar una respuesta. Sólo diré que de 5 piques de los grandes pude pescar 3, y según decían era muy bueno eso. Mucha suerte tuve.
Solo doy mi parecer aquí y lo que hice.

Lo que hice fue siempre mantener el control de la línea (pese al oleaje porque siempre tuve viento fuerte y esto no es un flat. Aquí las olas te mueven toda la plataforma de tiro).
Apenas sentía que la mosca entraba en la bocota del tarpón (no se este momento, pero se lo “presentís”) daba un “jalón” para atrás apenas arqueando la caña en sentido contrario (sólo hacía trabajar su butt , el resto no sirve).

tarpon-holbox

Es más, a riesgo físico mío, me enroscaba un poco de la línea en mi mano para hacer de este jalón mas fuerte, sino la línea se te patina como manteca.
Enseguida el animal sale corriendo.
Lo aguantaba lo más que podía hasta que sabía que me cortaría el guante o la mano. Enseguida viene el primer salto. ¡Imponente!.
Al verlo por el aire te tiemblan las piernas. Da miedo saber que eso ¡está en tu mosca!.
Encima al saltar es probable que te alcance en altura y lo tengas frente a tus ojos mostrándose imponente. Al caer genera un ruido como el de un hombre adulto tirándose al mar desde una plataforma. Salpica agua en serio.
Apenas cae, se sumerge y lo primero que trata es de no perderse de sus compañeros con los que venía “rolando” tranquilamente. Como diciéndoles “¡no me dejen solo!”.
Ojo: cada tarpón puede hacer cualquier cosa en la pelea. No son “clones de pelea” como, por ejemplo, pasa con los bonefish clásicos.
El reel 12 aún bien ajustado, empezará a girar como loco sacándote 50, 100, 150 o más metros de una sola corrida y sin que nada puedas hacer (incluso al freno ajustado le ponía la mano, pero nada).
Luego la pela se prolonga. Corridas más cortas, más largas, se fondea bajo del bote. Vuelve a saltar.
Pasa de un lado al otro del bote. Para esto es bueno pelearlo desde la proa, para que cuando pasa por debajo del bote, nosotros podamos pasar la caña por delante, por proa, hundiéndola en el mar. Así la línea pasa por debajo del casco (se levanta siempre la pata del motor).

tarpon-holbox3

Algo curioso que no sabía de estos animales. Cada 15/20 minutos de pelea, que son más bien a fondo, sube a la superficie, deja ver su lomo, asoma la bocota por encima justo de la superficie y toma una bocanada de aire (como los sábalos que conocemos acá). Luego de ello vuelve al fondo o corre y la pelea dura 15 minutos más. Luego, nuevamente, repite esa acción. Esto sucedía unas 3 a 5 veces durante la batalla.
Me explicaban que así se oxigenan y vuelven a tomar fuerzas (juro que es así) ya que tienen “vejiga natatoria”. Me resultó desesperante haberlos podido encontrar, seguirlos, pinchar uno, aguantarle sus primeros saltos y corridas (punto crítico para las pérdidas) y que luego de una hora de pelea, cuando pensé que lo vencí, salían, tomaban aire y renovaban sus fuerzas. Y otra vez a pelear.
Uno queda exhausto, agotado. Tiene ganas de tirar la toalla, de cortar el nylon y terminar; pero uno quiere ese pescadote y sigue.

Tarpones “realizados” (capturados).

El primero me demandó una hora de reloj. Peso estimado por el guía de 80/90 lb. (para mi pesaba ¡100 kilos!). Juro que lo quería sacar antes (era mi primer big) pero no podía. Saltó unas veces, corrió como loco.
Me dejó la sensación de esas cosas extraordinarias que nos suceden por primera vez en la vida. ¡Inolvidable!.
Al terminar de pescarlo juro que no quería saber más nada. Ya estaba realizado, y sobretodo agotado emocional y físicamente. Tanto miedo con esto y aquello de que se escapan, tanto temor a cortar, a todo, que lograrlo me puso en marcha para los otros días.

El segundo lo clavé un día que amenazaba tormenta. Debíamos regresar a poco de haber salido. En el camino de vuelta –sin haber visto nada hasta entonces- vimos un grupo “rolando”.
Pese a que se avecinaba tormenta decidimos seguirlos. Lo hicimos y luego de alguna millas de corretearlos, nos posicionados (otro bote estaba enfrente con dos americanos. Ambos tiraríamos; era suerte para él o para mí, ¡o para los dos!.).

tarpon-holbox7

Pasaron. Tiro, stripeo y siento la tomada. Clavo. (al americano no se le dio).
La pelea se extendió por 1 hora 40 minutos. Era bien grandote. El más grande que capturaría.
Lo terminé peleando con una tormenta casi “huracanada”. Creo que ese día, por la tormenta, se habían perdido en el mar dos pescadores comerciales.
Cuando terminé de pelearlo la lluvia había parado, pero en un momento de la tormenta me era imposible estar parado haciendo equilibrio, sino fuera que la caña con el tarpón clavado me servían para hacer de “base” en el equilibrio. Cuando me iba a caer, me agarraba de la caña como si fuera un “pasamanos”.
El guía le calculó 120/130 lb.

El tercero fue similar al primero. Lo gracioso de éste es que cuando lo clavé no corrió mas de 50 m (es poco). Pero cuando lo estaba por terminar de pescar pegó una corrida de 150 m (no saltó allí lejos, por suerte) y eso que íbamos más de una hora de pelea. Demoré al final más de 1h 30 m para sacarlo. Estimado en 90/100 lb.

Un gigante bajo las sardinas

Uno de mis últimos días, luego que en el día sólo habíamos visto rolear a un par sin poder cruzarlos ya que se perdían la roleadas en medio del mar, el guía de turno me dice, como antes de regresar y con ganas de que yo me vaya contento: “tirá bajo del cardumen de sardinas. A veces ellos están ahí”.
Sería pesca a ciegas.

Los grupos de sardinas son enormes. Miles de millones. En el mar se las distingue por varias cosas: son como una mancha obscura en el mar azulado-turquesa que se mueven. Pegan saltitos que hacen como “flasheo” plateado en el agua. Suelen volar pelícanos encima que se zambullen a comerlas.
Pasamos por encima de este cardumen de sardinas, como gareteando. Yo tiraba y recogía y nada.
Ambos estábamos callados en la lancha sabiendo que luego de eso a enrollar y a la costa. No sé porque se me prendió la lamparita y me acordé de los programas de Discovery. Esos donde se ven estos “ojos” de sardinas (grandes como una cancha de fútbol), las aves comiendo, etc.

tarpon-holbox2

Pero lo que recordaba de esos programas es que los depredadores estaban debajo de ellas. Bien abajo.
- “Una pasada más” le digo como pidiéndole un favor. “Bueno, vamos!”, aceptó él.
Tiro lo más lejos posible y en vez de empezar a stripear enseguida dejo hundir bien, muy bien (era una línea de hundimiento extra fast de blue water).
Cuando estaba bien a fondo le di más línea y deje los casi treinta metros afuera y bien abajo. Abajo del cardúmen.
Al segundo stripeo siento que se frena la línea de golpe, como enganche. Pensé que era una “barracuda” pero enseguida me doy cuenta de la fuerza descomunal que se empezaba a sentir en el tirón.
Me le afirmo con alma y vida (enrollando la línea en la mano para clavar) y ahí nomás, casi sin correr, explota el agua del salto que dio.
Salta …… ¡“EL” tarpón de mi vida!.
Volaban las sardinas por el aire y la poca calma que había en el mar se rompió por el estallido que hizo al salir disparado del fondo como un misil.
El guía lo vio y pese a que era muy poco expresivo no se contuvo gritó: ¡ hijaleeee !!! es enorme!. “¡Cuídalo, es de los buenos, de los gigantes!”.
En el salto se vio que era más grande de los que ya había logrado, pero yo no estaba para cálculos de peso. Estaba extasiado. Era como ver emerger el obelisco del mar. El guía metía presión, con algunos comentarios y me dijo que ese plateado rondaba las 150 lb. o tal vez más. Un verdadero monstruo.
Lo pelié media hora. Ya había dado los primeros saltos, esos que son los más difíciles.

tarpon-holbox9

En esa media hora con el guía nos mirábamos contentos. Teníamos cara de “ya está pescado casi”….de “qué pescado mi Dios!”.
El guía estaba más contento que yo, porque era de los más grandes que había sacado (sacaría). Con una hora, hora y media más de trabajo firme y pensionado lo tendríamos.
Pero en la pesca el grande se va. Y esta no fue la excepción.
En medio de la pelea y ya con la línea (no backing) de golpe salió corriendo como loco haciendo girar el Nautilus 12 como si fuera la rueda de una Ferrari en un banco de pruebas. ¡Qué locura!. Si ponía la mano me quemaba el guante de poliéster.
Al final de la corrida (no es lo que me asusta que corra) se empieza a ver que la línea se empieza a “levantar”, es decir, se va despegando del agua en dirección ala bestia: eso significaba que, o iba a “tomar aire” o a “saltar”. Lo primero es más o menos defendible, lo segundo era muy peligroso. Un salto a esa distancia, es muy difícil manejar.

tarpon-holbox1

¿Qué pasó?, ¡Saltó!.
Qué lindo verlo a más de 100 metros sacudirse como un potro de los reservados sacado recién del palenque. Pero con esa acrobacia que jamás olvidaré hizo que se soltara la mosca. Causa decepción tener que enrollar más de 100 m de línea por una pérdida así, pero es así esta pesca-
¡Chau gigante. Qué gusto haberte sacado del fondo!.
Ojalá pueda volver por ti.

Equipos:

  • Caña 12 y reel 12. Línea SA Blue Water de 500 grains. Para el big.
  • Moscas del Big: Blackdeath, atada en Tiemco SP 6/0.
  • Caña 8: para permit y babys.
  • Caña 10: para los que no sean tan Babys y otras variedades (bonito, barracudas grandes, ect.).

Comentarios

9 Respuestas para “Tarpon Gigante con Mosca en Holbox (México)”
  1. Kelmirth dice:

    Que tal Mariano, que bueno que te la pasaste super aquii en Holbox. Soy el chavo de la lanchita del toldo azul (La Maritrus) que te llevamos a pescar. Ya no te vi nomás mi papá, pero aqui te dejo mi correo kelmith_09@hotmail.com
    Un saludo que te la pases bien.

  2. Eduardo dice:

    ¡Qué buen relato! Si bien el SW no me llama, esta nota me ha despertado la curiosidad por este tipo de pesca.

    Mariano, excelente capturas.

  3. Latitud1860 dice:

    Hola Mariano, encontre este relato en Fb y no pude dejar de leerlo de nuevo. Reitero mis felicitaciones por la pesca y por el relato, que es atrapante!
    Saludos.
    Javier.
    Gracias Diego!

  4. sergio toti gomez dice:

    Mamita querida .. es una persona con escamas ese bicho … los que saque en jardines son de juguete al lado de eso.

  5. Lucas Piedrabuena dice:

    Te felicito tremendo sábalo! Quién te guio Eve? Lo conociste? Yo lo conozco, pero no lo puedo ubicar al e-mail que tengo.
    Saludos
    Lucas

  6. Mariano Vaquero dice:

    Kelmirth dice:
    08/11/2010 en 6:15 pm
    Que tal Mariano, que bueno que te la pasaste super aquii en Holbox. Soy el chavo de la lanchita del toldo azul (La Maritrus) que te llevamos a pescar. Ya no te vi nomás mi papá, pero aqui te dejo mi correo kelmith_09@hotmail.com
    Un saludo que te la pases bien.

    Hola Kelmirth!. Gracias. Sí los recuerdo bien. Desinteresadamente me sacaron a pescar la tarde que llegué.
    Así me sacaron un poco la ansiedad. Gracias y qué lindas truchas y meros pescamos.
    Ya volveré. Por email te mandé otras fotos de Uds.
    Un sdo y gracias.

    Eduardo dice:
    08/11/2010 en 6:55 pm
    ¡Qué buen relato! Si bien el SW no me llama, esta nota me ha despertado la curiosidad por este tipo de pesca.

    Mariano, excelente capturas.

    Gracias Eduardo. El Sw a mi no me llamaba hace unos años. Hoy me reclama a griutos!. Lo difícil es que es algo lejos y costoso a veces.

    Latitud1860 dice:
    08/12/2010 en 10:23 am
    Hola Mariano, encontre este relato en Fb y no pude dejar de leerlo de nuevo. Reitero mis felicitaciones por la pesca y por el relato, que es atrapante!
    Saludos.
    Javier.
    Gracias Diego!
    Gracias!

    sergio toti gomez dice:
    08/12/2010 en 10:36 am
    Mamita querida .. es una persona con escamas ese bicho … los que saque en jardines son de juguete al lado de eso.

    Gracias! En JDR, por lo que tengo entendio si bien hay bien grandes, suelen darse los medianos, los que pueden andar entre 20 y 50 lbs.

    Lucas Piedrabuena dice:
    08/12/2010 en 2:38 pm
    Te felicito tremendo sábalo! Quién te guio Eve? Lo conociste? Yo lo conozco, pero no lo puedo ubicar al e-mail que tengo.
    Saludos
    Lucas

    Hola Lucas si tremendo sabalo, auqnue en realidad fueron 3 los que logré (entre 80/130 lbs.)y alguno Baby mas.
    El guía organizador fue el “Ruso”. Es el único allí que trabaja en Fly, con diversas personas casi todos conocidos, parientes o amigos.
    Salí con todos distintos. Un guia era Edgardo, otro el cuñado de el Ruso, una vuelta me sacó el propio “Ruso” y otra uno que le decían “Gayo”.
    Sdos.

  7. Jorge dice:

    Estuve pescando con Tacón Banderas , guía del “Ruso ” en 2006 y 2007.
    Mi experiencia fue idéntica a lo que cuenta Mariano.
    Una cosa es leerlo y otra estar ahí. Como dice él, parado en la proa
    de la lancha , haciendo equilibrio con las olas, con la mosca en la mano,
    pisando la línea de 500 grains (te la regalo para castearla), pero es impresionante. Me habían dicho que no había más sábalos en Holbox.
    El año que viene vuelvo.

  8. Mariano Vaquero dice:

    Hola Jorge,
    Gracias por los comentarios. Vivirlo es aluscinante, como decís. Y no te preocupes, que si hay sábalos todavía allí. Es más, en esta temporada llegaron a “lograr” (subidos al bote) algunos cercanos a las 200 lbs. Unos titanes plateados, dignos de cualquier mosquero que se anime y se la juege. Suerte si vas el año que entra!
    SDos.

  9. sebas dice:

    Hola, como andan?? quisiera conocer cuáles son sus ofertas o recomendaciones de un Hotel Cancún. Es para los meses de enero y febreo, somos dos personas…
    Gracias….