Troutzilla en la Boca del Limay Superior…

junio 28, 2013 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

marron-boca-del-limay
Textos Diego Flores. Fotos Ricardo Picapietra y Diego Flores.

El 25 de abril de 2013 no empezó de la mejor manera. Desde lo físico estaba realmente averiado, contracturado, falto de sueño y con el cuerpo atiborrado de manjares y fluidos de Baco. Lo anímico tampoco acompañaba, tras 5 días de pesca intensa con resultados casi nulos, mi moral era un trapeador de pisos. El Limay Superior venía durísimo,… Y el día anterior, de embarcado, tres cañas en lo mejor del Nahuel Huapi no habíamos tocado una mísera escama. El Vinagre, Millaqueo, derrumbes del Castilla, boca del Tristeza, paredones del Blest e Isla Centinela pasaron estériles, sin pena ni gloria.

Mi avión salía de Bariloche pasado el mediodía y la tentación de dormir hasta tarde me doblaba los huesos. Sin embargo el fuego sagrado pudo más, y arreglamos con Ricardo Picapietra un último amanecer heróico en la Boca del Limay.

Mi cabeza se pegó a la almohada a las 2,30 a.m, y un instinto indecible me despertó antes que sonara el despertador a las 5,45. Desayuné, cambié el amnesia, rehice el leader con nudos frescos y elegí cuidadosamente la mosca, que guardé en la misma funda del reel. Ya en el vehículo, cubrimos 22 kilómetros con un Nahuel Huapi planchado, bajo un plenilunio que iluminaba el paisaje con un resplandor marfil sobrenatural.

Con una helada sobre los hombros, y el Limay envuelto en bruma, decidimos entrar a la barda por Río Negro, el lado preferido del Pica. Mi condición de visitante hizo que el Ricardo me cediera el hot spot de la “piedra partida”. Desde aquí se tira aguas arriba hacia el lago en diferentes ángulos, cubriendo la aceleración de agua o chupón. Es fundamental que la línea caiga estirada, así la mosca pesca desde que toca el agua. En lo personal prefiero castear 2 o 3 m menos, pero que en todos los tiros el amnesia golpeé el reel estirando el leader y la línea (los bollos no pescan). Luego se stripea a la velocidad de la corriente, con una ligera tensión controlada, derivando la mosca como una ninfa. Los piques se anuncian como una desaceleración o un enganche.

boca-limay-niebla

La Barda es una estructura de baja profundidad, por ello siempre la pesqué con un shooting II, a lo sumo III, y mosca liviana. Y ni hablar con el poco caudal, del cierre de esta temporada. Pero el Pica me hizo cambiar, planteándome una estrategia completamente desconocida “no están tomando arriba, metele un fast IV o V y mosca lastrada. Pescá adentro y profundo, y en la mitad del tiro levantá rápido para no perder la mosca o el shooting”.

Seguí sus consejos al dedillo. Tras unos 10 tiros y una corta lucha, devolví a las aguas una bella marrón plateada de 2,5 kg. Luego del turno del Pica (que enganchó la mosca), inicié una nueva pasada, que terminó en otra hembra muy similar de unos 2 kg. Entra nuevamente el Pica, y en la tomada, le corta algo que no vimos.  Lleno de autoconfianza fui por la tercera…, y se prendió!!!

En pleno chupón, un pique tipo “vaca del juramento” y dos cabezazos tremendos, iniciaron un combate épico. En la primera corrida, paralela a la barda, voló todo el amnesia y 20 m de backing con el freno a casi a tope. Por el ángulo y la dirección de la línea, debe haber llegado hasta los pies de los pescadores de la costa neuquina. Asustada corrió profundo hacia el lago, donde saltó dos veces en la penumbra con mucho ruido. Allí, como haciendole Reiki, la fui conduciendo suavemente por el lago. Pero pasar el corte de la barda, y quedar en el agua muerta no le gustó nada. Otra vez se puso en el centro del chupón,  y empezó a amagar con mandarse al río. El Pica parafraseó – es grosa, si corre para abajo dejala ir-  Segundos después, encaró como un tren por el tobogán de agua.

Si analizan la barda ríonegrina, es posible ver que hay varias mordidas tipo eddie feliz, (cóncavo) y un solo eddie furioso (convexo) que recircula agua como un lavaropas. La muy ladina, en una actitud sumamente inteligente, aprovechó el hidráulico del eddie furioso, y se clavó al fondo como una torre petrolera. Imposible moverla!!!!

trucha-marron-9-kg

Con mucha paciencia y una dura pulseada, torciéndole la trompa con la caña baja, la puede meter en el agua calma del remanso. Nuevamente no le gusto nada, cruzó al medio, y con sonoros- grrrrr,…. grrrr…., me fue sacando amnesia de a un metro. Ganó la cuerda del volcadero, dio la vuelta y salió nadando para abajo como el Crucero del Norte.   Allí  la tuve que correr unos 150 m hasta a la altura de los Álamos, con el Pica agarrándome de la capucha para no patinarme entre las piedras.

Puse todos mis esfuerzos en meterla en una mordida de la costa, donde la corriente se remansaba. Si seguía aguas abajo, y llegaba a las piedras grandes cercanas al puente, era corte casi asegurado. El peso era tal, que por momentos dudábamos que estuviera amatambrada o robada…. No había forma de entrar el shooting a la caña!!!

Pero no, era puro barrilete, una conducta típica de los machos grandes que así multiplican su fuerza en la corriente. Tras 15 minutos extremadamente duros, el Pica pudo tomarla de la cola y tras las fotos la liberamos al agua. Se trataba de un macho enorme, picudo e increíblemente bello, al que le calculamos entre 8,5 y 9 kg. Definitivamente se trataba de la marrón de agua dulce (potadroma) más grande de mi vida, y como dijo el Pica “dudo que vuelvas a sacar otra como esta“….

Hay pescadores locales que por esfuerzo y trayectoria se la merecen más que yo, pero no me quejo de mi suerte, ¡más bien la agradezco! Por último le dedico este pez al Pica, sin sus enseñanzas, consejos, apoyo psicológico y el landeado, sacarlo hubiera sido imposible. Y también a los amigos del Club de Caza y Pesca Nahuel Huapi, de cuya coberturta al “Cuarto Limay Clásico“, se derivó esta inolvidable captura.

Y por último al glorioso Limay, un río que normalmente te denigra, pero cuando paga, paga como ninguno….

Algunas reflecciones finales…

boca-limay

No me considero un pescador de truchas trofeo, que va al río soñando todos los día con un récord. En el Limay Superior, mi objetivo siempre fue divertirme con las migratorias normales de 2,5 a 4 kg. Y una de cuatro y medio, o 5 y chirolas, era motivo de grandes festejos.  Haber siempre encarado esta pesca con equipos entre Nº 4 y 6, así lo demuestra.  Como anécdota, y con la regularidad de una por década, tuve contacto con marrones que estimo entre 6 y 7 kg; una en la Barda del lado neuquino y otra en la Lonja. Ambas se desprendieron del anzuelo, en distintos momentos de la pelea.

Este ejemplar me demostró que hay una diferencia tremeda entre un pez de 5 y uno de 10 kg. Y lo mismo se extiende a una trucha de 20 libras en el Limay, con respecto a una de 20 libras en el Río Grande. Me tocó pescar importantes sea trout con equipos Nº 6, y ni por asomo lucharon como este pez. Seguramente, la morfología de los ríos tiene mucho que ver.

Aún no entiendo porque subí ese día a la Barda con un equipo (a mi gusto) tan contundente ¿Simple sentido común, o un deja-vu de lo que podría venir? Pero estoy seguro que con amnesia de 15 lb,  tippet 0X o con un anzuelo truchero tradicional (tipo 9672) no hubiera salido. Algo se rompía seguro!!!

Si ese pez hubiera picado en el Molino, habría sido muy dificil para evitar el corte entre los pilotes. Tuve muchísima suerte, y ahora entiendo a pescadores como el Tano Baronne, Tito Marín o el mismo Pica, cuando me contaban como les explotaban un 0,30 o 0,35 mm, con los corchos del mango rechinando, evitando una corrida bajo el puente. No eran fábulas, y sepan aceptar mis disculpas. Ahora caigo en la cuenta que no exageraban ni un poquito…

Equipo Utilizado

equipo

Caña de una mano Opti Coast Nº 6 (9,3 pies) y reel Loop Evotec 5/6. Como línea la cabeza de una Teeny 200 cortada y running de nylon de 25 lb. El leader de casi 3 m, seguía la siguiente proporción: 35 % de 0,40 mm, 35% de 0,35 mm y 30 % de tippet 0,31 mm Super Raiglon. Mosca Strip Leech negra y violeta de 9 cm, con ojos de bronce, agallas naranjas, y cristal flash UV (siempre es bueno ponerle algo de violeta a la moscas, es el color de la transmutación). Lazo de multifilamento Power Pro de 40 lb. y anzuelo Sasame Chinu Nº 1.

Para más información sobre el río Limay Superior, recomendamos ingresar a www.aguaspatagonicas.com

Comentarios

13 Respuestas para “Troutzilla en la Boca del Limay Superior…”
  1. John John Reynal dice:

    Diego, muy buen relato, emocionante.
    La verdad te felicito, un fuerte abrazo.

    John John

  2. Guille dice:

    Que buen relato, que buena captura, cuanta mistica que tiene la pesca sin dudas se ve muy bien reflejada en la nota. Que te haya tocado a vos, no es suerte Diego es mistica!

  3. Tito Marín dice:

    Diego, quiero felicitarte por el relato, realmente es increible como plasmas con palabras, todas esas cosas que sentimos los pescadores que hemos pisado esa hermosa barda. Del monstruo que sacaste, solo felicitarte, las cosas no se dan solo por la suerte….
    Un fuerte abrazo
    Tito

  4. Eugenio Fioriti dice:

    Fish of a lifetime! Pero lo mejor de todo es tu generoso relato, que se agradece sobremanera.
    Te pregunto por un yeite, si me perdonás el atrevimiento: ¿cómo hacés para castear lejos con una mosca así de pesada? ¿Qué tanto te permite cerrar el loop un “coso” de esos, para tirar los no se cuántos metros que hace falta para pescar ese lugar?
    Saludo!

  5. mariano dice:

    Impresionante pez & captura. El haberla logrado de vadeo y en un lugar mítico además, hizo que tenga ese sabor épico.
    La trucha esa se merecía un pescador así.
    Felicitaciones!.
    Sdos.

  6. Daniel dice:

    Chutin , lider de 3 mts y mosca lastrada ……..? cuanto me queda por aprender

  7. Alejandro dice:

    Diego, impresiona el tamaño y la belleza de ese pez que sobradamente puede ser el pez de tu vida y el que todo pescador sueña con alcanzar algún día.
    Te ha tocado a vos pero no por suerte sino por merecimiento porque has sabido sobrellevarte, gracias a tu tenacidad e inteligencia, cual el mismismo “Ulises” en esta autentica “Odisea” que has vivido en la boca del Limay.
    Mi agradecimiento por este gran relato y mis felicitaciones por esta “enorme” captura!
    Abrazo

  8. Pablo Gonzalez dice:

    Muy bueno Diego , felicitaciones. Excelente relato y como siempre digo, cuando me pongo a leer, busco en la lectura que algo me quede, y con vos siempre es asi.
    No me canso de leerte.
    Abrazo querido

  9. Impresionante Diego . Felicitaciones por la captura y por el relato.
    Sacar ese monstruo con caña 6 me encantó . Tu descripción desde tu estado de animo inicial hasta las reflexiones finales son un lujo y una enorme enseñanza. Muchas gracias por compartir este logro.

  10. Tremendo macho, excelente relato.

  11. Gabriel Dioverti. dice:

    Felicitaciones Diego.
    Pescar el Limay superior desde la misma barda y continuando ”hacia abajo” es espectacular, y como dice Diego, ese rio de “deja como negro” o te premia a lo grande.
    Pero lo que es muy cierto es que al Limay, una cosa es pescarlo y otra muy distinta es “saber pescarlo”, a las claras esta el relato y la trucha.
    Felicidades.

  12. Roberto Guerineau dice:

    Diego que buena captura y el relato no tiene desperdicio , muchas gracias por compartir esto con todos los que amamos esta actividad. Abrazo grande, Benny Guerineau.

  13. Eduardo dice:

    Creo que la he leído como tres veces seguidas a esta nota, me pareció genial. Esta muy bien relatada y la historia en sí es fantástica.

    Abrazo.