Truchas del Río Gallegos (Parte II)

julio 8, 2009 por  
Archivado en Fly Fishing, Notas de Pesca y Videos, Pesca

truchas rio gallegos

Texto y fotos Raúl Sommariva:

El extenso recorrido de aquellos grupos de salmones que ingresaban en los inicios de las temporadas, mermaron y cambiaron en varios aspectos (específicos y funcionales) como: cantidad, longevidad, tamaño, velocidad y distancia. Su porte y peso fijaba el almacenamiento de los recursos acumulados durante las estaciones de permanencia en el mar. Su color plateado de brillo intenso eran señales de haber migrado de “un saque” más de 180 km, de nado en solo 4 a 6 días. En aquel entonces, capturarlos en diciembre hasta en los ríos Rubens y Penitente con líneas hundimiento de alta densidad era lo normal. Tremendas truchas de cabezas grandes mostraban fortaleza y años de edad. El caudal y las condiciones adecuadas del agua  les permitían migrar a gran velocidad,  una extensa distancia desde el océano a su lugar de nacimiento, atravesando la extensión de todo el río Gallegos.

truchas rio gallegos

Finalizada la etapa del desove, su sensor corporal (aleta adiposa) capta señales de un cercano cambio ambiental, el organismo evalúa la proximidad de congelamiento del líquido dulce; es entonces que con la tonalidad de trucha marrón (como la que mantuvo de juvenil residente, en sus dos primeros años de vida), abandona el río dejándose llevar aguas abajo hacia el Océano Atlántico.

Probablemente esta situación de congelamiento del agua las ha hecho procesar una adaptación secundaria de residentes a anádromas, en búsqueda de alimentos en el mar. El almacenamiento en este estadio (de abundante comida), le permite no solo aumentar su tamaño (desde mediados de otoño a principio de primavera),  sino también  acumular energía y fortaleza para una próxima fas nupcial, en agua dulce.

Estos movimientos de traslados “irrupciones poblacionales” (no todas los individuos de trucha marrón  entran al mar) se generan por el letargo que les produce mantenerse en un medio helado, orden de  “volverse inactivos” por la bajas temperaturas y la tenue luz del día.

DSC00761

Las truchas que permanecen durante todo el año (residentes) afrontan con crudeza el ambiente físico del invierno, hibernan. Esta condición del río que desencadena letargo, les produce una serie de cambios fisiológicos: las prepara para una interrupción completa de la actividad. Su cuerpo se embarduna de una mucosidad blancuzca que actúa como anticongelante (la sangre y los tejidos no se congelan por la acumulación de glicerol y glicoproteínas, bajan el punto de congelamiento de los líquidos corporales), se deshidratan, pierden peso. Solo soportan las bajas temperaturas, sin comer,  por el almacenamiento de grasas que les produjo la alimentación obtenida durante el resto de las otras estaciones.

En las últimas 8 temporadas pude registrar el arribo de grupos a  fines de marzo y mediados de abril. El bajo caudal, el achique de horas de luz y el inicio diligente de la baja temperatura del agua, han hecho una regla de reacción y un cambio en la historia de vida de estas truchas plateadas de mar.

Quizás a raíz de la evolución por su supervivencia,  la permanencia y desove,  hoy es más frecuente entre los 60 a 90 km del desemboque del río (Paso del Medio / Buitreras).

Este acomodo y reconocimiento responden a condiciones físicas de percepción del ambiente (fondos pedregosos, oxigenación, sombra, vegetación, rápidos, curvas, meandros, etc.) componentes con los cuales su vida se relaciona con la proximidad de refugio, profundidad, pendiente, composición del lecho, etc., propiedades necesarias para su madurez, reproducción  y  fecundidad.

truchas del rio gallegos

Espero que, este breve enfoque sirva para reflexionar y conservar los escasos y reducidos espacios que albergan y mantienen “hasta hoy” a las truchas del río Gallegos.

A pesar del mal trato sufrido sigue siendo uno de los ríos más importantes del mundo, sobre todo para aquel deportista que se anime a desafiarlas.

Para leer la primera parte ingresar en: Truchas del Río Gallegos (Parte I)

Raúl Sommariva: raul.sommariva@speedy.com.ar

Río Gallegos – Provincia de Santa Cruz – Patagonia Austral Argentina.

Comentarios

7 Respuestas para “Truchas del Río Gallegos (Parte II)”
  1. mariano valori dice:

    Como siempre, me gusta la pesca!
    La pesca te enseña muchas cosas, por ejemplo: “La cocientización”
    Te ayuda a concientizar, es decir, a pensar en los actos que cometes en
    todo nuestro ecocistema y uno de nuestros ecosistemas es el agua.
    Hay personas que no saben y tiran desechos que pueden hacerle un mal daño a los seres acuaticos de los rios, lagos o mares; y tambien al agua misma.
    Por eso tenemos que ser RESPONSABLES y RAZONABLES en nuestros actos y saber que en los rios, lagos o mares hay seres vivos; esos seres vivos son los alimentos que consumimos, por eso, tenemos que ayudarlos.
    Este concepto les sirve tanto a mi como a otros porque es nuestro deber enseñarles a las personas a abrir los ojos y que aprecien las especies que hay en el ecosistema acuático y se llaman peces.

    Mariano Valori/ 13 años/ Resistencia-Chaco

  2. Tito Corneli dice:

    Grande Raúl,como siempre un luchador, preservando el medio.
    Como decia Mel las truchas que liberamos hoy, serán las que pesquen nuestros nietos.
    Tito (La Plata)

  3. Horacio dice:

    Gracias Raúl por contarnos el estado de situación con lujos de detalles y hacernos vivir ese deporte que nos apasiona. Un enorme abrazo Horacio Peralta, tu amigo desde Paso de la Patria (Corrientes).

  4. Diego Herrera dice:

    Raúl, desde la ciudad de La Plata puedo decirte que nosotros a la distancia no logramos detenernos a pensar en estas cosas tan lejanas a nuestra realidad.
    La velocidad de la vida cotidiana y el ritmo frenético de la ciudad, son las mejores herramientas con la que cuentan quienes tienen la posibilidad de modificar el rumbo de los cambios ambientales y no lo hacen, a favor de sus “ganancia”, que mas adelante seguramente serán derrotas; porque todos sabemos que en un futuro muy próximos, de continuar con esta perspectiva, nada será igual, y lo mágico de la naturaleza tampoco.
    La descripción que has hecho confirma que el principal objetivo de los seres vivos, es la supervivencia… muy a pesar del hombre que día a día pierde la claridad del suyo.

  5. Patricia Garcìa dice:

    Raùl, siempre es un placer para mi leer tus notas… y comentarlas por supuesto! Este es un tema verdaderamente importante a tener en cuenta para todas las poersonas que habitamos esta tierra. Tomando esto que explicàs como base de debate se abren caminos infinitos a tratar, estudiar y fundamentalmente “comprender”. Esto no es solo para quien le interesa la pesca sino para los interesados tambien en la calidad de vida, la calidad humana,para todos los que necesitamos del agua para vivir, sobrevivir y al paso que vamos te dirìa “subsistir”… (fuerte me parece)
    Te has convertido en un abanderado de un asunto que nos incumbe a todos ¡que destacable eso Raúl! Gracias al esfuerzo tuyo y de muchos “que aùn son pocos” vamos a concientizar pasito a pasito a pesar del deseo apresurado del logro inmediato, a gran parte de la humanidad aunque eso represente una, dos, o mil personas… los que sean serà positivo porque cada uno que tome conciencia que esto es asunto de todos, ese, darà ejemplo al menos a uno mas… y asì sigue la cadena…
    Que increibles esos peces! Es un mundo tan claro el de ellos que se torna tan deseable! Imagio el lado de la tierra donde vivimos los humanos tan claro como el lado de la tierra donde viven esos peces…
    Un abrazo.
    Patricia Garcìa
    martillera@yahoo.com.ar
    NQN Patagonia Argentina.

  6. Tuna Labarta dice:

    Raúl:
    Puedo asegurar que lo tuyo tiene más de aporte científico, que lo que aportan muchos con títulos y sobre todo que son funcionarios y tienen la resposabilidad de preservar!
    Gracias por el aporte y compartirlo, buena pesca.

  7. Javier Valori dice:

    Gracias Raúl porque al leer tus notas tengo la sensación de estar viviendo tus comentarios y tu preocupaciòn permanente por cuidar y mantener esta hermosa armonía entre los peces, el río, el deporte, el hombre, en los pequeños paraisos que son los meandros y curvas del Río Gallegos, por las que alguna vez me llevaste y revivo en las fotos de las notas.
    Cuando uno luego está lejos como hoy, (más cerca del Dorado de Paso de la Patria de Horacio), en el otro extremo del país, se extraña y entiende mejor la importancia de preservar ese tesoro que son las truchas del Río Gallegos.
    Un fuerte abrazo de toda al Flia Valori.